May 6, 2022 | Sociedad

«El Campito» lanza la primera plataforma de adopción de perros

Junto a Tiendanube, la iniciativa del refugio de la localidad de Esteban Echeverría busca facilitar la adopción. Nota al Pie entrevistó a Sergio Moragues, director institucional de la organización.
El Campito
“Básicamente lo que pedimos, y buscamos, son familias que quieran incorporar a un perro como miembro de la familia, ese sería el mayor requisito”, aclaró Sergio Moragues, director – Créditos: Prensa El campito refugio

Desde el año 2009, el refugio “El Campito” funciona en la localidad de Esteban Echeverría. El proyecto inició trece años atrás de la mano de una pareja que al principio albergaba a los rescatados en su casa. Tomó un tiempo poder formar el lugar de apogeo y así concretar las respectivas adopciones. Hoy en día, su misión sigue siendo que la gente tome la iniciativa  y darle un hogar a estos seres que tanto han sufrido. 

Sin embargo, para poder hacer más sencilla y efectiva la manera de adoptar, Tiendanube le propuso al refugio llevar a cabo la primera plataforma de adopción de la Argentina. En esta plataforma el adoptante debe completar varios requisitos en formato de formulario. Los “camperitos”, forma cariñosa de llamar a los perros parte del refugio, cuentan con fotos para que puedan conocerlos mejor. 

Se puede acceder a la página de diversas plataformas, como si fuese una aplicación. La misma, ya se plantea la iniciativa de ser efectivamente una aplicación que se pueda usar en distintos dispositivos. 

En este contexto, Nota al Pie entrevistó a Sergio Moragues, director institucional de “El Campito”. Sergio nos contó de qué manera empezó la idea del refugio y cómo fue el proceso de desarrollo de la plataforma virtual que crearon con Tiendanube.

¿Cómo surgió el refugio?

El refugio nació en 2009, fue fundado por Nani Salgado junto con su marido. Ella rescataba perros y recibía tránsitos en su casa hasta que compraron el terreno, donde hoy se alberga a los animales. Su primer rescate fueron 300 perros de zoonosis, en ese momento todavía se sacrificaba a los animales de Buenos Aires, así que eran animales que iban a terminar teniendo ese final. Este fue el primer gran rescate de lo que es hoy “El Campito”. Nani creó este refugio con la idea de hacer una organización que la trascienda, armando paralelamente una asociación civil que es hoy la que maneja el Campito, por así decirlo.

El Campito
“Creemos que es algo que estamos iniciando, un camino, el cual lo hacemos nosotros pero que seguramente lo van a poder aprovechar muchos otros refugios para visibilizar a sus perros y eso es lo que nos entusiasma”, concluyó Moragues – Créditos: Prensa El Campito

¿Cómo nació la idea de crear esta plataforma de adopción tan necesaria en nuestro país?

La idea de esta plataforma de adopción, surgió de Tiendanube, conversando con ellos; ya que es una empresa que aporta soluciones tecnológicas. En la plataforma creada se muestra un poco lo que hacemos, desde el rescate hasta el lugar que le damos a los animales sin hogar que recuperamos. También están los problemas que tienen que con querer mostrar a los perros, pero debido a los algoritmos de las redes sociales es difícil. 

Es por eso que pensamos esta propuesta de una tienda virtual donde se pueden ver las fotos de todos con algunas descripciones, ordenándolos por ciclos de vida desde los más cachorros hasta los más adultos. Nos pareció fantástico y al mismo tiempo creemos que es algo que estamos iniciando, un camino; el cual lo hacemos nosotros, pero que seguramente lo van a poder aprovechar muchos otros refugios para visibilizar a sus perros y eso es lo que nos entusiasma. 

¿Qué requisitos piden para realizar una adopción responsable? 

Básicamente lo que pedimos, y buscamos, son familias que quieran incorporar a un perro como miembro de la familia, ese sería el mayor requisito. Después, obviamente, algunas condiciones que tengan que ver con la historia de vida de los adoptantes, que no tengan naturalizadas situaciones de maltrato, que no se les haya perdido perros y que no hayan abandonado. A través de su historia de vida y la de sus perros sabremos si pueden tenerlos. La idea es poder saber que tienen un veterinario, que son cuidados, etcétera. Tenemos un procedimiento escrito que es a través de un cuestionario y un contrato de adopción; luego se prosigue con un acompañamiento post adopción. 

Procedimiento de adopción paso a paso 

El primer paso es ingresar a la página, ahí se pueden ver a todos los animalitos que se encuentran en adopción. Luego, una vez que ya se haya visualizado y elegido al camperito, se debe presionar en el botón de “¡Adoptame!”, eso permite llenar el formulario. 

Desde la dirección del refugio se evalúan los datos del adoptante, prosiguiendo con la petición de las fotos de la casa donde viviría el animal. Junto con la organización, se pautan la fecha y horario para que el animal sea retirado y llevado a su nuevo hogar. Pero antes se debe firmar un contrato donde se formaliza la adopción.  

Estas adopciones se deben realizar solo con su adoptante final, sin terceros de por medio. Se debe ser mayor a 21 años. No se dará en adopción a cachorros menores de 5 o 6 meses, si en el hogar hay niñes de 6 años para abajo.

Se pide también, que al llegar el animal al hogar debe tener lista su chapita identificatoria, incluido el número del refugio.  

El Campito
En la tienda virtual donde se pueden ver las fotos de todos con algunas descripciones, ordenándolos por ciclos de vida desde los más cachorros hasta los más adultos – Créditos: El Campito

El Campito y sus padrinos y madrinas

Este refugio no recibe ni ayuda de funcionarios, ni del estado. Pero sí se acercan eventualmente personas que se encariñan con los canes y deciden quizás no adoptarlos, pero sí ser madrinas o padrinos. Ellos son quienes ayudan a poder sostener, de alguna manera, lo que es el lugar junto con los animales. 

Actualmente, cuentan con un total de cuatrocientos perros, doce trabajadores en relación de dependencia, dos veterinarios. Además, reciben la ayuda de cincuenta voluntarios que diariamente, o una vez cada tanto, deciden ir al refugio para trabajar y dar una mano con los perros. 

Debido a que la buena voluntad de la gente, a veces de alguna empresa, es su única fuente de ingresos desde el refugio invitan a otras formas de apoyo económico. Por ejemplo, en lugar de apadrinar al refugio como tal, se puede elegir a algún camperito en especial con quien hayan tenido conexión. Aceptan donaciones de todo tipo, incluidos medicamentos e insumos de hospital. 

El uso de la tecnología para fomentar el encuentro de las familias con los animales es cada vez más popular. Son varias las organizaciones que buscan facilitar así el camino hacia la adopción.

Notas Relacionadas