martes 28 de mayo de 2024

“Lo que ya pasó”, una historieta para soltar el pasado

Brian Janchez y Pablo D’Alio crearon estas narraciones cortas con gusto a vivencias y aroma a moralejas.
Lo que ya pasó
El pueblo de Villa Piren completamente nevado alberga personas que nunca se darán por vencidas frente a la adversidad. Crédito: guion de Brian Janchez y arte de Pablo D’Alio.

En 2021, de mano de Deriva Editorial, salió a la venta esta antología de historias cortas, escritas por Brian Janchez y con dibujos de Pablo D’Alio. Lo que ya pasó cruza eventos en los que cada personaje debe superar vivencias devastadoras en diferentes niveles. La obra se puede conseguir en la mayoría de las comiquerías argentinas.

Dentro de las páginas, se pueden encontrar tanto distopías futuristas como historias completamente íntimas. Muchas instancias son exploradas. Inclusive las más pesimistas, como es el caso de “El Murciélago”. Así, las cuatro narraciones dan diferentes sensaciones al lector.

Cuatro historias cortas

Dentro de esta antología, encontramos desastres naturales; problemas románticos; fantasía y ciencia ficción. Cada una de ellas ataca un aspecto emocional específico: la soledad, en alguna de sus facetas.

En “El Cráneo del Cocodrilo” asistimos a la historia de un muchacho que ha perdido a su ciudad y a su familia. Debido a esto, decide refugiarse en el único ser que aún le es querido.

Por otra parte, en “El Murciélago” conocemos a un hombre que, si bien no está solo, no tiene la compañía que quiere. Esto lo lleva a atacar a lo único que decide estar con él. 

Otra faceta de la soledad, referida a los vínculos románticos, la conocemos en “La Ametralladora”. En esta historia, una chica siente culpa por el rompimiento de su querida amiga. La muchacha, pese a su dolor, ya casi no recuerda la cara de su ex.

La última historia, “Villa Piren”, habla de la soledad como algo colectivo. Y cómo, en una ciudad, un residente con poder y visión quiere ayudar. Sin embargo, no todo sale siempre como se planea, aunque eso no sea motivo de desánimo.

El factor emotivo

Los textos de Brian Janchez son íntimos. Al ser historias cortas, es bastante complicado ahondar en los sentimientos y en el desarrollo de los personajes. Sin embargo, Janchez logra de forma concreta trasladar al lector al mundo en el que transcurren estos sucesos.

Lo que ya pasó
El arte de D’Alia refleja las emociones de manera fantástica. Crédito: guion de Brian Janchez y arte de Pablo D’Alio.

La clave está en los escenarios: a veces protagonistas, a veces solamente contexto. En “El Cráneo del Cocodrilo, la devastación de la ciudad es clave para que se conecte emocionalmente con el protagonista. En muchas partes del mundo, los desastres naturales afectan profundamente a una comunidad.

Por su parte, se genera un gran contraste en “El Murciélago”, con ese ambiente completamente minimalista contrastando con la ciudad llena de vida. En este caso, hay un componente extra: este relato recuerda mucho a “The Raven” de Edgar Allan Poe. Villa Piren y La Ametralladora atacan más a la nostalgia de los sitios turísticos: una es en un pueblo poco accesible, y la otra en una ciudad costera.

«Lo que ya pasó»: la clave visual

El arte de Pablo D’Alia en Lo que ya pasó se complementa muy bien con los textos de Janchez. El estilo de D’Alia parece sencillo, pero es de una composición muy rica. Sabe transmitir el caos de una jungla, al igual que el frío de una playa fuera de temporada.

Lo que ya pasó
El pesimismo de “El Murciélago” recuerda a la poesía de Edgar Allan Poe. Crédito: guión de Brian Janchez y arte de Pablo D’Alio.

Desde la portada, en la que vemos un edificio en la nevada Villa Piren, se nos invita a el libro como a una historia para leer a resguardo. Justamente, es el relato que más juega con el clima, y lo hace de forma magistral.

Los diseños de sus personajes varían dependiendo hacia dónde quiere ir la historia que se cuenta. Además, se expande en la psiquis de los personajes. En “El Murcielago”, vemos los cambios en los personajes con sus diferentes estados de ánimo. Mientras que en “La Ametralladora” vemos los personajes más consistentes, ya que se mantienen en sus cabales de forma constante.

Lo que ya pasó es una antología de relatos cortos que pueden atraparnos profundamente pese a su extensión. La superación de desgracias es la clave para seguir adelante, y eso es lo que proponen a lo largo de toda la obra. 

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

El Gobierno Nacional decidió dejar de financiar los Juegos Evita

Durante una reunión virtual federal se acordaron diversas directivas sobre una de las competencias más añejas de la Argentina. Entre lo más destacado se encuentra el hecho de que dejará de recibir sustento monetario y deberán ser las provincias las que se encarguen de ese asunto.

Guillermo Francos jefe de Gabinete, el síntoma de la crisis política

El funcionario mantuvo una reunión con los ministros del gobierno y brindó una conferencia de prensa en la que confirmó que Federico Sturzenegger será designado como ministro. El presidente Javier Milei ya se encuentra en Estados Unidos, por quinta vez.

Cambio climático en los ojos del Parlasur

El Parlamento del Mercosur analizó en un seminario cómo la problemática afecta a los países de América Latina y el Caribe. ¿Sus premisas? La solución es colectiva, y la economía del futuro no puede dejar de lado al cambio climático.

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto