Mar 20, 2022 | Sociedad

Bromatología en casa: empoderar al consumidor y mejorar la calidad de vida

Desde el 2018, tres ingenieras crean contenido acerca de la correcta manipulación de alimentos y limpieza en el hogar. Con frases como “El horno no es heladera'', generan conciencia que impactan positivamente en la salud. Nota al Pie dialogó con Erica Pitaro Hoffman acerca de su trabajo de divulgación.
Bromatologia
Bromatología en Casa: de las redes a un libro. A partir del 1 de abril va a estar disponible su primera publicación por la editorial Penguin, en formato digital. Créditos:cortesía.

Guardar la pizza que sobró de la cena en el horno, usar lavandina pura y desinfectar con vinagre, son algunos de los mitos que derriban desde el espacio Bromatología en Casa tres ingenieras; dos de ellas son ingenieras en alimentos, Erica y Mariana, mientras que Daniela es ingeniera agrónoma. 

En esta nota, Erica Pitaro Hoffman contó todo sobre el trabajo que vienen haciendo desde el año 2018 desde redes sociales y que se materializó en un libro. “Bromatología en casa: cómo comprar, manipular alimentos y mantener tu hogar limpio y seguro”, de la editorial Penguin, estará disponible en eBook y en formato físico, a partir del 1 de abril. 

Bromatologia
Erica contó a Nota al Pie: “Pensamos en la posibilidad de abrir una cuenta de Instagram relacionada a esto, nunca pensé que iba a tener el éxito que tuvo”. Créditos: La Vanguardia.

Con respecto a cómo comenzó este trabajo de divulgación, Erica contó que surgió en un contexto en donde aparecían los primeros influencers, de esta forma vieron que muchas mamás blogueras o no profesionales del tema, publicaban contenido acerca de lo que Erica y Mariana habían estudiado mucho y se preguntaron “¿Por qué no?”.

“Pensamos en la posibilidad de abrir una cuenta de Instagram relacionada a esto, nunca pensé que iba a tener el éxito que tuvo”, expresó Erica y agregó: “Marian recién había tenido la bebé, pero empezamos a subir muchísimo material y ponerle onda”. 

Pasado poco más de un mes, Daniela comenzó a contactarlas y hacer aportes desde su especialidad: “Ella se especializaba más en el tema de control de plagas. Entonces preguntó en la cuenta, nos empezó a seguir y nos empezó a mandar posteos, información muy copada”, contó la ingeniera en alimentos.


Fue entonces que se formó el equipo completo que logró que hoy, cada vez más gente, utilice de manera correcta los productos de limpieza, sanitice bien sus frutas y verduras y hasta conserve mejor y por más tiempo los alimentos que consumen en el hogar. 

Empoderar al consumidor: la información que nadie nunca dio

Si bien muchos locales gastronómicos y lugares donde se manipulan alimentos de venta al público deben cumplir normas, reglamentos y todo lo establecido por el Código Alimentario Argentino bajo la ley 18.184; la historia en la intimidad del hogar es otra.

“Nos han escrito personas -todavía nos pasa- que nos dicen ‘Erica antes a mi me dolía la panza todo el tiempo, todo me caia mal, y me di cuenta que era por las ensaladas, porque no las sanitizaba o porque comía muchos crudos´; cosas así que parecen tontas, pero en realidad afecta a la calidad de vida”, detalló. 

Lo cierto es que para la gran mayoría de gente, hay mucha información que no está del todo clara a la hora de cuidar su hogar. Pero estas tres ingenieras influencers, supieron brindar datos de la manera más práctica, con ejemplos y con situaciones que suceden todo el tiempo en las casas. Al respecto, la entrevistada dijo: “No había algo que le pusiera tanta onda y que pudiera empoderar al consumidor”.

La lavandina pura no sirve: un antes y un después

La pandemia por el virus SarsCov 2 que provoca la enfermedad del Coronavirus, fue un punto de inflexión para la sociedad. Desde Bromatología en casa, siempre se recomendó el lavado de manos, la sanitización de frutas y verduras, y la desinfección de compras del supermercado, etc.

Erica explicó: “algo que nosotras siempre recomendamos es la desinfección, pero porque conocemos los depósitos de donde viene esa mercadería; si la gente viera cómo son esos depósitos donde está esa mercadería, no guardaría todo así en la alacena o en la heladera; estás contaminando con algo que no sabes si le pasó por arriba una rata, va más allá del covid”.

A ellas, como creadoras de contenido, en su objetivo de lograr una mayor conciencia, salud y cuidados, este contexto de pandemia les sirvió para conocer más datos sobre los hábitos de los usuarios de las redes. 

“Nos sirvió porque la gente entendió que se tenía que lavar las manos después del covid, y una dice que ‘¿antes no te lavabas las manos?’ entonces hay cosas que hay que reforzar constantemente”, subrayó.

Sobre las compras también hay mucha información que a la comunidad le sirve tener a mano. Al respecto contó: “Nos dicen cada cosa en redes: ‘fui a una carnicería y tenía un trapo de piso bajo la tabla de cortar’, cuando antes eso ni lo miraban seguramente”. 

“Ahora se están dando cuenta que si en una carnicería tienen dos especies en la misma heladera y contacto entre sí, están incumpliendo buenas prácticas de manipulación”, concluyó.

Bromatologia
 todo lo establecido por el Código Alimentario Argentino bajo la ley 18.184. Créditos:La Vanguardia.

Sanitización o barbarie: derribando mitos

Aunque abundan las publicidades de productos de limpieza junto a imágenes de su uso indicado, muchas prácticas vienen de generaciones anteriores. Mucho de esto se lee en los comentarios de las redes de las ingenieras, y para eso Erica, Mariana y Daniela se pusieron en acción.

“El uso mágico del vinagre, por ejemplo, no está categorizado como desinfectante”, Erica resaltó que si bien es un buen limpiador no cumple la función de desinfectar, cómo sí lo hacen productos específicos como la lavandina.

Otro de los productos mal utilizados, es justamente la lavandina, es un producto concentrado pensado para diluir. “El rótulo dice que la lavandina se usa diluida y la gente la usa pura porque piensa que así es mejor y no”.

Por otra parte, el mal uso de este líquido puede ser peligroso. Erica explicó otro error común: “mezclarlo con otros productos que son químicos: si se mezclan entre sí se inactivan y forman vapores que son tóxicos”. 

El horno no es heladera: la correcta conservación de alimentos

Una de las costumbres más arraigadas en las cocinas argentinas es guardar la comida de la cena en horno para el otro día. Esto fue una de las cosas que se trabajó desde los posteos, videos e información. 

Otro de los errores más comunes que mencionó la ingeniera es sobre la conservación de alimentos cocidos a temperatura ambiente. Al respecto, mencionó: “los tratamientos térmicos lo que logran es  convertir el alimento en inocuo, pero sobreviven microorganismos a la cocción; entonces si nosotros no lo refrigeramos esos microorganismos se van a multiplicar porque le estamos dando las condiciones para hacerlo”. 

Entonces aconsejó: “Hay que meterlo a la heladera si o si, porque el microorganismo que sobrevivió a la cocción en el momento que yo lo dejo afuera me puede llegar a enfermar”.  Todos estos consejos útiles se pueden encontrar en todas sus redes sociales y próximamente en su primer libro.

Compartir:

Seguir Leyendo

Nota al Pie | Noticias en contexto