Monocultivo forestal, incendios, desalojos y sobreconsumo de agua

El monocultivo de árboles tiene consecuencias ambientales y sociales: desalojos de campesinos y pueblos originarios, incremento de incendios y sobreconsumo de agua. El Gobierno subsidia las plantaciones industriales y apuesta a duplicar la superficie, llegar a las dos millones de hectáreas. “Los monocultivos forestales no son bosques”, aclaran las organizaciones sociales.

Lee mas