May 20, 2021 | Sociedad

Masacres de Monte y Tres de Febrero: aniversario sin justicia

Una madre sin su hijo, asesinado por policías bonaerenses y unes jóvenes sin futuro, fruto de la negligencia policial
Madre de Diego Cagliero, reclamando justicia
Imagen: Madre de Diego Cagliero, reclamando justicia (Facebook: Centro Cultural de Accion Diego Cagliero)

El pasado 19 de mayo del 2019, Diego Cagliero fue fusilado, en el Partido de Tres de Febrero, por parte del efectivo policial Rodrigo César Exequiel Canstatt, quien efectuó 14 disparos que le provocaron la muerte al instante. Al día siguiente, en la localidad de San Miguel de Monte, personal policial masacró a un grupo de adolescentes en un operativo cerrojo.

En ambos casos hubo encubrimiento y gatillo fácil. A la espera de las pericias en ambos lugares, se implantaron pruebas para encubrir al personal policial que fue parte de ambas matanzas. Con el objetivo de salir ganando, colocaron armas, crearon testigos y falsas declaraciones dejando a plena vista que les culpables habían sido, en un caso u otro, les jóvenes afectades.

Masacre de Diego Cagliero

Ese día fatídico de mayo en Martin Coronado (Tres de Febrero), Diego y sus amigues, quienes formaban parte de una banda musical, se dispusieron a ir al supermercado. En un confuso episodio, el personal de seguridad privada dio aviso a la policía de que les jóvenes habían entrado a robar en el local.

La policía bonaerense los siguió a partir de las cámaras de seguridad del municipio. En un operativo cerrojo, fueron acorralados y bajados de los vehículos; les jóvenes quienes salieron con las manos en alto sufrieron un fusilamiento por parte de los efectivos. Diego falleció en el acto y su amigo Mauro Tedesco herido de gravedad.

Causa y encubrimiento

Según lo que pudo averiguar la justicia, el personal policial implantó un arma a Diego Cagliero. Además, les mismes efectives dieron aviso a les medios de comunicación de que el fallecido intentó darse a la fuga y a consecuencia, hubo fuego cruzado. 

La causa sobre este episodio se encuentra elevada a juicio oral, desde mayo del 2020. Mientras tanto el acusado de fusilar al joven, Rodrigo Canstatt y su compañero Darío Montenegro, están con prisión preventiva y separados de su cargo.

Imagen: Diego Cagliero (TELAM)

Una madre sin su hijo, una justicia lenta

Nota al pie diálogo con Adriana, madre de Diego Cagliero y refirió que: “A pesar del encubrimiento y la impunidad con la que se manejó la policía y las autoridades de Tres de Febrero […] logramos que Canstatt tenga prisión preventiva a la espera del juicio”.

“Montenegro es otro de los oficiales cuyos disparos alcanzaron a Mauro Tedesco […] fue un intento de masacre, estos intentos de masacre eran los que se observaban por el contexto de gobierno”, aludió Adriana.

Además, la mamá del joven asesinado contó que ya tienen la elevación del juicio de su hijo, pero aún no tienen fecha certera para que se lleve a cabo. “Estamos esperanzados de que en el momento en que sean llevados a juicio pueda concretarse una prisión efectiva, pero sabemos que es muy difícil porque Canstatt pidió un juicio por jurado”.

Matanza en Monte Grande

Otra masacre se desarrolló un día después al acontecido en Tres de Febrero. Efectivos policiales de San Miguel de Monte desplegaron un operativo que cobró las vidas de Aníbal Suárez, Danilo Sansone, Camila López y Gonzalo Domínguez. La menor de edad que quedó gravemente herida Rocío Quagliarello fue la unica sobreviviente.

En dicha localidad, la policía armó un operativo donde hubo persecución y disparos. Las pruebas tuvieron encubrimiento, testigos falsos y mentiras. 

Les policías implicades son: Rubén García, Leonardo Ecilape, Manuel Monreal, José Domínguez, Cristian Riguero, Juan Manuel Gutiérrez, Melina Bianco, Héctor Ángel, José Durán, Julio Micucci y Nadia Genaro, a los que se suma el Secretario de Seguridad de Monte y ex policía Claudio Ismael Martínez.

Imagen: Jovenes asesinados de San Miguel de Monte (Facebook: Colectivo Contra El Gatillo Facil)

Juicio a los policías

La causa se encuentra elevada a juicio oral desde marzo de este año y se lleva a cabo en el Tribunal Oral 4 de La Plata el cual se realiza bajo jurado. Algunos de les implicades están detenides y otres con prisión domiciliaria.

En un breve diálogo con Julio, integrante del Espacio de lucha Nilda Eloy y del Colectivo contra el Gatillo Fácil, refirió que: “Muy pocos casos llegan a juicio, la mayoría son sobreseídos con la excusa de legítima defensa o condenados con penas mínimas”.

Así mismo, ratificó que ambas causas están filmadas y fueron persecuciones y fusilamientos brutales. Por último, agregó que: “Se llegó a juicio porque las familias se movieron”.


Facebook:

Centro de Accion Cultural Diego Cagliero

HIJOSLaPlata

Colectivo Contra El Gatillo Facil

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie