Ago 15, 2021 | Sociedad

Día de las infancias: el derecho a vivir en familia

Entrevista con Mariel Pardon, integrante de la Asociación Civil También Son Nuestros en el día de la niñez, para reflexionar también sobre sus derechos.

En Argentina hay alrededor de 3 mil niñes y adolescentes que esperan tener una familia y 4580 personas inscriptas para adoptar. Los requisitos sobre la edad y la ausencia de enfermedades hace que los niños más grandes no puedan ser adoptados. Crédito: Estela García– Nota al Pie

Actualmente muches niñes y adolescentes esperan que se cumpla su derecho a vivir en familia. Nota al Pie se comunicó con Mariel Pardon, integrante de la Comisión Directiva de Asociación Civil También son nuestros, un hogar de 20 pre-adolescentes y adolescentes entre 10 y 17 años, ubicado en Lomas de Zamora, Buenos Aires.

Allí, les chiques reciben todo el amor y contención de un grupo de profesionales y empleades que tratan día a día de parecerse lo más posible a una familia. Mientras elles esperan, hoy festejan su día.

En busca de una familia

Les niñes llegan a los hogares por la intervención del servicio social local de los municipios ante la vulneración de sus derechos, como el maltrato físico, el abuso o el abandono, entre otros. En el caso de la Asociación Civil También son nuestros,  abarca Lomas de Zamora, Lanús, Avellaneda aunque también pueden llegar de otros municipios.

Una vez que el caso es denunciado, el Servicio Social establece si un familiar o referente afectivo se puede encargar del niñe. Si no lo hay, se abre una medida judicial de abrigo por 6 meses con la intervención del organismo de niñez. Entonces les chiques son derivados a los diferentes hogares según la edad, el sexo y otras características.

En el caso de También Somos Nosotros, algunes ingresan porque antes habían estado en otros hogares para más pequeños y al crecer ya debían estar en una institución con niñes de su edad. 

Actualmente en la casa hay 20 niñes y adolescentes, que es la capacidad máxima del lugar. Pardon explicó que no todos están en situación de adoptabilidad. «Muchas veces pasa, por ejemplo; que un niñe manifiesta querer ser adoptade pero tuvo una vinculación fallida con un familiar que continúa apelando la medida para lograr la tenencia y eso traba la adopción«.

La adopción

Les adolescentes y pre-adolescentes, suelen encontrarse en situación de Convocatoria Pública  de postulantes para Adopción. Este es el último recurso para restituirles el derecho a vivir en familia. 

«Sucede cuando se dicta la medida de adopción, corre el registro nacional de pretensos adoptantes y no hay nadie inscripto para pre y adolescentes de esas edades. Entonces el Juzgado abre una convocatoria pública a nivel nacional. Ahí se pueden presentar familias monoparentes, homoparentales, heteroparentales, mientras sea que no estén inscriptas en el Registro de aspirantes a Adopción. Una vez que se realiza la entrevista en el juzgado, se puede iniciar la vinculación para adoptar«, especificó Pardon.

Por eso, explicó que en los hogares puede haber niñes en situación de adoptabiliad, de vinculación con sus familias o que la medida todavía no esté determinada.

Más que haber requisitos para les postulantes, son éstes quienes imponen mayores exigencias. Esto impide que les niñes más grandes puedan tener una familia.

Estadístícas

Desde la Dirección Nacional de Registro Único de Adoptantes (DNRUA) informan que de un total de 4580 legajos vigentes de postulantes para adopción, el 89 % manifiesta la voluntad de adoptar niñas o niños de un año de edad. Cuando la búsqueda se amplía hasta la edad de 4 años, surgen 3409 legajos (74%).

Respecto a la adopción de niñas o niños de 8 años de edad, cuentan con esa disponibilidad adoptiva 763 postulantes (16%) y 42 manifiestan la voluntad de adoptar niños de 12 años de edad (0,92 %). Por eso, sostienen que es importante cambiar el paradigma de ‘buscar un niño para una familia’ por el de ‘buscar una familia para un niño, niña o adolescente’”.

Además, sobre los 4580 aspirantes inscriptes, 2050 (44,75%) desean adoptar sólo una niña o niño o adolescente, mientras que 2325 (50,76%) aceptarían integrar sus familias con 2 niños, niñas y adolescentes, pero disminuye sensiblemente cuando se trata de 3 niños, niñas o adolescentes, 197 (4,30%) y más de 4, sólo 8 (0,17%) postulantes.

Desde el DNRUA aclaran que hay tres etapas en el proceso de adopción: la de vinculación, que es una etapa previa al otorgamiento de la guarda; la guarda con fines adoptivos (que es un período legal máximo de seis meses), donde empiezan a convivir con la familia, concluyendo con el juicio de adopción. En esos períodos se acompaña a las familias.

«Para mí el sistema de adopción funciona bien y no es complejo, aunque hay juzgados que trabajan más y otros que trabajan menos. Cuando un chico entra en adoptabilidad, se corre todo el registro nacional y los juzgados se encargan de entrevistar a los posibles adoptantes. Por eso depende de cada juzgado cómo recorra todo ese registro y de la celeridad que le otorgan a las entrevistas con los pretensos adoptantes como para autorizar a vincularse con algún niño que este en un hogar«, declaró Pardon.

Agregó que «los requisitos son amplios, ahora se pueden inscribir todo tipo de familias. El problema es la gente que se inscribe pretende adoptar sólo niños pequeños, hasta los 5 años, que estén sanos, que no tengan hermanos o que tengan  uno a lo sumo. Después pasa el tiempo, pasan los años y recién ahí amplían el rango etario.

Vínculos afectivos

La integrante de la asociación explicó que la prioridad siempre es mantener el vínculo con la familia biológica y trabajar con ella, por ejemplo, con hermanes, tías o tíos, abueles. Una vez que les niñes tienen la medida judicial de abrigo, se comienza a trabajar con sus familias mediante diferentes intervenciones.

Primero se evalúa si ese vínculo y ese entorno son saludables, si tiene relación o no con quien vulneró sus derechos. Luego la Justicia ordena que el niñe debe ser vinculade con determinado familiar o familiares. 

En este punto, también comentó que «en el caso de nuestro hogar también tenemos que hacer una vinculación supervisada según cada caso y elaborar un informe de las visitas, que por ejemplo, puede ser una salida a la plaza«.

El derecho a jugar y el derecho a la educación son pilares fundamentales en la vida de les niñes, y dentro del hogar estos derechos son cumplidos. Crédito: Estela García– Nota al Pie

La vida en un hogar de niñes

En la Asociación Civil También son Nuestros, les chiques tienen una rutina diaria, a la que ahora se suma la vuelta a las clases presenciales. «A la mañana, al levantarse se cepillan los dientes, desayunan y arman sus camas, todo supervisado. A algunes les toca ir a la escuela y los que no por las burbujas, tienen 2 horas de estudio donde deben hacer la tarea o conectarse a zoom.

Luego al mediodía se arma el almuerzo, en el que hay una grilla de actividades donde un día le toca lavar los platos a unos, poner la mesa a otros y así, por lo cual todes colaboran con las tareas de la casa«, comentó Pardon.

A la tarde algunes van a la escuela y otres hacen las tareas en el hogar. Además tienen actividades de gimnasia, dentro y fuera del hogar. «Ahora con la pandemia algunos chicos empezaron a hacer cursos virtuales. Por ejemplo, de panadería y de arreglo de lavarropas«, destacó. 

Momentos y espacios de juegos

También tienen sus momentos y espacios de juegos: «Tenemos un patio grande donde hay una cama elástica, un metegol y dos televisiones«. En cuanto a la higiene, como son muchos, la mitad se baña a la mañana y la mitad a la tarde. Ponen su ropa a lavar en el lavadero pero cada une debe lavar su ropa íntima.

Las cenas se sirven temprano y luego suelen mirar la tele. Después de las 22 horas se dividen les cuidadores, une en la planta alta donde están los dormitorios de las niñas y otre en la planta baja donde están los dormitorios de los niños. 

El horario para acostarse es a las 23 horas en la semana. Los fines de semana son un poco más tarde, ya medianoche, suelen organizar pijamadas por habitación o pochocleadas donde miran películas. «También tienen salidas con colaboradores o referentes, por ejemplo ir a tomar un helado o a pasear pero eso se cortó con la pandemia«cuenta Pardon.

Todes les niñes y adolescentes cuentan con asistencia psicológica individual, una sesión por semana. Además hay una psicóloga social institucional dentro del hogar que es la que coordina todo, siendo el nexo entre les niñes y el equipo de psicólogues.  “Les cuenta los contextos de los chicos, situaciones que pasaron en la semana, si van a tener una audiencia por adoptabilidad o por egreso con un familiar. También se encarga de la dinámica de la convivencia interna entre los chicos y con los adultos también, por ejemplo con sus cuidadores«.

Los 18 años: tiempo de egresar

Cuando cumplen los 18 años deben egresar del hogar, una situación que muchas veces les resulta angustiante. «Desde los 15-16 años trabajamos en lo que es la autonomía. Hay un sistema de programa de egreso provincial. Allí les dan herramientas para empoderarse; para que puedan ir viendo cómo manejarse solos en la vida«, comentó Mariel. 

Además, desde el hogar también se trabaja en el egreso, por ejemplo, desde la terapia individual.  Tratan de conseguirles trabajo y formarles en un oficio. También les referentes voluntaries que tuvieron; se encargan de acompañarles en el proceso de independencia y muchas veces les consiguen trabajo.

También agregó: «Es muy duro porque todavía son chicos, por eso durante los primeros meses seguimos ayudándolos, es angustiante para ellos cuando va llegando la fecha«. Si cumplen con la asistencia a las reuniones del programa de egreso y luego continúan con los estudios, a los 18 años reciben una ayuda social que hoy ronda los 13 mil pesos. 

Hay otras instituciones que se encargan de les chiques que egresan de hogares por ejemplo, para reunirles y que paguen juntes un alquiler.

Asociación Civil También son Nuestros

Este hogar de niñes y adolescentes fue fundado hace 32 años por una iglesia y luego se independizó. El estatuto reglamenta que la Asociación debe estar a cargo de una Comisión Directiva de 9 integrantes que trabajan ad-honorem. También hay socies que aportan una cuota mensual. 

«Si se trabaja, si se le pone muchísima cantidad de horas, desde todos los voluntarios, en cuanto a la administración, en cuanto a conseguir recursos, esto se logra porque hay un montón de gente dispuesta a ayudar«, explicó Pardon. Por ejemplo, han realizado un convenio con un supermercado que les entrega alimentos próximos a vencer.

El Municipio se ocupa de la entrega de alimentos y artículos de limpieza. Desde la Asociación se encargan del resto de los gastos, incluidos los honorarios profesionales del equipo de psicólogues y demás empleades. Para ello cuentan con el aporte mensual de socies y con la beca estatal de cada niñe y adolescente.

Los vínculos afectivos con sus familias biológicas es fundamental para la vida del niñe. Por eso, en una primera instancia siempre se trata de vincularlos con tíes, abueles, primes. Credito: Leslie Sanchez – Nota al Pie

Día de las infancias

Para el Día de las infancias recibieron muchas donaciones por lo que hoy entregarán 3 regalos para cada une. También tienen planeadas actividades todo el fin de semana. «Viene bien el festejo del Día del niño«, expresó.

«Hay cosas que necesitamos y que tenemos que salir a comprar sí o sí. Por ejemplo, ahora estamos necesitando medias y ropa interior«. Si querés ayudarles con este pedido, podés comunicarte con las redes del hogar o por mail tambiensonnuestros@yahoo.com.

Al igual que elles, muches niñes y adolescentes esperan tener una familia. Ingresá a la página web para conocer más sobre la adopción y despejar dudas. Sigamos hablando de adopción hasta que todes les niñes y adolescentes tengan asegurado.

Notas Relacionadas

¡RECIBÍ LA MEJOR INFO!

Mantenete al día con las noticias que más te importan

Bienvenido a la actualidad