Jun 19, 2021 | Género & Sexualidad

FALGBT, un plan federal de contención

Una entrevista a Flavia Massenzio, Presidenta de la Federación en CABA, quien nos compartió los objetivos y anhelos para el colectivo.
Flavia Massenzio, presidenta de FALGBT y referente de La Fulana, en una movilización. Créditos: FALGBT.

En el marco del mes del orgullo, Nota al Pie dialogó con Flavia Massenizio, presidenta de la Federación Argentina LGBT (FALGBT). 

FALGBT se constituyó el 28 de junio de 2005, Día Internacional del Orgullo LGBT, como una organización federal, con el compromiso de trabajar para aumentar la capacidad de incidencia social y política del movimiento LGBT.

Massenizio contó los inicios de la organización, cuáles son sus objetivos al día de hoy y festejó sus conquistas.

-¿Cómo nació la Federación?

«La Federación se constituyó allá por el 2005. Nació en la Ciudad de Rosario, en la Provincia de Santa Fé. La idea en ese entonces era juntar más organizaciones y nos había costado un montón formar la unión civil en la Ciudad de Buenos Aires«.

«En aquella época había organizaciones que solo trabajaban la temática VIH. Por otra parte, les compañeres trans trabajaban para derogar los delitos que criminalizaban la homosexualidad y el travestismo. Durante muchos años, hubieron artículos penales que tenían vistas de arresto por vestirte con ropa contraria a tu sexo. Aunque suene inhumano, estos artículos estuvieron vigentes hasta el 2012. También les lesbianes luchábamos por el reconocimiento igualitario de nuestres hijes».

«En ese momento, agrupabamos apenas a cinco organizaciones, de entre las muchas que habíamos invitado. Se terminó constituyendo la Federación en Rosario, tomando como base a la FELGTB (Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Trans y Bisexuales) de España, que había logrado el matrimonio igualitario y nosotres siempre fuimos aliades en tomar las experiencias de otros países para ver cómo mejorar el nuestro».

-¿Cuáles fueron sus objetivos?

«FALGBT se creó con cinco objetivos en común: la Ley de Identidad de Género; el matrimonio igualitario, la adopción (algo que no había sido aprobado en los países con matrimonio igualitario); la derogación de esos artículos que criminalizan al colectivo y se encontraban aún vigentes en 16 provincias (teníamos condena, calabozo, por nuestra identidad) y la Ley Antidiscriminatoria. A esos objetivos se le sumaron la inclusión de los contenidos de la diversidad en las currículas educativas».

Local de la organización, ubicado en Cochabamba 473, San Telmo, Ciudad de Buenos Aires. Créditos: Nota al Pie.

«En cuanto a la problemática de la adopción, en el mundo, existen pocos lugares donde poder adoptar para estos matrimonios de igualdad de género. Como ejemplo, en Colombia se puede adoptar al hije de tu cónyuge pero une no puede anotarse en un registro público para adoptar niñes. Otra batalla que aún no se ha podido resolver es la Ley Antidiscriminatoria, en estos 16 años casi que lleva FALGBT en funcionamiento. Tenemos algún que otro dictamen de comisión, pero no hemos podido lograr que se reforme de manera integral, siendo una herramienta fundamental para trabajar con la diversidad».

¿Cómo funciona la organización? Es decir, cómo se organiza, cómo se financia…

«La federación ha crecido con el correr de los años sumando otras organizaciones, contando aproximadamente con más de 150 en la actualidad. Somos una organización de segundo grado, no contamos con socios, sino miembros que trabajan con la diversidad y los derechos humanos. Existen referentes de FALGBT en todas las provincias y contamos con una comisión directiva, presidida por una mujer lesbiana en sus inicios, visible como presidenta y en búsqueda de romper esa hegemonía patriarcal».

«Cuesta que en la actualidad haya mujeres en lugares de visibilidad y de toma de decisiones. María Rachid, nuestra primera presidenta, es reconocida por ser una cara visible en la gesta del matrimonio igualitario. El discurso propuesto era unificado, constante, con el apoyo de una organización federal detrás. La estrategia de dar el golpe en muchos lugares y al mismo tiempo fue utilitaria para la causa».

MArcha del Orgullo. Créditos: FALGBT.

«Nosotros siempre rotamos a las presidencias, siendos los anteriores a mí, Esteban Paulón y Marcela Romero, compañera trans y presidenta de ATTTA (Asociación Travestis Transexuales Transgénero Argentina). En la comisión directiva rotamos para que haya diversidad de identidades y diversidad en sus convicciones políticas y partidarias. Somos elegidos cada cuatro años y cada presidencia elige su secretaría, es decir, el gabinete temático».

«Hoy en día hay una Secretaría de Educación, Académica, de Infancias y Adolescencias Trans, de Familias. También existe del As Empresarial y Secretaría de VIH y TS, además de Abordaje de Consumos Problemáticos con perspectiva en diversidad. Hay espacios para les más jóvenes y voluntarios de la Federación que cuentan con zonas FALGBT donde comienzan a formarse les nuevos activistes. Estos están presentes en Santa Fe, en Ciudad de Buenos Aires y La Plata».

«A lo largo de tantos años, la Federación ha firmado distintos convenios con organismos y organizaciones, con las cuales tenemos distintos compromisos de cooperación. En una coyuntura actual de avances en los derechos, hemos presentado nuevamente la Ley Antidiscriminatoria con el apoyo del INADI (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo)».

-En los últimos años se ha avanzado mucho en materia de derechos humanos para la comunidad. ¿Cómo ven el panorama en ese sentido? ¿Qué conquistas podríamos conseguir a corto plazo?

«Pensamos en una Argentina con un Gobierno que entiende, que no es neoliberal y de derecha. Creemos en el avance de nuevas legislaciones, recibiendo un guiño como el decreto a favor del Cupo Laboral Trans, teniendo media sanción en el Congreso Nacional. Entonces, creemos que hay posibilidades de sancionar esas leyes, siendo transversales a todos los partidos políticos”.

“Además, buscamos impulsar la Ley Integral Trans, un conjunto de políticas públicas pensadas para y desde la infancia y adolescencia, sumado a la adultez y adultez mayor. Pensamos en un paquete de legislaciones que habla del acceso a la justicia, a la salud pública integral. Para la atención de esas problemáticas trans, sentimos que no hay suficiente información en los espacios de atención y por ejemplo, no hay muchos sitios que ofrecen cirugías”.

“Pensamos en Centros de Salud Total para personas trans en las 23 jurisdicciones. Lamentablemente, solo en la provincia de Santa Cruz se sancionó dicha ley, hace poquitos meses. Nosotres hacemos nuestras presentaciones en todas las provincias que podamos, municipios y repartimos nuestro material con cada equipo puntual en el territorio. La página web presenta las distintas iniciativas parlamentarias aprobadas y proyectos en curso”.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie