May 10, 2021 | Actualidades

“Mi resistencia es a través de la imagen”

Nota al Pie conversó con el fotógrafo de 31 años, Fredy Henao, oriundo de la ciudad de Medellín. Desde su mirada a través de la fotografía contó cómo es la situación actual en Colombia, además de hacer un repaso por su vida y sus comienzos
Hombre en la calle
Fotografía tomada por Henao a un hombre en situación de calle en Rosario. Es la que representa su mirada actual

¿Cómo es tu trabajo? ¿Hace cuántos años sos fotógrafo? 

-Mi trabajo siempre estuvo enfocado en lo documental inicialmente, hace aproximadamente 10 años que me dedico a trabajar con fotografía. Aunque trabajé casi por 5 años con un colectivo audiovisual «Nómada» realizando proyectos audiovisuales de ficción-documental. Luego por razones personales decidí dedicarme por completo a la fotografía documental, fui ganador de convocatorias de la alcaldía y de algunos concursos de fotografía.

¿Qué te llevó a serlo?

Mi interés por fotografiar se dio básicamente por mi necesidad de contar historias y poder trascender sobre ellas a través de la imagen. El lenguaje me lleva también a encontrarme con vidas ajenas y emociones que han sido relevantes en mi formación como persona y como ser. La fotografía me ha permitido romper barreras  y generar diálogos con las personas y el entorno. Por lo general siempre se me dificulta un poco romper con estos paradigmas de la comunicación.

¿A qué te referís con romper barreras? ¿Hay temas prohibidos o tabus, por los medios?

Me refiero exactamente a mi comunicación personal con el entorno, a veces me cuesta comunicarme con las personas. La fotografía me ha permitido trascender sobre esas sensaciones.

¿Tu formación fue académica o autodidacta?

Mi formación como fotógrafo inició en la academia superior de artes de Medellín, allí pude comprender al junto conceptos y técnicas de la imagen. Luego de terminar mis estudios por dos años decidí irme por 7 meses de viaje por el sur de América en búsqueda de otras culturas y tradiciones. para tratar de comprenderlas a través de mi cámara. Fue una búsqueda tanto profesional como personal. Creo que en esos bagajes de la vida es donde uno encuentra mejores formas o por lo menos diferentes de comprender las vivencias. Y despertar esa sensibilidad que es imprescindible para mirar hacia adentro y poder retratar esos otros mundos de una manera consciente.

¿Qué fotografía crees que representa mejor tu mirada del mundo?

Es difícil responder con una imagen algo tan global. Pero en estos momento pienso en alguna fotografía que hice en alguna terminal de transporte en Rosario (Argentina).

La fotografía es de una persona en aparente estado de situación de calle que se encontraba dentro de la terminal. Acostado en el piso sobre una pared al lado de un pote de basura. Ahí reflexiono sobre el hombre como humanidad, como destrucción. A su vez en estado crítico que genera de por sí miseria en la sociedad y en el mundo. Quizás este mundo sea demasiado bello para merecer el hombre.

¿Qué es lo que más te gusta retratar? 

Me gusta mucho lo documental, siempre estoy en búsqueda de historias que me llenen de motivos para mi primero. Es el sentir lo que me lleva a trabajar en ciertas historias. El reporterismo se dio como algo que fue llegando sin darme cuenta ni ser lo que andaba buscando. Quizás por esa necesidad de contar las problemáticas sociales de mi país y de mi entorno, también de poder comprenderlas mejor. Estas fotografías se convierten en un  documento de evidencia de cómo las sociedades luchan ante las pésima políticas de los gobiernos nefastos que nos han gobernado durante muchos años. Por eso salimos a manifestarnos contra todas estas injusticias, buscando unas mejores y más justas formas de vida. Mi lucha en las calles es a través de la imagen, tan necesaria para evidenciar esa urgencia de los movimientos sociales y los ciudadanos por cambiar las cosas en este país.

Mi resistencia es a través de la imagen

Fredy Henao
Fredy Henao, fotógrafo colombiano que documenta las manifestaciones en su país

Sé que en este momento estás haciendo cobertura de las movilizaciones en tu país, ¿qué tan importante es la imagen para reflejar los hechos que pasan?

Algo muy importante también de documentar estas movilizaciones es poder evidenciar el abuso de la fuerza pública hacia los manifestantes, acá en Colombia en el marco del paro nacional que inició exactamente en contra de la reforma Tributaria se convirtió en un escenario de guerra, el estado está asesinando a los manifestantes por exigir muchos cambios políticos y estructurales. 

