Sep 13, 2022 | Deportes

Más violencia en el fútbol: asesinaron a un hincha de San Martín de Tucumán

El hecho sucedió antes del partido con Belgrano de Córdoba, tras el cruce de dos partes de la barra, en las inmediaciones del estadio. También hubo varios heridos. Sin embargo, el encuentro se disputó igual.
violencia en el fútbol
La violencia en el fútbol sigue escalando y dejando más fallecidos, mientras los partidos y el campeonato se siguen jugando. Crédito: Minuto Ya.

El fútbol argentino vuelve a sumar un nuevo capítulo de violencia. En la previa del duelo en el que San Martín de Tucumán recibió a Belgrano de Córdoba por la Primera Nacional, un hincha del conjunto tucumano fue asesinado con un tiro. Ocurrió durante un enfrentamiento entre dos facciones de la barra del Santo.

A pesar de este nuevo suceso de horror en Tucumán, el encuentro se terminó disputando igualmente. El partido, que debería haber pasado a un segundo plano, terminó con la victoria de los anfitriones por 1-0.

violencia en el fútbol
Tras lo sucedido en la previa del encuentro, y ante la sospecha de una posible suspensión, Rubén Moisello salió a hablar en DSports Radio. Crédito: LV12.

Un nuevo hecho de violencia en el fútbol

Fuentes policiales le confirmaron a Télam que el fallecido se llamaba Manuel Alejandro López, tenía 36 años y era conocido como “Berenjena”. Los familiares se acercaron al lugar de los hechos cuando se enteraron de los incidentes y reconocieron el cuerpo. La causa de la muerte habría sido un impacto de bala en la nuca.

Según informó la policía, el enfrentamiento entre los sectores de la barra de San Martín, que dejó varios heridos, se produjo a tres cuadras del ingreso principal al estadio La Ciudadela; sucedió alrededor de las 17:45, entre las calles Frías Silva y Bolívar. Los motivos que llevaron a las dos fracciones (conocidas como “Del Camión” y “Los de Barrio Oeste 2”) a pelear todavía se desconocen.

Además, notificaron que este suceso se dio fuera del vallado que se había preparado por parte de la seguridad. Al producirse el asesinato de López, los efectivos policiales impidieron el acercamiento de les vecines e hinchas curiosos y cercaron la zona; hasta que el cuerpo fue cubierto con una manta.

La causa ya se encuentra bajo la intervención del fiscal Carlos Sale y fue caratulada como “homicidio en primer grado”.

El show debe continuar

Luego de que se empezó a difundir lo sucedido, el presidente de San Martín, Rubén Moisello, habló con DSports Radio. Sostuvo que el encuentro debía jugarse porque estaban dadas las condiciones, “más allá de este hecho policial”; y que fueron los oficiales quienes determinaron qué fue lo que sucedió y “quiénes son los responsables”.

Si bien el mandatario del club comentó que “nada justifica perder una vida”; también contó que fue la policía quien le garantizó que “el partido se pueda jugar con normalidad”.

El directivo de la entidad tucumana reconoció: “Veníamos con otro ánimo, pero esto te bajonea”; y declaró que un partido no es “más importante que una vida”; y que lo sucedido “duele y te quita la energía”. 

No obstante, Moisello confesó en la entrevista la importancia de que el encuentro se realice porque ya estaban presentes Belgrano y el equipo arbitral; y porque habían “preparado una gran fiesta para hoy”. Además, el mismo jefe de Seguridad le había confirmado que “dentro del estadio no pasará nada”.

violencia en el fútbol
A pesar del gravísimo evento de violencia, el partido se jugó igual. Los hinchas realizaron una fiesta durante el ingreso del equipo local, y Juan Miritello fue el autor del gol que le dio la victoria a los locales. Crédito: Barra Brava.

Enfrentamientos en Nueva Chicago

Lo sucedido en Tucumán no fue el único evento violento de la noche de ayer. Tras la derrota por 3-2 de Nueva Chicago frente a Almagro en el estadio República de Mataderos, una fracción de la barra local se enfrentó a la policía.

Según informaron, la pelea había iniciado luego de que algunos integrantes de la barra intentaran cruzar a los jugadores y dirigentes, por el resultado adverso de un partido; que habían comenzado ganando por 2-0. 

La intervención de los agentes policiales desembocó en el enfrentamiento. Del lado de la barra tiraron piedras; mientras que la fuerza de seguridad disparó con balas de goma. Este nuevo episodio de violencia dejó a casi 15 policías heridos; varios con traumatismos. Por su parte, 11 personas terminaron detenidas.

Notas Relacionadas