Las trabajadoras de Nota al Pie en los Encuentros Nacionales de Mujeres

Hoy algunas de nuestras compañeras relatan sus experiencias en los últimos Encuentros.
Producción Nota al Pie.

Agustina, María Ternura, Estela, Valentina, Inés, Melisa y Pía. Las siete son integrantes de Nota al Pie, en donde trabajan en diferentes sectores. Todas asistieron a algunos de los Encuentros Nacionales de Mujeres (ENM) que sucedieron entre 2017 y 2020.

Ellas revolvieron en sus memorias, cámaras y celulares para revivir viejos recuerdos. Algunas contaron sus testimonios, otras mostraron sus fotos. Una de ellas compartió una producción escrita con la que participó de un ENM. A continuación, conoceremos la historia de los últimos Encuentros de la mano de sus participantes: las protagonistas.

Chaco 2017

Agustina Rolón es una de las fotógrafas de Nota al Pie. Vive en Berazategui, provincia de Buenos Aires. Desde allí, en 2017 partió al 32° Encuentro Nacional de Mujeres (ENM) en Resistencia, provincia de Chaco. Como muchas más mujeres, trans, lesbianas, bisexuales o no binaries, viajó en grupo.

Para ella eso fue una experiencia que la marcaría. “El haber estado organizada, que compañeras me hayan invitado a viajar de forma colectiva me parece que es sumamente importante”. Como Agustina, otras setenta mil personas invadieron la capital chaqueña.

En el ENM realizado los días 14, 15 y 16 de octubre los colectivos disidentes continuaron con la lucha para su visibilización. La denominación Encuentro Nacional de Mujeres se quedaba corta, no eran solo argentinas quienes lo conformaban. Las personas de pueblos originarios u otros países reclamaban su protagonismo dentro del movimiento. También lo hicieron las trans, travestis, lesbianas, no binaries o quienes no se definen con el modelo cis heterosexual de mujer dominante en la sociedad.

Participantes del Encuentro Nacional de Mujeres en Chaco, 2017. Créditos: Agustina Rolón, Nota al Pie.

Nuestra fotógrafa Agustina hizo referencia a esa diversidad: “me parece importante que futuras generaciones puedan recurrir a este espacio del encuentro plurinacional como un lugar de aprendizaje, de unión y de lucha”. Para ella, los Encuentros son espacios que “convocan a debatir, reflexionar y a poder seguir avanzando como mujeres y disidencias”.

María Ternura Ulloa Osorio también asistió al Encuentro de Chaco 2017. Ella es nicaragüense y colombiana, pero vive en Argentina. En Nota al Pie desempeña sus conocimientos como comunicadora en el área de redes sociales (la pueden ver en el resumen semanal de Tik Tok).

Lo que marcó su paso por el ENM fue intervenir en los talleres de género. “Me encantó como los participantes expresaban sus contextos, sus ideas y cómo de ahí se creaban tejidos colectivos con las experiencias”. En total, en el Encuentro de Chaco 2017 se realizaron setenta y un talleres.

También recuerda “esa sensación de seguridad y sororidad al caminar por las calles todas unidas, fuertes y contenidas por les otres ahí presentes”. Para ella, los ENM consisten en “entender que la realidad de cada una es diferente”, pero que “hay que saber ponerla en juego, generar vínculos y nuevas conexiones para crear procesos y estrategias nuevas”.

Trelew 2018

En el portal, Inés Mazzara se desempeña como redactora. Vive en San Martín, provincia de Buenos Aires. Su deseo de participar en la lucha feminista la llevó al 33° Encuentro Nacional de Mujeres.

Fue en la ciudad de Trelew, en la provincia de Chubut. En octubre de 2018, les asistentes al ENM eran alrededor de cincuenta mil personas. 

La participación en el Taller de Terapias Complementarias. Créditos: Melisa Yuri Kamegawa, Nota al Pie.

Para Inés, el hecho que marcó su estadía en el Encuentro fue la participación del Taller de Estrategias para el Aborto. Allí, entendió porque en ese momento la ley que lo despenaliza todavía no había sido aprobada. Además, pudo conocer la experiencia de las mujeres en otras provincias. «Entendí que tenía una concepción bastante porteño céntrica de las cosas y que la realidad de las mujeres a lo largo y a lo ancho del país trascendía lo que pasaba en Buenos Aires«. 

Por eso le parece importante seguir llevando adelante los encuentros, porque «ese intercambio es super enriquecedor. Encontrarte con mujeres de distintas provincias, con diferentes experiencias y formas de ver el mundo te ayuda a abrir la cabeza y a crecer». En definitiva «a pensar diversas estrategias para tirar abajo el patriarcado».

La Plata 2019

El 34 Encuentro tuvo como característica la lluvia. Ese fin de semana de octubre de 2019 en La Plata, la capital de la provincia de Buenos Aires, hubo un temporal. Eso no frenó a las mujeres que participaron de los talleres y que en la marcha llegaron a ser doscientas mil.

Entre ellas se encontraba Melisa Yuri Kamegawa. En Nota al Pie, se desempeña como fotógrafa. Es nacida en Japón pero vivió toda su vida en Argentina. En el ENM de La Plata vivió un momento muy especial.

Decidió separarse del grupo de amigas con quienes había asistido y anotarse en el Taller de Terapias Complementarias. «No tenía mucha idea de lo que se iba a tratar», confesó, pero le gustaba la idea de realizar una actividad más corporal.

«Cuando llegué al curso empezamos a compartir experiencias de distintos tipos de medicinas, hierbas, como satisfacer al cuerpo, hablamos sobre el acoso» recordó Melisa. En un momento salieron al patio del Campo de Deportes de la UNLP, donde se llevaba a cabo el taller, y se pusieron a meditar. «Llevamos toda la charla y terapia medicinal a la práctica y nos sentamos. Éramos cincuenta mujeres en un patio meditando. Contemplamos el espacio y respiramos». 

Los talleres del Encuentro Nacional de La Plata. Créditos: Estela García

«En ese momento salió el sol, fue hermoso», se emocionó Melisa. Y no es para menos, porque el acto de inauguración del Encuentro tuvo que suspenderse por la gran tormenta que azotaba la ciudad. En el taller donde participó Melisa, muchas lloraron porque pudieron desprenderse de experiencias negativas de su vida. «Me pude abrir sin ninguna discriminación y ningún miedo externo, me sentí muy libre».

Valentina Garriga también participó del Encuentro platense. Ella es de Bernal y es fotógrafa en Nota al Pie. Para Valentina, los Encuentros son «unión a pesar de las diferencias». 

La fotógrafa resaltó la heterogeneidad del movimiento, la diversidad que hace que sea cada vez más grande. Y hace referencia a un hito en la historia de los ENM. 

Fue en La Plata cuando les integrantes de la campaña Somos Plurinacional se hicieron escuchar. Y después de un largo debate en todos los talleres y comisiones, se definió cambiar el nombre del Encuentro. De ahora en más se lo llamaría Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis, Trans, Bisexuales y No binaries.

2020: la virtualidad 

El 35 Encuentro Plurinacional se iba a realizar en la provincia de San Luis. Pero la pandemia por el virus Covid 19 frenó al mundo, y el movimiento feminista en Argentina no fue la excepción. Fue el primer párate en más de treinta años ininterrumpidos de Encuentros. Por eso, a la espera de que pueda volver a realizarse de forma presencial, en 2020 se llevaron a cabo actividades virtuales para continuar trabajando como todos los años. 

María Pía Lando es redactora y editora en Nota al Pie. Ella no pudo asistir a ningún Encuentro de forma presencial, «así que cuando sacaron la convocatoria para participar con alguna producción en la grilla cultural, no lo dudé ni un segundo». Junto con una amiga enviaron sus cuentos: Policromía y Cuando estés mejor. «El día que nos avisaron de la publicación la emoción y la alegría fueron dobles.» 

En Policromía Pía intercala relatos de personas que de una u otra forma expresan su opinión ante la diversidad sexual. ¿El disparador?: el pequeño Julián se pinta las uñas de colores, pero a su papá no le gusta. Podes leerlo haciendo click aquí

¿Qué significa el Encuentro? 

Después de más de treinta años, cientos de miles de mujeres pasaron por los Encuentros Nacionales de Mujeres, ahora Plurinacionales. Las experiencias son infinitas, pero hay algo que todas repiten «no se vuelve a casa siendo la misma, algo cambia en el interior de cada una». 

Las chicas de Nota al Pie no están ajenas a ese sentimiento. Por eso, definieron en una o dos palabras lo que el Encuentro significa para ellas. Sin saberlo, muchas repitieron los mismos términos: unión a pesar de las diferencias, aprendizaje colectivo, conexión, empatía entre todes, aprendizaje colectivo e infinitud. 

Esperamos que la siguiente nota sea en octubre, donde todas podamos estar en el siguiente Encuentro: San Luis 2021. 

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie