Sep 4, 2021 | Deportes

Taekwon-Do Adaptado, un arte marcial para la inclusión

Entrevista a los profesores Sabunim VI Dan Ariel Fernandez y Sabunim IV Dan Jose Privitera, especialistas en deporte inclusivo.

El 4 de Septiembre es el Día del Taekwon-Do olímpico. Además de esa especialidad, existen otras variantes de ese arte marcial. Crédito: Asociación Taekwon-Do Unificado

El TaekwonDo es el arte marcial moderno, fundado a mediados del siglo pasado. Tiene practicantes en todo el mundo, federaciones que organizan competencias deportivas, e inclusive, logró ser reconocido como deporte olímpico. En Argentina, tiene miles de adeptos, quienes encuentran en esta disciplina no solo una mejora física, sino también un mayor equilibrio a nivel emocional. 

Es una actividad inclusiva, ya que puede ser practicada por personas con discapacidad. Nota al Pie dialogó con los profesores Sabunim VI Dan Ariel Fernandez y Sabunim IV Dan Jose A. Privitera, integrantes de la la Asociación Taekwon-Do Unificado. En una extensa entrevista comentan las virtudes de la actividad como así también brindan detalles del Taekwondo Adaptado, modalidad de la cual son especialistas.

¿Qué es el Taekwondo?

El Taekwon-Do, es un arte marcial de defensa personal, es también un deporte y una forma de Vida. El Do se escribe separado y con mayúscula porque justamente es la parte del nombre que se define como una filosofía de vida. El Tae (se pronuncia Thé) refiere al empleo de las piernas y el Kwon (se pronuncia Kúon), al uso de las manos para defenderse.

¿Qué los llevó a vincularse con esta disciplina?

Desde pequeños la influencia de las películas de Bruce Lee o Karate Kid nos seducían para sentir que podíamos construir un mundo más justo. De grandes, la certeza de contar con un espacio de desarrollo físico y emocional nos mantuvo en este camino. 

¿Dónde se formaron?

La formación es múltiple y variada, pero el recorrido se empieza por una escuela de práctica y la construcción de un vínculo muy especial con la persona que te instruye, se denomina Sabum o Sabumnim. Es un camino de unos 3 a 5 años para lograr la base requerida en un cinturón negro de grado 1 (1er Dan).

A partir de allí la formación se complementa con cursos y seminarios de capacitación, teóricos y prácticos. La asociación se organiza de manera tal de proveer constantemente formación a sus cinturones negros. Incluso con la participación en otras disciplinas y campos de conocimiento.

¿Cómo logra el Taekwon-Do convertirse en deporte olímpico?

Desde el año 1966 se fue consolidando una separación entre arte marcial y deporte con el objetivo concreto del reconocimiento olímpico. Recién en el año 1988 con sede en Seúl, el gobierno coreano logró el reconocimiento del taekwon-do como un deporte olímpico de exhibición. 

Luego fué reconocido, el 4 de septiembre de 1992 en Barcelona, como un deporte olímpico. Pero recién en el año 2000 se le otorgó validez a las medallas obtenidas en sus competencias. Una larga estrategia político deportiva para consolidarlo justamente como un deporte. Este movimiento implicó una adaptación concreta de gran parte de la disciplina como arte marcial para respetar los cánones del Comité Olímpico . 

Sabunim VI Dan Ariel Fernandez (en el centro de la imagen) y Sabunim IV Dan Jose Privitera (en la derecha), son especialistas en Taekwon-Do adaptado. Junto a ellos, varios deportistas de su equipo, a quienes entrenaron para participar de un evento internacional.Crédito: Asociación Taekwon-Do Unificado.

¿En qué beneficia a la persona la práctica de ese arte marcial?

Volviendo al arte marcial, consideramos de vital importancia el desarrollo cognitivo y neuromotor que promueve la práctica de esta disciplina. Se trata de una estructura de desafíos planificados para presentar etapas de crecimiento. Las personas que lo practican persiguen autoconocimiento físico y emocional. Construyen de esta manera confianza y  seguridad en sus acciones. Transitar situaciones de estrés es parte del ritual de las clases.

¿Cómo nació el Taekwon-Do adaptado?

Todas las personas poseen virtudes y condicionantes; cómo profesores de Taekwon-Do fuimos detectando estratégicamente qué convenía focalizar en las virtudes,para superar los condicionantes. De esta manera y de la mano de las nuevas corrientes socio-inclusivas a partir del año 2000 aproximadamente, las escuelas de Taekwon-Do de nuestra asociación fueron abriendo las puertas a personas que vivían con algún tipo de discapacidad. 

Se acumularon experiencias y aprendizajes en ambos sentidos, practicantes e instructores, que permitió armar un cuerpo conceptual específico. Prontamente nos dimos cuenta de la poderosa herramienta que habíamos desarrollado. El poder de crecimiento que genera la autoconfianza es asombroso, y no se trata tanto de instruir sino de dejar crecer; en un ámbito contenido y controlado.

¿Qué diferencia existe entre el Taekwon-Do adaptado y el convencional?

Para responder a esta pregunta habría que reformularla. Diferenciariamos entre Taekwon-Do clásico y Taekwon-Do adaptado. Históricamente las artes marciales fueron desarrolladas en un esquema rígido. Se debían respetar sistemas de entrenamiento, figuras o formas que debían ser ejecutadas de una manera exacta y precisa. Todo estaba establecido y no había espacio para revisiones o cuestionamientos. Quiénes no alcanzaban los estándares mínimos de la época quedaban excluidos del acceso al entrenamiento o aprendizaje. 

El arte marcial se pensaba casi separado de la condición humana, se perseguía un concepto de Superhumano. El Taekwon-Do propone desde sus inicios en el año 1955 revisar y reformular las artes marciales clásicas desarrollando un sistema dinámico y flexible que se adapte a las necesidades de cada practicante. Desde aquel entonces hasta el año 2000 cambió fundamentalmente la sociedad y la percepción de las personas con discapacidad. El Taekwon-Do justamente tuvo la inercia de cambio y adaptación a ese cambio. 

En rigor de verdad, actualmente no hay diferencia entre Taekwon-Do adaptado y tradicional. Se lo denomina “adaptado” porque se alteran algunas cuestiones del reglamento de competencia para adecuarlas a las personas con discapacidad. Las exigencias y pretensiones se determinan por las posibilidades de cada practicante. Como instructores debemos detectar esos procesos y potenciarlos. El acompañamiento y el respeto de los tiempos y capacidades son fundamentales.

¿Qué los motiva a especializarse en la docencia de Taekwon-Do adaptado?

Uno de los preceptos del Taekwon-Do es construir un mundo más justo. No hay justicia en un mundo que excluye a más del 20% de su población. Las personas con discapacidad tienen los mismos derechos que el resto de la población. Es decir, son personas. Reconocerlas como tales es el primer paso, y también nuestra obligación. Ser profesor de Taekwon-Do conlleva está responsabilidad y este desafío humano, físico y emocional.

Favor de contarnos dónde enseñan esta actividad

Nuestra asociación, la Asociación Taekwon-Do Unificado, tiene sedes en todo el país y cada Do-Jang tiene la particularidad de que es inclusivo y dictar clases de Taekwon-Do adaptado. La capacitación docente es permanente a través del programa DenA, docentes en acción.

¿Quiénes pueden participar del Taekwon-Do adaptado?

Todas las personas y todas las condiciones humanas que así lo deseen. El desarrollo personal depende exclusivamente de la voluntad y el vínculo que pueda construirse entre instructor y practicante. El tiempo no es un factor relevante. 

Sabunim VI Dan Ariel Fernandez y Sabunim IV Dan Jose Privitera consideran que desde el Taekwon-Do marcial se puede construir un mundo más justo. Crédito: Asociación Taekwon-Do Unificado

¿Qué comentarios ha recibido usted de aquellas personas que se incorporaron a esta modalidad inclusiva de Taekwon-Do adaptado?

Debemos diferenciar entre los comentarios personales y los familiares. Practicantes celebran el espacio y reconocen una aceptación y respeto que posibilita su crecimiento. Esto se refleja en la construcción de nuevos vínculos sociales antes vedados.

Las familias responden con una gratitud infinita a la posibilidad de contar con un lugar en donde tratan a sus integrantes con igualdad. También valoran que incluso tienen la posibilidad de destacarse por su desarrollo, sus virtudes, sus conquistas y no por su condición o discapacidad.

Notas Relacionadas

¡RECIBÍ LA MEJOR INFO!

Mantenete al día con las noticias que más te importan

Bienvenido a la actualidad