Jun 23, 2021 | Deportes

Ciervos Pampas: El primer Club de Rugby con perspectiva en diversidad sexual en América Latina

En una sociedad que educa bajo la heteronorma, una historia de lucha y resistencia por la diversidad sexual.
Club de rugby “Ciervos Pampas” Foto: Gentileza del entrevistade.

El patriarcado ha abarcado gran parte de los espacios, ha establecido divisiones por género, ha creado deportes “para mujeres y varones”; entonces, ¿qué lugar ocupa la diversidad en una sociedad patriarcal? La historia del primer Club de Rugby en toda América Latina conformado por compañeres LGBTIQ. 

En diálogo con Nota al pie, Caio Varela Presidente del Club de Rugby profundizó sobre los comienzos de Ciervos Pampas y su crecimiento en todos estos años.

Surgimiento del Club

“Nosotros tomamos la decisión de ocupar espacios no solo en las canchas, sino también espacios de debate del deporte para todes” Foto: Gentileza del entrevistade.

El entrevistade expresó “Ciervos Pampas nace a través de ADAPI (Asociación Deportiva por la Inclusión) en Junio del 2012 como modalidad rugby. Donde aproximadamente 5 años estuvimos ahí dentro de la asociación”. 

“En el año 2016 participamos en el torneo empresarial de la Unión de Rugby en Buenos Aires, participar en este torneo fue transformador y trascendente porque estábamos ocupando un lugar en el que siempre se nos fue rechazado de manera consciente e inconsciente, razón de la estigmatización” subrayó.

Asimismo, con respecto al después de esa primera participación en el torneo señaló “nos sentamos a preguntaros ¿Qué éramos? ¿Qué significaba ser parte de ese espacio? Comenzamos a preguntarnos si nosotros éramos un equipo gay o un equipo de personas en su mayoría gay que tenía una bandera de lucha, entonces nos quedamos con la segunda”.

Tacleando la Homofobia

Por otra parte, el Director de Ciervos Pampas detalló que la institución “es un espacio que lucha contra la homofobia, transfobia y la promoción de la diversidad sexual”.

“Entendiendo que ocupar las canchas es resistir a la homofobia y transfobia, es un mecanismo de transformación social del deporte” remarcó. 

Al respecto sostuvo, “además de ocupar, resistir y transformar nosotres también estamos levantando la bandera por el derecho del deporte para todas, todos y todes, que el deporte no sea un privilegio de algunes”.

Los objetivos que persiguen

Con respecto a esto Caio explicó que “el primero de los objetivos es el de comunicación. Visibilizar nuestras actividades a través de las redes sociales y nuestra página web es nuestra forma de llegar al colectivo LGBTIQ, en este sentido lo virtual es nuestra estrategia”.

En cuanto al objetivo deportivo explicó que “es garantizar un espacio seguro para el colectivo LGBTIQ que se da a través de nuestros entrenamientos y la participación nuestra en torneos deportivos”.

“El rugby tiene algo muy interesante que es un deporte que tiene como estrategia cuidar a su compañere, con quien jugas, desde ese lugar fortalecemos el “scrum”, el trabajo conjunto” remarcó el referente.

Además señaló: “el rugby por la forma en la que se organiza y en la que se plantea un plan de juego con la posibilidad de distintos cuerpos en cancha altos bajos, más fuertes, menos fuertes, más estratégicos, más rápidos o lentos” es desde ese lugar en donde encuentran el punto en común con el deporte.

“El rugby tiene algo muy interesante que es un deporte que tiene como estrategia cuidar a su compañere, con quien jugas, desde ese lugar fortalecemos el “scrum”, el trabajo conjunto” Foto: Gentileza del entrevistade.

La escuela de formación y Derechos Humanos dentro de Ciervos Pampas

El director del Club detalló que es un espacio fundamental para Ciervos “ La escuela nace de una iniciativa de les mismes compañeres que entre todes nos dimos cuenta que estar en Ciervos Pampas no significaba que nosotres entendiéramos que era el género o la diversidad”.

En esta línea aseguró que “a partir de esos debates y pensando desde la educación popular nosotres hoy discutimos otros temas, justamente como mecanismo de empoderamiento de nuestro club”.

Al respecto, mencionó que “Ciervos pampas se para desde un lugar popular; pensando desde ese lugar la escuela de Derechos Humanos es fundamental para la formación de nuestros jugadores”.

“En ciervos vos entrenás, haces preparación física y  te formás en la escuela de Derechos Humanos” enfatizó. 

Otras actividades que llevan adelante

Con respecto a los dos nuevos ejes de trabajo que están llevando a cabo, Varela mencionó que “con un grupo de psicólogas sociales, se trabaja el desarrollo colectivo del equipo y de las personas.

Por otra parte, “un trabajador social  está iniciando un trabajo de entender cuales son necesidades de las personas que están en Ciervos Pampas, como así también quienes todavía no se acercaron” expresó.

Su articulación con otras entidades y su financiamiento

Por un lado Caio explicó que “recibimos la aprobación de un proyecto por parte del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de La Nación en el marco del Programa Articular.” 

En este sentido profundizó que “es la posibilidad de fortalecer institucionalmente las organizaciones como la nuestra,  entonces vamos a establecer a través de ese programa un proyecto de becas para jóvenes LGBTIQ de sectores populares”. 

Con respecto al financiamiento explicó que “nos auto gestionamos, es todo a pulmón, más allá de nuestras alianzas con empresas. Estamos llevando adelante una campaña para tener más asociades que puedan brindar apoyo económico y nosotros brindar algunos servicios para esas personas”.

El deporte como derecho

Por su parte, el referente de Ciervos Pampas reflexionó: “el desafío es construir una posibilidad de un rugby pensado para todes. Fue un proceso de construcción colectiva que es muy interesante; y que fue más lento por supuesto porque tuvimos que reflexionar y aprender y volver a reflexionar”.

“Es un desafío especialmente cuando piensas en una propuesta colectiva, donde hay distintos intereses, saberes, formas de pensar, pero llegar a un consenso, y llegar a tener en claro que era lo que queríamos llevó tiempo” comentó.

“Sabíamos que nos íbamos a enfrentar con la discriminación y la violencia homofóbica; con el menosprecio por el trabajo que hacemos, por ser quienes somos, pero yo creo que esta tal vez sea el punto más inconsciente del porqué las personas se acercan a ciervos pampas, a ocupar un espacio de pertenencia” remarcó el referente.

Por último reflexionó: “Eso hace que hoy nosotres podamos ocupar espacios institucionales donde articulamos con la Unión de Rugby de Buenos Aires, donde vamos ocupando los espacios de manera estratégica y también pensada para transformar el deporte en como queremos”.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie