Ene 30, 2022 | Internacional

Xiomara Castro juró y asumió la presidencia de Honduras

En un clima de fiesta popular, la primera mandataria mujer de Honduras asumió su cargo como jefa de Estado.
edit 61f319f78bb3d 900 2
 Xiomara Castro asumió tras haber sacado el 51,12% de los votos en las elecciones del año pasado, siendo la presidenta más votada de la historia. Crédito: Agencia AFP

Este jueves, frente a una multitud que se concentró en el Estado Nacional de Tegucigalpa, juró Xiomara Castro, quien se convirtió en la primera presidenta mujer de la historia del país. “La presidencia de la República nunca ha sido asumida por una mujer en Honduras. Han tenido que pasar 200 años desde que se proclamó nuestra independencia: estamos rompiendo cadenas”, afirmó la flamante mandataria.

En su discurso inaugural, Castro sostuvo que ese día inició el “Gobierno del pueblo”. Al mismo tiempo, denunció la difícil situación socioeconómica que atraviesa el país centroamericano. “La pobreza se incrementó en un 74% para convertirnos en el país más pobre de Latinoamérica”, sostuvo.

El acto de asunción de la mandataria más votada de la historia del país centroamericano contó con la visita oficial de 40 delegaciones internacionales. Entre las figuras más destacadas, se encontraron Cristina Fernández de Kirchner, Kamala Harris, Dilma Rousseff, Fernando Lugo, Felipe VI y Carlos Alvarado.

edit 61a760e219fa7 900 2
Castro dijo en su discurso que pretende “refundar” Honduras, tras los 12 años de neoliberalismo. Crédito: Télam

Las próximas medidas de gobierno

Castro, quien es además compañera del expresidente derrocado por un golpe de Estado en el año 2009, Manuel Zelaya, sostuvo en su discurso inaugural que, durante su gobierno, se trabajará en una amnistía para les preses detenides arbitrariamente por motivos políticos. Al mismo tiempo, señaló que buscará el regreso de les exiliades que se fueron de Honduras en los últimos doce años.

En esta misma línea, la nueva presidenta adelantó que sancionará una Ley de Condena al Golpe de Estado. También una Ley de Condena a la Sentencia de la Reelección Ilegal, algo que para Castro constituye “en sí, un delito de traición a la patria”. 

Otro de los puntos que remarcó la nueva jefa de Estado se relaciona con la participación ciudadana, una herramienta que piensa utilizar para llevar adelante muchas de las medidas que se encuentran en su programa político. “El Gobierno no va a estar solo, sino que acompañado de la voz del pueblo a través de las consultas populares”, aseguró.

En materia social, la mandataria aseguró que una de las medidas de los primeros 100 días será la de administrar luz de forma gratuita a más de un millón de personas que se encuentran bajo la línea de la pobreza. Teniendo en cuenta la preocupación por un Estado que, según denunció Castro, se encuentra en bancarrota, la financiación de tal medida será a través de aquelles que más tienen. En este mismo sentido, la presidenta electa indicó que, en los primeros 100 días de gobierno, buscará subsidiar los combustibles con el fin de bajar sus precios.

Xiomara Castro remarcó que su gobierno tendría la orientación de un “socialismo democrático”. Asimismo, declaró que serán temas de prioridad la lucha contra la corrupción, el narcotráfico y la violencia contras las mujeres.

edit 61f3416cdf3de 900 2
Cristina Fernández de Kirchner diálogo con Castro antes de participar de una conferencia en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras. Crédito: Télam

La situación política

El nuevo Gobierno de Honduras tendrá un gran desafío: sortear una crisis política que empezó incluso antes de arrancar su mandato. En la actualidad, Honduras cuenta con dos Congresos que funcionan de manera paralela: Jorge Calix del partido gobernante, pero acusado de traidor por la propia presidenta, preside un parlamento que funciona de manera virtual en alianza con sectores de la oposición. Luis Redondo, respaldado por Castro, es el presidente del otro parlamento.

La crisis tiene su causa en la promesa de otorgarle a Redondo la presidencia del Congreso si su partido (Partido Salvador de Honduras) formaba una alianza con el partido de Castro en las elecciones; algo que, finalmente, sucedió. Calix, junto a otros diputades disidentes, desconocieron la decisión. 

En la actualidad, el parlamento que preside Calix cuenta con 70 diputades de 128, mientras que el que lidera Redondo tiene la presencia de tan solo 40. Si bien hubo intentos de diálogo entre ambas facciones, estos no prosperaron. En este sentido, se espera que, luego de hacer el pedido oficial, la Corte Suprema de Justicia sea la que defina la situación. 

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto