Sep 17, 2022 | Cultura

Lo Cotidiano, últimas funciones de una joyita del teatro off

Solo quedan dos domingos para poder disfrutar de una obra que apuesta a demostrar que nunca es tarde para encontrar el amor. Con texto y dirección de Valeria Di Toto.
lo cotidiano
Una historia que parte desde un encuentro de verano en la rambla marplatense, donde el destino interviene para traer sorpresas. – crédito: @itacacomplejoteatral

Esta pequeña, vibrante y atrayente pieza teatral es el debut en dirección de un texto propio de  Valeria Di Toto; quien ha compuesto una trama magnífica, llena de emoción y romanticismo. A lo largo de los 55 minutos de duración, la obra se va transformando en un encuentro inesperado. Lo Cotidiano es una historia entre una mujer adulta y un joven, que fluye impulsada por el mar, la playa y los anhelos reservados. 

El hilo de la historia, sazonado con pizcas de humor e ingenuidad, invita a seguir pequeñas claves hasta descubrir un pasado en común entre sus protagonistas. Las funciones se presentan los domingos a las 19hs, en la sala pequeña del Ítaca Complejo Teatral, ubicado en Humahuaca 4027, CABA.

En escena solo se presentan dos personajes que de casualidad rompen la cotidianeidad al encontrarse en la playa, precisamente en La Rambla; ella, jugando de local, conoce la historia de cada personaje de la playa. Pasa casi todos sus días sentada en una reposera analizando no solo el mar, sino también a cada visitante e imaginando sus vidas. Allí, en el balneario, todo transcurre con una calma inquietante hasta que un día se produce la llegada de una visita inesperada. 

Todo cambia cuando se sienta a su lado un joven veinteañero con el cual al principio se maneja hostil. Pero luego comienzan a tratar de entablar una conversación, entre idas y vueltas, y un poco de vulnerabilidad o vergüenza por su lado. Desde esa premisa, el público será cómplice quizás del nacimiento de un amor, entre la elegancia, la magia y la sencillez de esta pareja protagonista.

El nacimiento de un proyecto

lo cotidiano
Además de un excelente guion, el elenco, protagonizado por Daniela Catz y Matias Marshall, interpreta los personajes con mucha naturalidad. – crédito: @itacacomplejoteatral

Esta dramaturgia, llena de ingenio y sorprendentes giros de guion, surgió de casualidad. Antes de la pandemia, un amigo de Valeria Di Toto, quien se desempeña como artista plástico, se acercó a ella con la idea de que compongan un breve texto. El escrito debía acompañar un dibujo suyo para un libro llamado Episodios Musicales (Duetos)

Dicho texto fue la base para presentarse en un concurso de dramaturgia de la Facultad de Filosofía y Letras UBA; en el marco de un festival en la sala del teatro Timbre 4. Entre las pautas del concurso estaba, justamente, el punto de que el texto sea entre dos personas, donde una de ella realice un cambio total de vida. Desde ese disparador la autora fue dando forma a una historia acerca de una mujer local de Mar del Plata, la cual entrelaza una conversación con un joven recién llegado a la ciudad. 

Convertir un texto en realidad

Luego, las cosas se fueron dando lentamente. Llegó el concurso, la presentación, la lectura del texto y uno de sus puntos fuertes para la puesta, el encuentro de los actores.  Daniela Catz, en la piel de ella, se maneja con una increíble capacidad para transmitir todo el tormento de su personaje. El papel joven visitante queda en manos de Matias Marshall, el cual suma mucha frescura y espontaneidad, para terminar de darle forma a estos ricos protagonistas. 

Sin embargo, cuando todo parecía encaminado, llegó la pandemia. Las reuniones se trasladaron a zoom, y la vuelta al proyecto sucedió mucho más adelante. La obra contó con la colaboración del Fondo Nacional de las Artes, con lo cual se pudo comenzar a ensayar presencialmente. Más tarde, se fue sumando gente al proyecto, como Uriel Cistaro para la dirección de Arte; Ricardo Sica en la iluminación; Joaquín Segade en el diseño sonoro; Florencia Di Toto en la gráfica e Ivan Breyter en la fotografía de archivo.

lo cotidiano
Con texto y dirección de Valeria Di Toto, la pieza atrapa a la platea por su sencillez y capacidad de identificarse con las emociones que atraviesan los protagonistas. – crédito: @itacacomplejoteatral

En resumen, una manera distinta de pasar una tarde de domingo acompañado de buen teatro. Una obra fascinante, que narra una historia mínima pero totalmente refrescante, divertida y llena de realismo con la que la platea logra rápida empatía. Las escenas recorren e invitan a ser parte de imágenes y recuerdos al borde del mar. 

No obstante, todo lo bueno llega a su fin. Lo Cotidiano va cerrando su temporada 2022, con muy pocas funciones restantes. A no dejarla pasar porque es una joyita dentro del ambiente off porteño, que ningún teatrero debería perderse.

Notas Relacionadas