Ago 17, 2022 | Sociedad, Zona Ambiental

El Gobierno porteño continúa con la destrucción del espacio público de Puerto Madero

En un predio del Arzobispado de la Ciudad de Buenos Aires, destinado a la construcción de una iglesia, una casa parroquial y una escuela, la administración de Horacio Rodríguez Larreta planea instalar una estación de servicio Shell. Nota al Pie dialogó con vecines de la zona
Puerto Madero Shell
Vecines de Puerto Madero se oponen a la construcción de una estación de servicio Shell, con shop de ventas y oficinas administrativas. Crédito: Diario Popular.

La Corporación Antiguo Puerto Madero cedió un predio con cargo al Arzobispado de la Ciudad de Buenos Aires. La finalidad era construir allí una parroquia, una casa parroquial y una escuela con los tres niveles educativos. Sin embargo, vecines denuncian que se proyecta construir una estación de servicio y expendio de combustibles de Shell

El predio, de poco más de 10.000 metros cuadrados, está ubicado en las calles Aimé Painé; Rosario Vera Peñaloza; Julieta Lanteri y Encarnación Ezcurra. En este terreno, cedido por la Corporación Puerto Madero, se emplazan la Iglesia Nuestra Señora de la Esperanza y la casa parroquial. El espacio restante estaba destinado solamente a la construcción de una escuela.

El 29 de diciembre de 2020, se realizó una audiencia pública de forma virtual presidida por María Luján Azcurra, actual directora general de Evaluación Ambiental. Además de construir un jardín de infantes, una escuela primaria y secundaria, se decidió construir un complejo de oficinas corporativas y una estación de servicio Shell con un shop de ventas y oficinas administrativas. 

En la audiencia, Azcurra señaló, respecto del uso anterior del predio, que era un terreno baldío. Por su parte, les vecines, que no fueron invitades a participar del encuentro, denuncian que esto generará un gran problema ambiental, social y de seguridad. 

En este marco, Nota al Pie conversó con un grupo de vecines de Puerto Madero. A través de la petición en change.org, les habitantes de la zona dicen “No a la estación de servicio donde deberían construir una escuela”.

Puerto Madero Shell
El predio, donde además se encuentra la Iglesia de Nuestra Señora de la Esperanza, fue cedido por la Corporación Puerto Madero para que se construya una escuela con los tres niveles: inicial, primaria y secundaria. Crédito: buenosaires.gob.ar.

Escuela sí, estación de servicio no

“Antes de la finalización de la donación con cargo se realiza una audiencia pública vía Zoom. Estuvieron presentes representantes de la empresa constructora Lomfako, el Arzobispado y la Ciudad de Buenos Aires”, explicaron les vecines del barrio. 

“La audiencia se realizó el 29 de diciembre de 2020, en medio de la cuarentena, cuando no era posible la circulación, a dos días de finalizar el año. Nos enteramos por la prensa”, agregó una de las voces reclamantes.

A su vez, indicaron que “la empresa Lomfako presentó un estudio de impacto ambiental enfocado en la etapa de la obra, para lograr un certificado, pero no se evaluaron los impactos ambientales que generará el funcionamiento de la estación de servicio”. 

Esto es, no hay una “evaluación del recurso natural aire, calidad de aire, matriz de impactos, matriz de riesgo a la salud, entre otros”.

“Están por construir una estación de servicio a metros de una iglesia, a metros de una escuela, a metros de edificios de viviendas familiares. También a metros de la reserva de la Costanera Sur, donde habita la mayor cantidad de biodiversidad dentro de la ciudad”, aseveraron. 

¿Negociado de la Iglesia?

El grupo señaló que fueron informades de todas las obras el martes 9 de agosto, en una reunión realizada en la Curia. El proyecto consiste en la construcción de la estación de servicio de Shell y del edificio corporativo con oficinas y locales. Además, incluye la demolición de la casa parroquial, ya que en ese predio se va a construir una escuela con los tres niveles junto con los dormitorios para los sacerdotes. 

La construcción de la escuela es una exigencia que figura en la escritura de donación con cargo. “Solo se puede construir en el terreno donado la iglesia, la casa parroquial y una escuela. El arzobispado no está cumpliendo con el cargo de la donación porque construirá un edificio y una estación de servicio en el terreno donde debe construirse la escuela”, denunciaron les entrevistades.

Además, remarcaron: “No fuimos notificados. Recién supimos de la construcción de la estación de servicio a través de la prensa cuando el arzobispo (Mario) Poli fue citado al Vaticano por el papa Bergoglio por las supuestas negociaciones inmobiliarias del Arzobispado en la Ciudad de Buenos Aires”.

A su vez, destacaron que “no se está cumpliendo el derecho a opinar y participar según la Ley 25675 art. 19-20 y 21. Se realizó una sola audiencia pública con la participación de solo cinco personas cuando nosotros somos más de 10 mil vecinos”.

Más destrucción del espacio público

En la misma línea de usar el espacio público para el beneficio del sector privado, el Gobierno de la Ciudad lanzó la licitación para construir una nueva “BA Playa”. El presupuesto es de $1.000 millones, para una obra de relleno del río en la Costanera Norte y las obras comenzarían a fines de 2022.

El sector que se pretende ganar al río es de unas casi tres hectáreas, a la altura de la Avenida Costanera Rafael Obligado al 6500, en la Comuna 13. Allí buscan “crear un parque costero que promueva la interacción de las personas con el río”. 

Puerto Madero Shell
La Reserva Ecológica Costanera Sur se encuentra a menos de 300 metros de donde se pretende construir una estación de expendio de combustible. Crédito: Télam.

Se integrará al corredor biológico ribereño en continuidad con la Reserva Natural de Ciudad Universitaria, Parque de los Niños, Costanera Norte y la Reserva Ecológica Costanera Sur. También se prevé la construcción de una defensa costera de 860 metros de largo.

Además, habrá sectores gastronómicos y de entretenimiento. Es por este motivo que se decidió avanzar sobre el río, ya que solo el 25% de ese sector perteneciente al “Distrito Joven” se puede concesionar para boliches y bares. Antes de la existencia de este distrito, la zona estaba zonificada como Urbanización Parque (UP).

“Estaba destinada a ser un gran parque público de acuerdo al mandato de los arts. 8 y 27 de la Constitución de la Ciudad. Los predios zonificados como UP deben ser públicos y espacios verdes y además no pueden ser concesionados ni permisionados, es decir, privatizados”, explican desde el Observatorio del Derecho a la Ciudad (ODC).

«El GCBA, previendo futuras acciones judiciales por violar la Ordenanza N° 46.229 y la Ordenanza N° 47.666, decidió establecer por ley una excepción a la prohibición de privatizar espacios zonificados como Urbanización Parque (UP). Así, nació el Distrito Joven, para legalizar la voluntad privatizadora del GCBA”, denuncian.

Notas Relacionadas