Jul 17, 2022 | Sociedad

Lucas Verón: la familia pide justicia por el asesinato de su hijo

Nota al Pie dialogó con Cristian, el papá de la víctima, quien nos brindó los detalles de la causa actual que tiene como acusades a cinco efectivos policiales, dos por homicidio agravado y tres por encubrimiento.
Lucas Verón
Las organizaciones que asistieron a la marcha piden justicia por todes les jóvenes asesinades por la policía. Crédito: Télam.

Los familiares de Lucas Verón, el joven asesinado hace dos años por la policía local, organizaron una manifestación el sábado pasado con el objetivo de continuar el pedido de justicia. La marcha se realizó en la intersección de ruta 3 y Federico Russo, Villa Scasso. 

Rememorando su caso, durante la madrugada del 10 de julio de 2020, en la que festejaba su cumpleaños número 18, el joven fue a comprar gaseosas a un kiosco junto a un amigo. Sin embargo, no logró realizar la compra. En la esquina de Achegas y Llerena, un vehículo policial ocupado por los agentes de la policía bonaerense Ezequiel Benítez y Cintia Duarte, embistió a Lucas y a Gonzalo, el amigo de la víctima, por detrás.

Nota al Pie dialogó con Cristian Verón, el padre de Lucas, para entender cómo está la causa hoy en día.

Lucas Verón
Los policías implicados están imputados por homicidio agravado. Crédito: De Ramos Digital.

Lucas Verón: la situación actual del caso

“La situación judicial actual son tres causas. La primera, para la cual estamos a la espera del juicio en agosto. Y las otras dos sobre violencia institucional y encubrimiento, que fueron elevadas a Cámara; por lo que esperamos que se resuelvan”, explicó Cristian Verón, el padre de Lucas.

De acuerdo a los voceros judiciales, los efectivos huyeron de la zona sin dar aviso. Mientras, Lucas cayó al piso gravemente herido, por lo que su amigo fue a avisarle a la familia.

“El sábado, en la marcha, Lucas hubiera cumplido 20 años. Muchas emociones, al ver la gente que nos apoya, nos sigue y nos da fuerzas. Gracias al apoyo, uno no se siente tan solo”, afirmó el padre.

El pedido de la familia de Lucas es claro: justicia por el joven y concientización para que el gatillo fácil y la violencia institucional no sean cotidianos en la sociedad. Ningún joven debe ser hostigado, perseguido ni discriminado por fuerzas policiales.

En la marcha, les acompañaron: Barrios de Pie/Libres del Sur; la Mesa de la Memoria de La Matanza; H.I.J.O.S. La Matanza; la Comisión Provincial por la Memoria (CPM); parte del equipo que nos representa; organizaciones barriales; y vecines, amigues y familiares que están desde el momento uno.

Respecto al gatillo fácil, Cristian Verón aseguró: “La policía siempre hace uso de la fuerza y maltrata a los pibes, a un extremo que pasa lo que nos pasó con Lucas. Se les va de las manos”. 

Lucas Verón
El próximo 16 de agosto se llevará a cabo el juicio. Crédito: Comisión Provincial.

¿Qué ocurrió con les policías involucrades?

Por otra parte, les policías fueron apartades de la fuerza desde el 2020 por Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires. Además, afrontan un pedido de exoneración permanente de la fuerza.

Al respecto, Verón comentó: “Los pibes están desprotegidos en el barrio. Y la policía que tendría que cuidarnos, los hostiga, persigue e inventa causas a los jóvenes de barrios populares. Es moneda corriente el abuso institucional”.

“Queremos que se haga justicia como corresponde. Que los asesinos de Lucas paguen por lo que hicieron para que mañana no tengamos que estar llorando otro Lucas más. Creemos en la Justicia”, aseguró el entrevistado.

Les oficiales acusades de encubrir el hecho son el comisario y segundo jefe departamental de La Matanza, Diego Ocampos; el subcomisario Daniel Quinteros y la oficial subayudante María Giselle Genez.

“Uno transita por un camino que no está preparado, cosas judiciales que uno no conoce. Lucas era el bebé de la familia. Ahora estamos nosotros dos solos, mi mujer y yo solos. Los asesinos no se imaginan el daño que causaron”, sostuvo.

Además, agregó: “Los medios quieren la primicia y después queda todo en segundo plano. Si los medios televisivos le hubieran dado más visibilidad, hubiera sido mejor. Serviría para crear consciencia y para que ninguna familia más tenga que llorar por un hijo”.

Notas Relacionadas