Sep 24, 2022 | Cultura

Nightwing saltando a la luz: el renacimiento de Dick Grayson

La nueva etapa del Robin original, a cargo de Tom Taylor y Bruno Redondo, trajo un aire fresco al título y varias nominaciones al premio Eisner.
destacada
El optimismo y luz que transmite Nightwing es la directa contraposición de lo que Batman siempre fue. Crédito: Historia de Tom Taylor, arte de Bruno Redondo.

En marzo de 2021 salió a la venta Nightwing Volumen 4 número 78, y aunque este dato pareciera irrelevante, fue la gran vuelta del personaje. El escritor Tom Taylor y el dibujante Bruno Redondo tomaron las riendas del título que llegó a tener cinco nominaciones a los premios Eisner. El primer arco de esta nueva etapa “Saltando a la luz” fue recibido con gran interés por crítica y público.

Para quien no esté al tanto de la vida en las páginas de DC, Nightwing es el primer Robin, el chico del circo que Bruce Wayne (Batman) adoptó. Una de las características del Chico Maravilla, además de su colorido traje, siempre fue su sonrisa, como antítesis a su compañero. Richard “Dick” Grayson hace mucho ha dejado al Murciélago, y tomó el manto de Nightwing.

El cuarto volumen del personaje, comenzó en 2016 con la etapa de la editorial DC llamada “Renacimiento”, donde casi todas las líneas volvieron a numerarse. Esta etapa llega en el número 78 de este volumen, luego de que Dick recobre su memoria, y por tanto su identidad. Durante el evento “Ciudad de Bane”, Dick recibió un disparo en la cabeza que lo dejó amnésico.

2
En solo dos páginas Taylor y Redondo hacen un recuento del origen del personaje seteando el tono de esta etapa. Crédito: Historia de Tom Taylor, arte de Bruno Redondo.

Saltando hacia la luz

La ciudad de Blüdhaven no es igual a Gotham, esto no quita que los índices de delincuencia sean altos, es más está controlada por criminales. Ahora que Dick ha recobrado la memoria, encuentra su hogar dominado por maleantes en todos los puntos de su infraestructura. Una noche, se encuentra con Bárbara Gordon (Batgirl, Oracle) que le trae la noticia de la herencia de Alfred Pennyworth.

Antes de morir, Alfred, quien fue el mayordomo de Bruce Wayne de toda la vida, heredó su fortuna a Dick Grayson. Batman no la necesitaría (mientras Alfred vivía) y Dick era un tipo diferente de héroe, uno que no tiene miedo a mostrar el rostro. Ahora, con esta nueva fortuna, Dick resolverá que tiene la posibilidad de ayudar de otra manera, y desarrollará un plan.

En las sombras de Blüdhaven se tejen planes de quienes controlan realmente la ciudad, y surge un nuevo villano: Heartless. Mientras los ricos se hacen cada vez más opulentos, la población de huérfanos sin casa en la ciudad se va incrementando.

3
El uso de las secuencias y las líneas guía no solo sirven como ayuda al discurso narrativo, también imprimen algo de comedia. Crédito: Historia de Tom Taylor, arte de Bruno Redondo.

Nightwing y un renacimiento en toda su gloria

Tom Taylor decidió dar varios golpes de nostalgia para esta historia, y sirven a la perfección para mirar a futuro al tono que tendrá la serie. Saltando hacia la luz es una introducción a una etapa que se basará en la esencia de lo que Dick Grayson siempre representó. La herencia de Alfred, el concepto de familia de Nightwing y su forma de enfrentarse a los problemas, será clave.

A través de las páginas, se puede ver cómo es que Dick ahora se convierte en una nueva versión de Bruce Wayne. Este nuevo millonario, tiene una mirada más amplia, y al mismo tiempo cercana con la ciudad que la que siempre tuvo Batman. Y alrededor de esta visión se desarrollará la acción. Claro que además se establecen las alianzas y enemistades que vendrán a futuro.

Se realiza un nuevo retcon de la historia de los Grayson en el circo, de forma que no modifica el canon establecido, y se presenta un nuevo villano: Heartless. “Sin Corazón” (nombre traducido del criminal) es de forma metafórica y literal, la antítesis de lo que Dick representa para Blüdhaven. Un hombre que arranca los corazones de las personas para añadirlos a su colección personal.

Ver lo escrito

Bruno Redondo, dibujante español que lleva tiempo en la industria, toma las riendas de este título. La estética del arte de Redondo, completa toda la idea de Taylor sobre todo lo que se narra. Es amigable, divertido, pero por sobre todo: dinámico. Las ilustraciones que narran la historia viñeta a viñeta tienen un estilo secuencial tan efectivo que resulta un placer a la vista.

Más allá del diseño de los personajes que realiza Redondo, están los escenarios. Cada locación retratada se siente viva, y al mismo tiempo parecen planos trazados con precisión de arquitecto. Otra de las herramientas que aprovecha el artista son líneas guía, un recurso que se suele ver en el manga, y en alguna que otra película, como Old Boy de Park Chan-Wook.

El arte de Redondo fue motivo de una de las nominaciones que ha tenido esta etapa a los premios Eisner (Oscars de los cómics en USA). Entre él y Taylor han logrado una obra llena de acción, humor, referencias, y un nuevo amanecer para Dick Grayson. Una de las mejores palabras que engloban esta etapa es: entrañable.

En Argentina la editorial Ovni Press recientemente ha editado esta primera parte de lo que es una de las líneas más bellas del personaje. Sin lugar a dudas, Nightwing Saltando a la Luz, es un clásico inmediato. Un imprescindible para cualquier fan de la Bat Familia, y un punto de entrada para cualquier persona que quiera comenzar a leer DC.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto