Jun 22, 2022 | Deportes

El fútbol femenino en la sociedad: ¿qué aportan sus pares masculinos?

Tras las declaraciones de Mariano Andújar, quien afirmó que la disciplina crecerá con el tiempo, Nota al Pie repasa las interacciones de distintos jugadores e invita a la reflexión.
Fútbol femenino
Dalila Ippolito es considerada un emblema del barrio, y por eso los vecinos decidieron inmortalizarla. Crédito: El Femenino.

Mariano Andújar, arquero y referente de Estudiantes de La Plata, dejó tela para cortar tras sus declaraciones en diálogo con Goal.com. Allí, entre muchos temas, se refirió al fútbol femenino de Argentina. 

“No consumo tanto, pero miro los resúmenes. Me encanta y me parece que con el tiempo crecerá”. Luego, agregó: “Sobre todo, cuando las chicas que empezaron en infantiles lleguen a primera, habrá mejor nivel”.

El arquero también hizo hincapié en su relación con Dalila Ippolito, jugadora de enorme proyección en la Albiceleste. “Todos me hablaban sobre ella cuando estaba en Italia y me decían que era una fenómena. Hoy se ve, llegó a Juventus, juega en la selección argentina y tiene 20 años”.

Además, añadió: “Se la ve distinta a todas. Ojalá pueda seguir haciendo una gran carrera”.

Cabe destacar que comparten raíces, ya que nacieron en Villa Lugano, dentro de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que integra la Comuna 8 junto a Villa Soldati y Villa Riachuelo. De allí nace su vínculo amistoso.

En ese sentido, es importante mencionar que Ippolito debutó en River Plate con tan solo 13 años, pasó por UAI Urquiza e incluso disputó el Mundial 2019 con la selección argentina. Por ello, les vecinos de Lugano hicieron un mural con su cara y una cancha de allí lleva su nombre. De esta manera, el reconocimiento de Andújar adquiere aún más importancia.

El caso Sorín como ejemplo a seguir

Juan Pablo Sorín, ex futbolista con pasado en Juventus, Lazio, Barcelona y River Plate, entre muchos otros clubes de prestigio, es en la actualidad un gran impulsor del fútbol femenino argentino.

“La sociedad ha dado evoluciones que el fútbol masculino no acompaña”, aseguró tiempo atrás en conversación con el sitio web de La Nación.

Fútbol femenino
Juan Pablo Sorín nació el 5 de mayo de 1976 en Buenos Aires y tiene 46 años. Crédito: El País de Uruguay.

Al ex lateral izquierdo se lo suele ver en distintos campos de juegos del torneo local femenino. El pasado 27 de marzo estuvo presente en el Superclásico que se llevó a cabo en el Estadio Monumental. El encuentro, que Sorín presenció junto a su hija Betta, finalizó 1-1.

También es común observarlo en redes sociales, con muestras de apoyo hacia la disciplina. Por ejemplo, durante 2021 se lo vio muy activo en su cuenta de Twitter con mensajes de aliento para quienes integran el ambiente, ya sean jugadoras, entrenadoras o periodistas.

https://twitter.com/jpsorin6/status/1373048163024699396?s=20&t=9bzytJ6mUaLXvZkLcT0Haw
El apoyo de Juan Pablo Sorín hacia el fútbol femenino. Crédito: Twitter Oficial de Sorín

El fútbol femenino tras un proceso largo que empieza a dar sus frutos

El rol de todos los futbolistas es de vital importancia para lograr una transformación en cómo la sociedad percibe al fútbol femenino. Cada detalle con buena intención suma en la difusión de este deporte.

Fútbol femenino
Estefanía Banini y Lionel Messi, capitanes de ambas selecciones, compartieron un grato momento. Crédito: BarcaWorldwide.

Por eso mismo, vale recordar uno de los tantos reflejos de que en el último tiempo se vive un cambio. Quienes integraban el seleccionado masculino, con Lionel Messi a la cabeza, compartieron tiempo de forma amistosa con sus pares femeninas previo al Mundial de Francia 2019.

Allí, se pudo a observar a Estefanía Banini, Florencia Bonsegundo y Ruth Bravo posar para las fotos junto Ángel Di María, Sergio Agüero y Paulo Dybala, entre otros. Este gesto fue histórico y de gran utilidad para visibilizar la participación de la Albiceleste en dicha competencia.

Por eso mismo, cada vez que un jugador alza la voz y se refiere de manera positiva al fútbol femenino, sus palabras no pasan desapercibidas. Son bien recibidas por la disciplina que crece a grandes pasos y necesita de más personas como Mariano Andújar y Juan Pablo Sorín.

Notas Relacionadas