Ago 16, 2022 | Cultura

The Princess, el documental sobre Lady Di llega a HBO MAX

El cineasta Ed Perkins construye con imágenes de archivo una crónica desgarradora de la vida de Diana Spencer como miembro de la realeza.
Destacada Creditos Impacto Cine Yan Coliva
El documental de Ed Perkins se enfoca en la vida de Diana Spencer como miembro de la realeza. Crédito: Impacto Cine.

Con motivo del 25° aniversario del fallecimiento de Diana Spencer, Princesa de Gales, HBO Max estrenará el documental The Princess. La cinta tuvo su premier mundial en el Festival de Cine de Sundance en enero de este año y llegará al servicio de transmisión el 31 de agosto. 

The Princess no es la primera película que se hace sobre la princesa Diana, ni es probable que sea la última. Antes y después de su trágica muerte, ha sido el foco de una larga lista de biopics que en gran parte han sido olvidadas. El año pasado, cierta parte de la vida de la Princesa de Gales estuvo retratada en la evocadora película Spencer de Pablo Larraín. Esta se perfiló como uno de los cuentos más compasivos pero no menos dolorosos de su vida hasta la fecha.

Con cada nueva revisión de su vida, surge la pregunta sobre qué queda realmente por explorar. Ahí es donde el director Ed Perkins sitúa a la audiencia. Produce un documental basado en material de archivo de casi todos los momentos significativos de la vida de Diana. Como un ejercicio de voyeurismo fetichista en extremo, demostrando ser menos un retrato de la mujer misma que del estatus icónico que una vez tuvo. 

El hecho de que el título del documental en sí mismo no se refiera a ella por su nombre sino por su título termina siendo bastante revelador. Diana es vista a través del lente del público y los medios amarillistas, siempre ávidos de consumir de ella todo lo que pudieran. Reducida a un objeto en constante especulación en vez de una persona con derechos.

Creditos Impacto Cine Yan Coliva
La película narra la vida de Diana de Gales a través del ojo público y la prensa amarillista en sus dieciséis años como princesa. Crédito: Impacto Cine.

El documental de la vergüenza

En 1969, la familia real británica encargó la publicación de un documental sobre sus propias vidas, revelando la verdad detrás de su misticismo oculto. Fue estrenada a comienzos de la década del 70, en medio de un cambio cultural que creía que el papel de la Familia Real se consideraba cada vez más irrelevante. Pero la película no consiguió apoyo.

El resultado del documental fue una pieza de propaganda aburrida. 37 millones de personas sintonizando para experimentar la mística de la realeza se desvanecen para revelar una parte ordinaria. Tan revelador fue el documental, que la reina Isabel II prohibió el acceso público a la película.

Hecho en una época en la que la privacidad se atesoraba con suma importancia, estaban preocupadas de haber permitido que el público se acercara demasiado. Fueron temerosos de que el misticismo de su grandeza hubiera destruido una valiosa percepción nacional.

Entonces, ¿por qué contextualizar el último análisis de archivo de Ed Perkins sobre la vida de la princesa Diana dentro de este documental? El aluvión de controversias que la Familia Real ganó por el escándalo de su trato hacia la joven princesa tuvo un origen: el resentimiento enconado de una Gran Bretaña de finales del siglo XX.

De hecho, el escándalo que la película de Perkins bien recrea, mostró cuán arrogante fueron realmente durante los 16 años que Diana formó parte de la monarquía. Este punto de vista fue forzado por la obstinada persistencia de las editoriales modernas. Expusieron las vidas de la realeza, abandonaron su mística y las impusieron a pesar de todas sus debilidades humanas.

La Familia Real: violencia, mediatización y escándalo

Todo esto está bien traducido en el documental de Perkins que forma un desglose completo de la vida de Diana, absteniéndose de una voz en off narrativa para mantener una visión objetiva de la situación doméstica violenta que tenía obsesionados a los medios de comunicación del mundo. 

Creditoss Impacto Cine Yan Coliva
Su vida y muerte impactaron aún más en la opinión pública sobre la Familia Real, una institución arcaica que se sienta en lo más alto de la jerarquía social inglesa. Crédito: Impacto Cine.

Sin dar mayor contexto y comenzando con el asedio a Diana por parte de los paparazzi en París, la película refleja con precisión lo grave de la conducta de la familia que se encuentra en la cima de la jerarquía social del Reino Unido. 

Para aquellos familiarizados con el papel que jugó el escándalo en el cambio de la Familia Real, esto puede parecer una breve lección de historia, con poca información nueva sobre cómo sucedió el incidente detrás de escena. Independientemente de su postura, la mejor manera de percibir la película sería como un estudio etnográfico, con Perkins dedicando gran parte del documental a estudiar las reacciones de quienes fueron testigos de los hechos. 

Al presentar su información con gracia y estilo creativo, Perkins hace bien en mantener la atención de la audiencia, sin la narración que la toma de la mano o las secciones de entrevistas, editando perfectamente la pieza con una energía frenética que da vida a una buena pieza de cine. 

Ed Perkins en entrevista con Sundance. Créditos: IndieWire

La legendaria estadía de la princesa Diana en la familia real se erige como una alegoría convincente de cómo la monarquía necesita cambiar y adaptarse para sobrevivir, con la estructura arcaica aún demostrando ser rígida y obsoleta para una sociedad moderna en rápida evolución.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto