Ene 4, 2022 | Sociedad

Femicidio de Sandra Borda: sus familiares exigen justicia

A cinco días del brutal crimen, diversas organizaciones junto a familiares de la víctima se manifestaron en San Justo en búsqueda de una respuesta rápida por parte de la justicia

El hecho ocurrió en la esquina de las calles Carlos Casares y Bartolomé de las Casas, en La Matanza. Crédito: Mayra Nani NAP

Familiares, amigues, vecines y diversas organizaciones sociales se reunieron hoy frente a la Sede Judicial del Municipio de La Matanza, ubicada en la intersección de las calles Florencio Varela y Francisco Marcon (San Justo), para pedir justicia por el femicidio de Sandra Borda.

Como primer resultado, la familia de Sandra recibió una respuesta positiva por parte de la fiscalía ya que les aseguraron que el caso se encuentra actualmente encaminado y las pruebas aportadas fueron más que suficientes.

Paralelamente a esta respuesta, aquelles que se encontraban a la sede judicial solicitaron a las autoridades protección para la familia de la víctima. Y exigieron contención para las mujeres que se encuentran en situación de violencia.

“No queremos que esto vuelva a ocurrir”, manifestaban les mujeres de la marcha. Créditos: Mayra Nani

En diálogo con Nota al Pie, la hermana de la víctima, Silvia Alegre, explicó que en lo que refiere a la evolución de la causa recibieron buenas noticias y la reunión fue satisfactoria. 

“Nos dijeron que vamos a ver resultados pronto, no necesitan más pruebas porque tienen todo. Por suerte ya está todo resuelto y encaminado. Ya va directo a juicio y el 99% está listo”, aseguró.

Además, la hermana de la víctima agradeció el apoyo y contención por parte de las organizaciones que estuvieron presentes para pedir justicia y se manifestó acerca de los femicidios: “denuncien si están pasando por una situación de violencia, por más mínimo que sea, por maltrato físico o psicológico, porque puede terminar de esta manera”. Y en ese sentido, señaló que  “van a estar apoyadas por familiares, amigos, todes unides”.

“Mi hermana tenía miedo de denunciar porque siempre la amenazaban de muerte, y creía que su ex pareja iba a cambiar en algún momento. Jamás nos escuchó”, explicó Alegre.

Por su parte, Ivana Vallejos, prima de la víctima, relató que “él era muy celoso, no la dejaba salir y la aislaba para que ella no pueda acceder a redes de acompañamiento que la estimulen a denunciar”.

En dicho sentido, reveló que “lo primero que hizo Sandra cuando logró salir de la casa del femicida fue dirigirse a la casa de su mamá, donde todos estaban intentando que ella no tenga más contacto con Pedro, su ex pareja, pero lamentablemente en la vía pública logró increpar”.

En el marco del pedido de justicia, Vallejos aseguró que “en este momento, buscamos una respuesta rápida por parte de la justicia, queremos que la familia pueda ser informada de cómo va a seguir la causa. A pesar del dolor, se necesita información para empezar a sanar”.

Asimismo, otra de las organizaciones que formó parte de la movilización fue “Juntos hacia la izquierda”, y una de sus referentes, Ana Paredes Ladman reflexionó que “en los primeros días del año ya tuvimos que lamentar 4 femicidios, esperamos respuesta que estén a la altura de los casos”.

En este aspecto, la referente apuntó que “exigimos que haya presupuesto para centros integrales y refugios. Hay solo un refugio habilitado para toda la población de la matanza. Es increíble que el Estado no tome medidas de prevención”.

Según un informe de La casa del Encuentro, una mujer muere en manos de la violencia machista cada 23 horas, y el sexo femenino exige un fin para los femicidios. Créditos: Mayra Nani

Cronología del femicidio

El jueves pasado, Sandra Borda fue de compras junto a sus hijos a una feria popularmente conocida como “La Feria de Casmma”. Al momento de retirarse del lugar, fue abordada por su ex pareja quien la llamó desde la vía pública para que se acercara a su vehículo. Allí, luego de un breve diálogo la atacó a balazos. 

Según los investigadores del hecho, Borda recibió un disparo en uno de sus dedos de una mano y al caer al suelo, fue golpeada con el caño de la escopeta y rematada por un disparo que ingresó por la nuca y se despidió por el pómulo izquierdo.

Mientras que, uno de los hijos de la víctima que se encontraba junto a ella durante el ataque, resultó herido tras sufrir el impacto de perdigones en su hombro derecho y cuello. El joven fue trasladado al Hospital Paroissien, de Isidro Casanova y se encuentra fuera de peligro. 

Notas Relacionadas

¡RECIBÍ LA MEJOR INFO!

Mantenete al día con las noticias que más te importan

Bienvenido a la actualidad