Sep 26, 2022 | Deportes

Cruzeiro ascendió a Primera después de tres temporadas

Tras un periodo que se hizo largo para sus hinchas y de la mano de Ronaldo, uno de los gigantes del fútbol brasileño volvió a la máxima categoría de su país.
Uno de los momentos de los jugadores, junto a la mascota, en pleno festejo tras conseguir el tan anhelado ascenso al Brasileirao. Crédito: Club Cruzeiro.

El fútbol está lleno de alegrías y tristezas, cuyas últimas se vinculan con la pérdida de un título o incluso la categoría. A lo largo del mundo muchos equipos importantes han sufrido el famoso y temible descenso, pero cuando vuelven se convierten en noticia en todos lados. Cruzeiro de Brasil logró el ascenso a la máxima categoría luego de tres años y de la mano de su dueño, Ronaldo Nazário de Lima. Ahora le espera un arduo camino de reconstrucción en la Serie A.

El conjunto de Belo Horizonte goleó 3-0 a Vasco Da Gama de local y obtuvo así el pasaje al Brasileirao para la temporada 2023. Además de la recompensa deportiva, otro detalle de su gran campaña es que logró el objetivo con siete fechas de anticipación. Es así que el dos veces campeón de la Copa Libertadores  acumuló 68 puntos de los 93 posibles. Incluso amontonó una diferencia de 15 unidades para con su perseguidor inmediato, Gremio de Porto Alegre.

Los aficionados ahora pueden festejar que volvieron al lugar que nunca debieron dejar tras presenciar en 2019 como se consumía su primer descenso de la historia. Por otro lado, durante esas tres temporadas en la segunda división el club atravesó una importante crisis económica y financiera que lo dejaron con la soga al cuello. En 2020 y 2021 estuvo varias veces en plena pelea para evitar caer en la tercera división pero pudo combatir hasta el último aliento para resurgir.


Para la próxima campaña tendrá una complicada realidad financiera, pero en lo deportivo sabe que las cosas mejorarán. En cuanto al torneo brasileño de segunda división, aún queda mucho por jugarse y hay varios equipos con la mira puesta en la posibilidad de llegar a la Serie A. Tanto Gremio, Bahía, el propio Vasco, Londrina y Sport Recife, son los que pelean por los otros tres cupos de ascenso a la élite del fútbol brasileño.

Ronaldo y sus sensaciones

El “Fenómeno” no dudó en reflejar su emoción tras el pitazo final y sacarse de encima la angustia de ver su institución donde no debía estar. Es su primer gran “triunfo” como dueño del club “celeste” tras adquirir el 90% de las acciones el pasado abril. En aquél momento prometió una inversión que puede llegar a unos 77 millones de dólares para la próxima temporada. “Nos preparamos y trabajamos mucho para merecer esto”, confesó Ronaldo tras el partido.

Sobre la misma línea añadió: “Esta noche fue muy especial, felicitaciones para los jugadores, para el cuerpo técnico, todo el equipo y principalmente a los hinchas”. Por otro lado, el también dueño del Real Valladolid español sostuvo que “ellos sufrieron más de tres años y mira ahora, ja”. Incluso explicó: “Agradecido a todos por la confianza, ahora comenzaremos a pensar en lo que viene”.

“Vamos a compensar la falta de dinero con nuestro sacrificio, esfuerzo y talento”, expresó el ex goleador sobre la actualidad monetaria del club y la diferencia entre ambas categorías. Aún quedan siete jornadas para que finalice la temporada de la Serie B y los lugares restantes prometen dar pelea entre varios equipos importantes. Pero todo Brasil sabe ya que “La Bestia Negra” volverá a pisar fuerte en el Brasileirao a partir de la próxima temporada.

El padre de la criatura, Ronaldo Nazário, pudo conseguir que el “celese” vuelva a Primera luego de tras largos años. Ahora deberá afrontar la realidad financiera que los acechará durante el 2023. Crédito: Club Cruzeiro.

El temor del descenso

La historia del fútbol es cambiante para muchos equipos importantes de las mejores ligas del mundo. Sin ir más lejos, hace casi un año Gremio de Brasil descendía a la segunda división luego de una inolvidable campaña y mal funcionamiento. En el equipo de Porto Alegre, campeón de la Copa Libertadores en 2017, tres técnicos tomaron las riendas para conseguir el milagro pero no pudieron lograrlo.

A inicios del 2021 el Vasco da Gama, otro club histórico de Brasil, perdió la categoría por cuarta vez. Ahora le quedan siete jornadas antes del cierre del torneo y está en plena pelea por uno de los cupos restantes. En la misma temporada también descendió Botafogo pero un año después pudo retornar a la máxima categoría del fútbol brasileño.

Otro equipo grande que vio como el descenso lo consumía fue  Palmeiras en 2002, aunque muy lejos está esa versión de la multicampeón actual. También cayeron a la Serie B el Atlético Mineiro en 2005; el Corinthians en 2007. Aunque el “Timao” al siguiente año realizó la mejor campaña de la segunda categoría en toda la historia. Por otro lado, el tradicional club del Fluminense descendió en 2013, mientras que Inter de Porto Alegre lo hizo en 2016.

El resto de los equipos del continente americano

En cuanto al fútbol argentino, son conocidos los casos de los descensos de River en 2011 y de Independiente en 2013, tras decepcionantes campañas. Por otro lado San Lorenzo fue el primer equipo “grande” en sufrir el descenso en 1981, y Racing pasó por lo mismo por única vez dos años después. En Chile por su parte, los dos clubes más importantes que sufrieron el descenso fueron Universidad de Chile y Universidad Católica

El primero lo vivió en enero de 1989 por primera vez tras una rica historia deportiva. Mientras que el segundo, quien tuvo implicancia en la pérdida de categoría del su clásico rival, descendió a la segunda división en 1973. Por el lado de Colombia, su equipo más importante y popular, América de Cali, perdió la categoría en el 2011. Para sorpresa de muchos se dio lo impensado, ya que el cuadro cafetero tardó cinco años en retornar a la élite del fútbol colombiano.

En tierras peruanas, Alianza Lima cayó a la segunda división a finales del 2020 luego de 82 años ininterrumpidos en Primera. Sobre el fútbol ecuatoriano, el club Emelec consumó su descenso en 1981 pero a causa del formato del campeonato del momento retornó a mitad de año. En territorio azteca, el Pachuca sufrió el descenso en tres oportunidades, la última en 1997. Un año antes lo hizo el club Tigres, uno de los más grandes de México; mientras que en 2008 Veracruz descendió por cuarta vez en su historia.

Una escena de aquel recordado e histórico 2019, cuando “La Bestia Negra” consumía su descenso a la segunda división, huella que marcó una posterior crisis económica, la cual se verá reflejada durante la próxima temporada. Crédito: Club Cruzeiro.

Los casos emblemáticos de Europa

En el Viejo Continente los pesos pesados de las mejores ligas del mundo no son ajenos a la posibilidad de perder la categoría por una mala temporada. Por el lado de España, Valencia sufrió una sola vez el descenso y fue en 1985-1986 durante una pésima campaña llena de goleadas en contra. También el Atlético de Madrid sabe lo que es descender de categoría porque lo sufrió en el 2000 por única vez, aunque tardó dos temporadas en volver a Primera.

En cuanto a Italia, tanto Milan como Juventus conocen la Serie B por diferentes cuestiones. El “Rossonero” cayó a la segunda división en dos ocasiones por malas campañas deportivas, en 1979-80 y 1981-82. Sobre la “Vecchia Signora”, sufrió el descenso en 2005/2006 mediante una sanción por supuestos arreglos de partidos, además de quitarle 9 puntos y los dos últimos títulos locales.

En Inglaterra las víctimas fueron el Liverpool, Arsenal y Manchester United. Los “Reds” descendieron tres veces aunque en otras épocas del fútbol, la última fue en 1953/1954. Mientras que los “Gunners” lo hicieron en 1913 y son el club con más duración en la Premier League. Los “Diablos Rojos”, aunque cueste creerlo, descendieron cuatro veces, pero las primeras tres fueron antes de la Segunda Guerra Mundial. La última fue en 1973 tras perder el clásico ante el Manchester City. En Alemania, el Borussia Dortmund descendió en 1963, mientras que en Francia, el Olympique de Marsella lo hizo en 1959.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie