May 9, 2022 | Género & Sexualidad

Ley de Identidad de Género: a diez años de su sanción 

Se aprobó el 9 de mayo de 2012 y significó una reivindicación a la lucha por los derechos de la comunidad LGBTIQ+. Nota al Pie dialogó con María Rachid, secretaria de Relaciones Institucionales de FALGBT.
Ley de Identidad de Género
“En lo que tiene que ver con lo registral, hay mucho avance con alguna que otra dificultad muy aislada sobre todo en lo que refiere a les niñes trans. Con respecto a la salud integral, la dificultad es más grande”, afirmó María Rachid. Crédito: Facundo Esmereles, Nota al Pie.

El 9 de mayo de 2012, el Senado de la Nación aprobó la Ley 26743, conocida como Ley de Identidad de Género; y el 24 del mismo mes el Poder Ejecutivo la promulgó. En este marco, este lunes 9 de mayo se realizará un encuentro en conmemoración de los diez años de la sanción de la ley. El evento se llevará a cabo en el Salón Azul del Senado de la Nación Argentina a partir de las 14 h.

La Argentina se transformó en un país pionero en reconocer los derechos de la comunidad LGBTIQ+. Esta ley, que comenzó con sus primeros proyectos en el Congreso en 2007, permitió reconocer a las personas según se autoperciben. 

De esta forma, se les comenzó a brindar la posibilidad de contar con un Documento Nacional de Identidad (DNI) que reflejara su identidad real, y no la asignada al nacer. Esto significó darle voz y derecho a quienes estuvieron por mucho tiempo excluides y discriminades a nivel social y estatal.

Nota al Pie dialogó con la secretaria de Relaciones Institucionales de la Federación Argentina LGBT (FALGBT), María Rachid.

Ley de Identidad de Género
“Creo que lo más importante es el mensaje del Estado en el reconocimiento de su identidad. Es una herramienta muy importante para después trabajar contra la discriminación y violencia en la vida cotidiana pero todavía falta mucho por hacer”, expresó Rachid. Crédito: Nancy Robledo, Nota al Pie.

Derechos reconocidos

Se entiende por identidad de género a la vivencia interna e individual del género tal como cada persona se siente. La misma puede corresponder o no con el sexo asignado al nacer, incluyendo la vivencia personal del cuerpo. 

La ley permite que las personas puedan modificar sus datos personales (nombre, imagen y sexo) que se encuentran en el DNI. Esto se realiza por medio de una rectificación en su partida de nacimiento en el Registro Civil. Luego, podrán solicitar el nuevo Documento Nacional de Identidad de forma gratuita. 

También pueden acceder a tratamientos hormonales e intervenciones quirúrgicas totales o parciales para adecuar su cuerpo a su identidad. Estos se pueden realizar en hospitales públicos, y también por medio de obras sociales o prepagas, ya que forman parte del Plan Médico Obligatorio.

El derecho a la identidad, a la libertad individual y al propio cuerpo para las personas de la comunidad LGBTIQ+, son una oportunidad histórica de construir una sociedad más justa e igualitaria para todes.

Según lo establecido por la ley, toda persona tiene derecho a la educación sin discriminación de ningún tipo en lo que refiere a su orientación sexual e identidad de género. En ese sentido, el sistema educativo, sobre todo las instituciones públicas, deben garantizar el cumplimiento de la misma y apoyar la diversidad de género. Por ello, se implementó la ley de Educación Sexual Integral (ESI).

Ley de Identidad de Género
“Tenemos que continuar con políticas públicas hacia esta población y aprobar leyes con acciones positivas que reviertan ese promedio de vida tan trágico”, agregó la secretaria de Relaciones Institucionales de FALGBT. Crédito: Radio Futura.

Ley de Identidad de Género: por una sociedad más justa 

La secretaria de Relaciones Institucionales de la Federación Argentina LGBT (FALGBT), María Rachid, explicó a Nota al Pie: “La Ley de Identidad de Género es una de las más importantes de nuestra comunidad”. En ese sentido, subrayó que antes era “mucho más difícil no solamente de consensuar su texto, sino de lograr instalarla en la sociedad. Por eso tardamos un poco más desde FALGBT en presentar los proyectos”. En la misma línea, resaltó que los primeros proyectos de la ley se presentaron en 2007.

Al respecto, agregó: “El reconocimiento a la identidad de género era la puerta de acceso para empezar a trabajar todos los derechos de la comunidad trans. Derechos que han sido históricamente vulnerados y negados”. 

“Por eso, presentamos estos proyectos de ley sin patologización que incluía a niños, niñas y adolescentes. Además, incluía a personas migrantes con estas características que le hacían la primera en el mundo”, agregó la también titular del Instituto contra la Discriminación de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Con respecto a su implementación, remarcó que la ley “se está aplicando relativamente bien en todo el país en lo que tiene que ver con lo registral, la posibilidad de hacer el cambio de nombre y sexo en los documentos”. Sin embargo, señaló que existe dificultad en el acceso a la salud integral: “Todavía son pocos los hospitales del país que hacen las cirugías. Hay dificultad en los accesos a los tratamientos hormonales y para la salud integral”. 

Rachid resaltó la importancia de visibilizar “toda la violencia que han vivido las personas trans durante sus vidas y que da lugar a la necesidad del cumplimiento de esta ley. Al igual que la necesidad de ir por más y aprobar una ley integral trans que es una propuesta que tenemos presentada en el Congreso”.

Notas Relacionadas