Mar 10, 2022 | Internacional

El impacto del conflicto Rusia – Ucrania en el mundo

En este artículo, Nota al Pie presenta un análisis de las implicancias de la guerra en diferentes partes del mundo.
Conflicto Rusia-Ucrania
El conflicto ruso-ucraniano, que va por su día 15, generó efectos que alteraron la economía mundial. Crédito: AFP.

Como cualquier conflicto bélico, la crisis ruso-ucraniana no se limita únicamente a los actores que se encuentran directamente implicados. Por el contrario, desde el día que inició, trajo consigo consecuencias que repercuten en distintas latitudes del mundo. La economía mundial, como así también las relaciones entre distintos países a raíz del nuevo escenario internacional, es una de las dimensiones que sirven para analizar las implicancias de la guerra.

En este sentido, desde el día que inició la operación militar rusa en Ucrania, se han visto diversos hechos que forman parte de la complejidad de las relaciones internacionales en tiempos belicosos. De esta manera, se puede observar con claridad cómo las necesidades de los Estados se encuentran por encima de las premisas ideológicas.

Un acercamiento inesperado

El pasado lunes, Jen Psaki, vocera de la Casa Blanca, reconoció que el gobierno estadounidense inició conversaciones con Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, con el fin de comprar el petróleo que, antes de las sanciones, le compraba a Rusia. «El propósito del viaje que realizaron los funcionarios de la administración fue discutir una variedad de temas que incluyen ciertamente energía, seguridad energética», sostuvo la funcionaria estadounidense.

Maduro, por su parte, manifestó que Venezuela se encuentra preparada para contribuir a la normalización del mercado internacional, luego de la alteración que sufrió tras el estallido bélico de RusiaUcrania. «Venezuela está preparada una vez recuperada PDVSA a nivel básico, estamos preparados para crecer uno, dos, tres millones de barriles diarios si hiciera falta para la estabilidad del mundo», dijo el jefe de Estado.

Conflicto Rusia-Ucrania
La apertura de los canales de diálogo entre EEUU y Venezuela tuvo una repercusión mundial, luego de que en el 2019 la nación norteamericana desconociera a Maduro como presidente legítimo. Crédito: amp.dw.com

El embargo estadounidense al país latinoamericano, actualmente vigente, impedía a Venezuela negociar su petróleo en el mercado de EEUU. La medida formaba parte de un paquete de sanciones impuesto luego de reconocer a Juan Guaido, en el año 2019, cómo presidente legítimo de Venezuela. El rol de EEUU en la crisis socio-económica venezolana fue denunciado en reiteradas oportunidades por dirigentes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Estados Unidos, a pesar de la retórica antichavista, necesita del petróleo venezolano como, asimismo, Venezuela necesita exportarlo. La confirmación del diálogo entre ambos países es, quizás, uno de los ejemplos más claros de que, en términos geopolíticos, las necesidades de una Nación predominan por sobre las ideologías. 

China: articulación estratégica y advertencia

Este martes, según se dió a conocer a través de la cancillería del gigante asiático, Xi Jinping se reunió de manera virtual con Emmanuel Macron y Olaf Scholz, máximos mandatarios de Francia y Alemania. Obstruir el acercamiento de la UE con Eurasia (especialmente China) es uno de los objetivos estratégicos de la OTAN. El encuentro entre los líderes de estos 3 países, en medio de la tensión, es un síntoma más de que esa articulación parece irreversible.

Las declaraciones de Xi Jinping, en ese sentido, cobran una relevancia especial. «China apoya a Francia y Alemania para que procedan en función de los propios intereses de Europa, consideren la seguridad duradera de Europa, se adhieran a la independencia estratégica y promuevan la construcción de un marco de seguridad europeo equilibrado, eficaz y sostenible», sostuvo el líder chino.

El jefe de Estado de la potencia asiática destacó la necesidad de establecer «un diálogo igualitario entre Europa, Rusia, EEUU y la OTAN». A su vez, enfatizó la importancia de «defender activamente un concepto de seguridad común, cooperativo, sostenible e integral». El planteo chino, en otras palabras, es una invitación a un orden multipolar al corazón estratégico de la Unión Europea.

Conflicto Rusia-Ucrania
La interdependencia entre la UE y Eurasia es uno de los motivos para que, a pesar del conflicto, las relaciones sigan el mismo curso que antes del estallido bélico. Crédito: asianews.it

En relación al conflicto Kiev – Moscú, además de sostener la importancia de llegar a un acuerdo de paz a través de las negociaciones, Xi condenó las sanciones de la UE contra Rusia. En ese sentido argumentó que las medidas «arrastrarán hacia abajo la economía mundial, que está bajo la pesada carga de la pandemia y serán perjudiciales para todas las partes». Según autoridades chinas, esa es la consecuencia del impacto que tienen las sanciones en la estabilidad de las cadenas financieras, de transporte, energéticas y de suministros en todo el mundo.

Consecuencias en la economía argentina

El estallido de la guerra desató una escalada en los precios internacionales de los commodities agrícolas que, para el campo argentino, representa una buena noticia. Las limitaciones de Ucrania para producir las materias primas, que en materia de trigo-maíz representa el 10% de la producción a nivel mundial, abre nuevas oportunidades de exportación para el sector agrícola argentino.

El salto en el precio de los commodities, a su vez, representa una noticia alentadora para la economía argentina porque, gracias a ello, el país recaudará más dólares de lo previsto. Según estimaciones, la argentina podría terminar con un ingreso de divisas adicional equivalente a 3.000 millones de dólares.

Sin embargo, más allá de las ganancias que puede obtener el sector agroexportador, también existen noticias que no son para nada motivadoras. Por la dinámica económica, muchos de los productos vinculados a los artículos agrícolas que se producen en el país, pueden tener un aumento significativo de sus precios. El pan, por ejemplo, se encuentra en este momento con un valor de $250 – con posibilidades concretas de seguir aumentando – en muchas de las panaderías argentinas. 

Otra de las preocupaciones para el Gobierno Nacional – con el acuerdo con el FMI de por medio – se relaciona con la matriz energética. La suba de los precios internacionales en materia energética (gas – petróleo) implican para Argentina un gasto más grande de lo previsto para importarlos, lo que profundiza el déficit comercial energético este año.

Compartir:

Seguir Leyendo

Nota al Pie | Noticias en contexto