No es solamente la reforma tributaria, es la reforma a la salud, el desempleo, el hambre, la violencia, la corrupción, el narcotráfico, la delincuencia común, la explotación del medio ambiente, la desigualdad, o miseria. Son cientos de razones por las que hoy estamos saliendo a las calles  y el estado nos está asesinando. Vivimos en un narcoestado, en una dictadura  disfrazada de democracia y no lo sabíamos.

A nosotros los jóvenes, estudiantes y ciudadanos del común nos ha tocado tomar posturas políticas porque nuestro  entorno no lo exige, hemos sido gobernados por políticos corruptos y por la oligarquía Colombiana durante décadas y la gente ya se cansó, por eso salimos a las calles a dar la lucha y seguiremos resistiendo.

¿Podrías decir que los jóvenes son un elemento fundamental para la política?

Algo similar sucedió en Chile cuando anunciaron el aumento del transporte, los primeros en salir fueron los jóvenes. Pero por supuesto, los jóvenes y estudiantes somos quienes entendemos mejor estas problemáticas y somos quienes debemos tomar posturas porque nos afecta a todos pero  principalmente a nosotros que tenemos un camino que recorrer.

Al igual que los niños, pero nosotros tenemos esa responsabilidad social de generar constantemente los cambios, a través de las movilizaciones y la pedagogía a los niños y jóvenes, y los adultos quizás no comprendan muy bien las problemáticas.

¿Porqué pensás que los jóvenes están tan interesados en las problemáticas del mundo «adulto»?

En un país donde los gobernantes han  tenido en pésimas condiciones una sociedad durante tantos años, nos tiene que interesar a todos estas problemáticas, no es tema de «adultos». Como ciudadanos tenemos el compromiso de ser partícipes y generar diálogos y acciones para generar cambios de raíz. De la misma forma se deben hacer jornadas pedagógicas con las personas que no entienden estas problemáticas, tanto niños, como los mismo jóvenes y adultos. 

Por último pienso que los jóvenes son quienes están en un proceso educativo en las universidades y son quienes mejor entienden los problemas de fondo debido a su formación y retroalimentación sobre temas sociales que se generan en estos espacios educativos, es por eso que no lo siento como un tema de «adultos» cuando se trata de un país como Colombia.

¿Pensás que el conflicto en Colombia puede cesar? ¿Qué debería suceder?

En ciertos momentos coyunturales relacionados con protestas y movilizaciones sociales he creído si las cosas están a punto de cambiar y si es posible soñar con un país diferente, pero por extraños motivos terminamos aceptando y viviendo las mismas problemáticas o incluso otras nuevas y peores. 

No hay un compromiso de fondo para la transformación y los cambios, en estos momentos muchos sentimos desfallecer y renunciar a estos esfuerzos, pero hay que seguir resistiendo.

En el actual paro nacional que inició el 28 de abril de este año en contra de la reforma tributaria siento si han pasado cosas muy positivas a cambio de situaciones muy graves y lamentables, la reforma a retiro pero volverá una nueva, pero los muertos y desaparecidos no se recuperan, cientos de personas lloran hoy un ser querido a causa de esta lucha. 

Es un panorama muy grave y desalentador, a veces siento que las cosas no van a cambiar, pero tampoco había sentido el estallido social como se dio actualmente, las cosas tienen que cambiar porque ya hemos avanzado mucho, no podemos permitir que los muertos que ha puesto el pueblo colombiano en la lucha queden en vano.

Lo que yo siento que tendría que suceder para lograr un verdadero cambio social, es reemplazar muchos de los gobernantes atornillados que llevan mal gobernandonos durante muchos años y no quieren soltar el poder. No es un tema del presidente, es un tema de partidos políticos que hacen sus jugadas maestras con la imagen de un títere en el poder.

¿Qué opinas sobre la caída de los monumentos a conquistadores? Te lo pregunto a raíz de que un grupo de personas tiró abajo una estatua de  Gonzalo Jiménez de Quesada en Bogotá

Es una reivindicación histórica de los pueblos indígenas, el pueblo Misak fue quien estuvo, no sólo detrás de la caída de Gonzalo Jiménez de Quesada en Bogotá, sino también de la caída de una estatua del genocida Sebastián de Belalcázar en Popayán y otra en la ciudad de Cali recientemente. Ambos personajes españoles conquistaron tierras indígenas y campesinas. Los indígenas sienten que tienen una deuda con su historia, los indígenas son quienes mantienen viva su historia, sus raíces y su legado. Es su memoria, nunca olvidarán y debe ser reivindicada.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie