Presidente sí, ¿padre no?

El nacimiento del hijo de Alberto Fernández y la primera dama, Fabiola Yañez, puso en la mira un derecho con retraso en Argentina. ¿Qué pasa con las licencias por paternidad?
Licencia por paternidad
El mismo día que nació Francisco Fernández Yañez, el presidente argentino retomó sus obligaciones laborales – Crédito: Twitter/ @albertofernandezok

Francisco Fernández Yañez nació en la madrugada del lunes, en el hospital porteño Sanatorio Otamendi. Días atrás, el presidente argentino Alberto Fernández, anunció que se tomaría tres días de licencia de paternidad, pero la fecha del parto llegó, y ese período se redujo a cero. 

“Alberto trabaja desde el Otamendi”, anunciaban ayer los portales de noticias. Casi como un triunfo, destacando que el presidente argentino no salía ni un segundo de función. En cambio, el foco de los medios de comunicación se fue hacía el saludo de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner al mandatario. 

Pero, ¿no puede Alberto Fernández siquiera tomarse el día para estar presente en el nacimiento de su hijo? Si ni el presidente puede tener ese derecho, ¿qué pasa con los millones de hombres que habitan Argentina

Licencia por paternidad: una deuda pendiente 

“En este momento justo entran colaboradores míos. Estoy acá trabajando y acompañando a Fabiola”, declaró el lunes 11 de abril desde el Sanatorio Otamendi. Alberto mantuvo una conversación telefónica con el periodista Jorge Rial en Radio 10, que le preguntaba acerca del cambio en la conformación de su gabinete. 

¿Estaría su cabeza en las cuestiones presidenciales? ¿O pensaría en el nacimiento de su hijo y el estado de su esposa, Fabiola Yañez? Por más que sea la primera dama, Fabiola no deja de ser una mujer en recuperación luego de una cesárea.  

Licencia por paternidad
El nacimiento del hijo entre Fabiola Yañez y Alberto Fernández puso en la mira la duración de las licencias por paternidad – Créditos: LaNuevaMañana.com

Aún si se hubiera tomado el día, el período de licencia por paternidad no es muy amplio a nivel nacional. Los trabajadores del sector estatal tienen cinco días a disposición, mientras que quienes trabajan en empresas privadas solo dos. 

Argentina es el país que menos días libres brinda a los padres luego del nacimiento de sus hijes. “Nuestra licencia por paternidad es la más corta de la región. Reproduce la idea de que los varones no tienen responsabilidades en el cuidado. Esto es malo para ellos y malo para sus hijes”, publicó en su cuenta de Twitter la directora nacional de Políticas de Cuidado, Lucía Cirmi, en marzo de este año. 

Según la página web lexlatin.com, a noviembre de 2021, los nuevos padres tenían en Chile 5 días libres, en Brasil de 5 a 20 y en Colombia 2 semanas. El país más avanzado en la materia es México, que le otorga a los varones 3 meses de licencia por paternidad. 

Licencia por paternidad
En esta placa, la cantidad de días libres que tienen los hombres latinoamericanos luego de ser padres – Créditos: María Belén Balverdi, Nota al Pie.

Estos números se contrastan con la cantidad de días que disponen las mujeres. En Chile, ellas cuentan con de 3 a 6 meses de licencia, en Brasil con de 4 a 6 meses, y en Colombia 18 semanas. De nuevo, México es el único que iguala los períodos, dándole a las madres 3 meses luego del parto para volver al trabajo. 

Poco a poco, las imposiciones patriarcales caen. La igualdad en las licencias por nacimiento apuntan a la mapaternidad, un espacio donde tanto el padre como la madre se hagan cargo de sus hijes; pero estas no son las únicas cuestiones a tener en cuenta. 

El proyecto de ley 

El presidente Alberto Fernández anunció un proyecto de ley que iría por la ampliación de la licencia de paternidad, maternidad y adopción. La propuesta se dio a conocer en la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso en el 2022. 

En ese contexto, la directora nacional de Políticas de Cuidado, Lucía Cirmi, tuiteó sobre los ítems a tener en cuenta a la hora de pensar la duración de las licencias. Nombró temas cruciales: la obligatoriedad de las mismas y el goce de sueldo. 

A su vez, explicó que la diferencia de días “también afecta a las mujeres, no solo por la sobrecarga en el cuidado, sino por la discriminación en el mundo del trabajo. Los empleadores prefieren trabajadores sin chances de tomarse licencia, o sea varones”. 

Otro tema surge en la actualidad y es urgente a resolver, ¿qué pasa con las familias monoparentales o diversas?. Para hablar más claro, ¿cómo se las arregla un padre soltero para criar a su hije con el actual régimen? ¿Y una pareja en la que, por ejemplo, dos hombres adoptan une niñe? 

La provincia de Buenos Aires avanzó en ese rumbo. En noviembre de 2021, amplió las licencias de maternidad y paternidad, y creó otras nuevas, en el ámbito estatal. 

Las personas gestantes contarán con una nueva licencia por cuidado del recién nacido de 45 días. En el caso de la madre se suma a la de 90 días que ya tenía. Ese período se puede compartir o fraccionar con su corresponsable parental, que, además, pasó de tener una licencia de tres días a una de 15.

También se incorporaron cambios en las licencias por adopción. El lapso pasó de 90 días a un período de entre 120 y 180 días, según la edad del niño o niña.

No caben dudas que la paternidad de Alberto Fernández sacó a la luz debates sin resolver y deudas sin saldar. Ojalá que el próximo bebé presidencial tenga la posibilidad de que su padre lo acompañe más de unas horas. 

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto