Jul 18, 2021 | Deportes

«Mi Primer Peloteo»: la integración mediante el deporte

La fundación ofrece programas educativos, deportivos y creativos para niñes y adolescente de bajos recursos.

El deporte como una herramienta clave para promover la inclusión. Foto: Aksana Spaskova

El deporte es una herramienta clave para promover la inclusión y el espíritu colectivo. Asimismo, también ofrece diversas oportunidades de desarrollo para aquelles que eligen practicar alguna de las disciplina que integran dicho campo. 

En este sentido, Nota al Pie habló con la directora institucional de la ong «Mi Primer Peloteo», Aksana Spaskova, sobre cómo fomentan la integración social mediante su trabajo. 

La organización sin fines de lucro surgió en 2014 y se encuentra en el barrio porteño de La Boca. Respecto de los comienzos, Spaskova recordó: «nace con Matías Lagana, entrenador del Racket Club. Él sentía la necesidad de enseñarle el tenis a los chicos que no tienen las mismas oportunidades».

La  entrevistada comentó que Lagana inició el proyecto en la Isla Maciel junto a profesores y amigues. En ese momento, ella trabajaba en otra fundación y a partir de una colaboración, ella conoció la iniciativa de Lagana y así empezaron a trabajar juntos. 

«Empezamos con los trámites, nos constituimos como fundación y empezamos a implementar programas, a trabajar más organizado y abrir sedes nuevas. Así llegamos a Villa Santa Rita, en la localidad de Boulogne Sur Mer«, agregó. 

En cuanto al propósito de la ong, Spaskova afirmó que «el objetivo es sacar a los chicos de la calle. Mostrarles que a través del deporte en general y en el tenis en especial, pueden lograr su propio proyecto de vida». 

«Mi Primer Peloteo», Aksana Spaskova,directora institucional de la ong. Foto: Aksana Spaskova

La integrante de «Mi Primer Peloteo» se refirió a los programas que implementan  desde la fundación para lograr sus objetivos. Al respecto destacó la iniciativa «Colores primarios» para niñes de 6 a 12 años como primer acercamiento al deporte y la alimentación saludable. 

Además, mencionó el programa «Dejando huellas» para jóvenes de 12 a 17 años que impulsa la integración y el profesorado para aquelles que deseen dedicarse al tenis profesional. 

Transformación ante la crisis

Por otra parte, la entrevistada habló sobre cómo la llegada del coronavirus obligó a cambiar el eje de trabajo de la ong. «Habíamos empezado las actividades del año pasado y tuvimos que cortar porque comenzó la pandemia».

«Con los recursos que teníamos compramos y repartimos artículos de limpieza en los barrios donde trabajamos,  como el barrio 2124, el barrio 31 y en comedores», comentó. 

Respecto a las implicancias de la pandemia, Spaskova afirmó que «cambiamos el enfoque. Lo que nos pasaba con nuestros chicos para los que damos clases de tenis es que no tenía un plato de comida».

En ese sentido, señaló: «Empezamos a recaudar fondos para preparar viandas. En este periodo entregamos 10 mil viviendas en distintos barrios y comedores y estuvimos cocinando en las casas de amigos, conocidos y donantes de la fundación».

Cabe mencionar que «Mi Primer Peloteo» está integrado por un equipo de voluntaries que logran llevar adelante el proyecto mediante recaudación de fondos y donaciones. 

Al respecto, Spaskova subrayó que al comenzar con la producción de viandas, recibieron apoyo de empresas privadas y otres colaboradores. Dicha comida fue distribuida entre los barrios con los que trabaja la organización y subrepartida en comedores.  

«Los voluntarios pasaban a buscar por las casas la gente todo lo que nos donaban y los entregábamos. Todo gracias a las colaboraciones de los donantes particulares y  de los tenistas que siempre también se suman», agregó. 

En ese sentido, la directora institucional de la organización, destacó a les tenistas profesionales, Diego Schwartzman y Horacio Zeballos. Ambos colaboradores con la labor de la ong. 

«Mi primer peloteo» está integrado por un equipo de voluntaries que logran llevar adelante el proyecto mediante recaudación de fondos y donaciones. Foto: Aksana Spaskova

Volver a las raíces 

Tras la transformación del eje de trabajo que supuso la pandemia, «Mi Primer Peloteo», comenzó el 2021 con el plan de retornar a los orígenes. Sin embargo, las actividades volvieron recién ésta semana. 

«La buena noticia es empezamos devuelta, en todos los barrios, con las clases habituales, de a poco y con todos los protocolos; hasta diez chicos y con pocos profesores», comentó Spaskova

A su vez, también hizo referencia a la colecta de raquetas usadas en la que trabajan actualmente y otros proyectos de cara al futuro. Al respecto, indicó: «Tenemos pensado conseguir un espacio para abrir un instituto y dictar clases virtuales».

En relación a dicho espacio señaló que será «para que los chicos puedan conectarse. Y cuando se corta, por ejemplo por la pandemia, para que puedan tener acceso al material deportivo y lo que es la alimentación sana».

De cara al futuro, detalló que actualmente trabajan en la próxima incorporación del programa virtual sobre arte y deporte. Según precisó la entrevistada, «un artista grabará un tutorial y la idea es que los chicos puedan implementarlos con pocos recursos».

Por último y para les jóvenes más grandes, Spaskova destacó la futura implementación del profesorado de tenis virtual. Al respecto, explicó que «tuvimos que asociarnos con el Profesorado Sudamericano de Tenis que otorga el título nacional». 

En ese sentido, concluyó que trabajan en la gestión para que les jóvenes puedan acceder a los dispositivos necesarios para las clases. Además, dicha iniciativa apunta a abrir oportunidades laborales para les jóvenes. 

Notas Relacionadas

¡RECIBÍ LA MEJOR INFO!

Mantenete al día con las noticias que más te importan

Bienvenido a la actualidad