Dic 9, 2021 | Cultura, Actualidades

Arden los muñecos en La Plata

Se acerca fin de año y la Municipalidad de La Plata abrió un registro para inscribir a los tradicionales muñecos de fin de año. Les responsables deben ser mayores de 21 años y contar con residencia en un rango máximo de 500 metros en relación a la ubicación solicitada para instalar el momo. La inscripción […]
info platense
Al igual que año pasado, esta edición deberá adaptarse a los protocolos por Covid 19 . Créditos: Info Platense.

Se acerca fin de año y la Municipalidad de La Plata abrió un registro para inscribir a los tradicionales muñecos de fin de año. Les responsables deben ser mayores de 21 años y contar con residencia en un rango máximo de 500 metros en relación a la ubicación solicitada para instalar el momo.

La inscripción se realizará de lunes a viernes en la sede de Control Ciudadano en las calles 20 y 50 entre 15 a 22, con copia de DNI y un boceto con las medidas del momo. Hay tiempo hasta el 20 de diciembre.

Según lo establecido, los muñecos no podrán exceder los 6 metros de alto, 3 metros de ancho y 3 metros de largo. Su emplazamiento deberá contemplar un radio de seguridad de tres veces su altura. Además, el armado definitivo de los muñecos en calle sólo podrá realizarse cinco días antes de la fecha de su quema.

Para completar el registro, será obligatoria la aceptación del protocolo de funcionamiento según COVID-19 establecido por el municipio. También, los cursos de RCP y electricidad que se dictarán en el Pasaje Dardo Rocha para les realizadores.

diario el dia
Desde 1956 les ciudadanes se reúnen para armar el momo que luego quemarán el 31 de diciembre. Créditos: El Día.

La pandemia en los festejos

El año pasado, a pesar de la pandemia por Covid 19, la ciudad de La Plata continuó con la tradición de cada fin de año: el armado y posterior quema de momos. En diciembre de 2020 se registraron 61 inscriptes, un número bastante menor al habitual.

Con un año marcado por la pandemia y las pérdidas, los muñecos fueron el centro de distintos homenajes. Diego Maradona, quien falleció el 25 de noviembre, resultó el personaje más elegido en los distintos barrios. También estuvieron representados el coronavirus, el técnico Alejandro Sabella y Mafalda, debido al fallecimiento de su creador Quino.

En relación a los protocolos por Covid 19, este año les responsables de los momos deberán disponer de un sector de higienización para los espectadores y participantes durante el armado, quema y posterior desarme.

Del mismo modo, deberán colocar información sobre los protocolos sanitarios de prevención en cada muñeco. Por otro lado, serán les responsables de  la limpieza del espacio habilitado para el desarrollo del evento antes, durante y después de la quema.

todo provincial
Maradona, el coronavirus y Mafalda, estuvieron entre los momos más representados del 2020. Créditos: Todo Provincial.

Tradición platense

Desde hace muchos años en La Plata, ciudadanes de todas las edades se reúnen a fines de noviembre con un objetivo común: crear el mejor muñeco para quemarlo el último día del año.

Esta celebración que nació en 1956, en la intersección de las calles 10 y 40, se lleva a cabo en distintos barrios, donde se decoran los árboles con guirnaldas y luces.

En el año 2011, 150 jóvenes de distintos barrios platenses, conformaron la Asociación Muñecos de La Plata, que agrupa a referentes de cada una de las zonas donde se construyen los momos. Uno de los objetivos era el de crear un Museo del Muñeco, además de coordinar acciones para organizarse y hacer de esta costumbre un atractivo turístico.

Actualmente unos 15 ó 20 días antes del 31, les vecines comienzan con el armado de las estructuras de hierro y madera, a la que aplican papel maché y papel de diario. Por su parte, los muñecos representan personajes infantiles, animales, figuras del deporte, el arte, la cultura o la política.

Semanas atrás, el Diario HOY contó cómo en los últimos días de noviembre varias familias y vecines de La Plata empezaron a gestar estructuras en las veredas platenses.

Por ejemplo, en la zona del hospital Español, los más jóvenes del barrio empezaron a unir maderas, juntar clavos y martillos para darle forma a otra ilusión. La definición o el nombre de la estructura se mantiene en suspenso hasta mediados de diciembre, cuando el momo empieza a tomar forma.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto