Jul 18, 2022 | Cultura

“Intimidad”: no es “pornovenganza”, es violencia de género

Una de las series más exitosas del último tiempo puso en agenda la difusión de imágenes íntimas sin consentimiento. Nota al Pie dialogó al respecto con Melisa García, abogada de Abofem.
Intimidad
La serie española, «Intimidad», está protagonizada por Itziar Ituño, Emma Suárez y Verónica Echegui. Crédito: Diez Minutos.

Intimidad es una serie española que se estrenó el 10 de junio en Netflix, producida por Txintxua Films.​ Cuenta la historia de dos mujeres que sufren la difusión de imágenes sin su consentimiento. Al respecto, desde Nota al Pie reflexionamos sobre cómo está la situación en nuestro país respecto a la difusión de imágenes íntimas.

Manteniéndose en el top 10 de Argentina, a lo largo de los ocho episodios, Intimidad recorre el terreno de los delitos cibernéticos vinculados con la vida privada de las personas.

Nota al Pie dialogó al respecto con Melisa García, abogada de la Asociación de abogadas feministas (Abofem).

Intimidad
Abofem es una asociación de abogadas feministas cuyo compromiso social es promover un enfoque del derecho con perspectiva de género. Brindan asesoría legal en todas las áreas del derecho y ofrecen capacitaciones. Crédito: Melisa García

La actualidad en nuestro país

Muchas veces, para referirse a la difusión de imágenes sin consentimiento se menciona la palabra “Pornovenganza”. Sin embargo, denominarlo así implicaría que hay una razón válida para hacerlo. En realidad, se trata de casos en los que se difunde material íntimo con el fin de herir y denigrar a otra persona. 

García explicó que la difusión no consentida de material íntimo no es un delito en nuestro país. A pesar de ello, mencionó que “existen casos que se denuncian y las mismas prosperan por la existencia en el relato de la denunciante de otra figura penal que sí está contemplada en nuestro código penal”, lo que podría acarrear una condena penal. 

Para la abogada, “contemplar las diferentes formas de violencias digitales, como parte de la violencia de género, es fundamental”. García aseguró que las violencias en el ámbito digital se vienen mencionando cada vez más. Y, a su vez, se visibilizan más fuertemente. 

Al respecto, advirtió que la sociedad está empezando a entender que no queda en un ámbito perdido de la web lo que allí sucede. Sino que afecta en nuestras vidas y cómo nos desempeñamos cotidianamente. 

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en Chaco, la difusión no consentida de material íntimo es apenas una contravención. Los casos que se denuncian en la Ciudad son investigados por la Fiscalía Especializada en Delitos Informáticos a cargo de Daniela Dupuy

Según datos oficiales, en 2019 llegaron a la Fiscalía Especializada 73 denuncias por difusión no consentida de material íntimo; en 2020, 184; en 2021, 111, y en el primer trimestre de 2022, 48 casos.

Crédito: «Netflix España».

La serie “Intimidad”

Intimidad cuenta dos historias paralelas. Por un lado, Bego busca justicia por el suicidio de su hermana Ane; quien sufrió el hostigamiento por sus compañeres de fábrica desde la difusión de sus imágenes. 

Por su parte, Malen, vicealcaldesa de Bilbao, se ve envuelta en un escándalo político luego de que los medios de comunicación publicaran un video amoroso de una relación por fuera de su matrimonio.

Intimidad retoma un caso real. En 2019, una trabajadora de la fábrica Iveco sufrió acoso tras la filtración de un vídeo íntimo. La joven terminó quitándose la vida y no hubo ningún condenade.

En distintas entrevistas, las creadoras, Laura Sarmiento y Verónica Fernández, afirmaron que uno de los propósitos de Intimidad es el de visibilizar el problema real de la filtración de material íntimo sin consentimiento y sus posibles consecuencias.

Intimidad
En el país no está tipificada como delito la difusión sin consentimiento de imágenes con contenidos sexuales o eróticos, aunque los daños que provoca son muy profundos. Crédito: Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires

Proyecto de ley

La diputada nacional por el Frente de Todos, Mónica Macha, presentó días atrás, junto a activistas mexicanas y a la ministra del Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, dos propuestas legislativas contra la violencia digital.

En primer lugar, la Ley Belén busca tipificar como delito la difusión no consentida de material íntimo. Además, busca castigar la obtención, extorsión y difusión no consentida de material íntimo con una adecuada perspectiva de género. 

Imagen 3. Epígrafe: En el país no está tipificada como delito la difusión sin consentimiento de imágenes con contenidos sexuales o eróticos, aunque los daños que provoca son muy profundos. Crédito: Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires

El proyecto lleva el nombre de Belén San Román, la joven que se suicidó en Bragado. Su padre fue invitado a la presentación del proyecto. “Implica que quienes filmen o graben sin autorización cuerpos de mujeres en una situación de intimidad sean sancionados; así como para quienes lo suban a las redes y para quienes lo difundan”, aseguró Macha durante la presentación.

Por su parte, la Ley Olimpia busca incorporar a la violencia digital en la Ley de Violencia por Motivos de Género. Allí, la diputada destacó el carácter fundamental de incluir este delito en la ley de violencia de género. 

Notas Relacionadas