miércoles 22 de mayo de 2024

Una frecuencia que no está presa: radio en contexto de encierro

La primera Conferencia Latinoamericana de Radio en la cárcel contó con la participación de docentes, profesionales y activistas involucrados en la temática, que debatieron acerca de los beneficios de incorporar las prácticas radiales en los contextos de encierro. Nota al Pie dialogó con la abogada Claudia Cesaroni.
defensoria del publico editado
La jornada de radio en cárceles contó con la presencia de docentes, profesionales y activistas. Crédito: Defensoría del Público.

Este miércoles 4 y jueves 5 de octubre se llevó a cabo la primera Conferencia Latinoamericana de Radio en Cárceles. Organizada por Prison Radio International, FM La Tribu y el Programa de Extensión en Cárceles de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA. Docentes, activistas y profesionales de renombre participaron a lo largo de ambas jornadas en los paneles de debate. 

Las jornadas se llevaron a cabo en las instalaciones de FM La Tribu el miércoles, y en el Centro Universitario Devoto (CUD) dentro del Complejo Penitenciario Federal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Hubo actividades abiertas al público general y con transmisión en vivo por YouTube

La agenda incluyó paneles temáticos, programas de radio en vivo, reuniones de trabajo, debates y visitas guiadas a la instalación penitenciaria, que fueron exclusivas para las personas que se habían inscripto previamente. 

El desarrollo del programa

FM La Tribu fue el escenario donde se desarrolló la primera parte de la conferencia. Coexistieron tres paneles de discusión pensados desde tres ejes fundamentales: Radio y cárceles en América Latina y el mundo hoy, Derechos y Comunicación y Qué será de la radio en cárceles (una mirada al futuro).

Todas las temáticas fueron abordadas por distintos profesionales y activistas, con experiencia en el campo de los derechos humanos, que vienen trabajando hace tiempo en la tarea de pensar los beneficios de introducir dentro de las cárceles herramientas como la educación y la comunicación expresado, en este caso, en la posibilidad de hacer radio. 

Phil Maguire, director ejecutivo de Prison Radio Association, contó su experiencia de trabajo en el mundo de las radios en las cárceles, afirmando que abandonó su trabajo en la BBC para fundar Prison Radio International. “No me acerqué a un micrófono por diez años porque sabía que las voces que tenían que ser escuchadas eran las de la gente encarcelada”, explicó Maguire.

Desde Ecuador llegaron las voces de Ximena Granja y de Verónica Olalla, quien contó su experiencia y expresó cómo la ayudó participar de un programa porque “me senté y pude decir mi experiencia la experiencia, lo que vivía en los momentos en los que estaba privada de libertad y decirlo a través de un micrófono fue maravilloso porque fue un momento en que me sentí libre de compartir mis pensamientos, lo que sentía, porque nunca ninguna de las autoridades me dijo ‘di esto, habla esto’ simplemente nos dejaron libres. Éramos libres en esos momentos.”

Por su parte, Granja, que trabaja en el Servicio Nacional de Atención Integral a personas adultas privadas de la libertad y Adolescentes Infractores contó la experiencia en Ecuador y explicó que el sistema integral de atención a las personas encarceladas consta de cinco ejes principales de tratamiento entre los que se encuentran educación, trabajo, la cultura, el deporte, la vinculación social y familiar. 

canal abierto 2 editado
La educación y las opciones culturales brindan una posibilidad a los reclusos. Créditos: Canal abierto

La experiencia en Argentina

En los últimos años los proyectos que involucran a la radio en los contextos de encierro crecieron a lo largo del mundo, con el objetivo que los protagonistas sean quienes cuenten lo que sucede tras las rejas, para achicar distancias y derribar los prejuicios que existen. 

En el Penal de Devoto funcionan actividades vinculadas al mundo radial desde hace siete años, siempre coordinadas por la radio comunitaria La Tribu y en el marco del programa universitario de extensión en cárceles. Las actividades que inicialmente fueron talleres, fueron ganando en participación y espacio hasta convertirse en un programa radial con emisión periódica transmitido bajo el nombre de Radio Oculta.

Miriam Lewin, defensora del Público de la Nación, participó de los paneles y sostuvo “en la Defensoría consideramos que la comunicación desde adentro es fundamental. Estamos convencidos de que, cuanto más porosas y transparentes sean las paredes de las instituciones cerradas, menos posibilidades hay de que se violen otros derechos fundamentales. 

Además, detalló que la Defensoría lleva adelante otros proyectos como podcasts y capacitaciones y que desea que esas experiencias queden instaladas en todas las instituciones, para que crezcan y se reproduzcan.

La cárcel como depósito

Condenas cada vez más largas, condiciones de detención que clasifican como inhumanas, prácticamente nulo contacto con el exterior y ausencia total de actividades sociales es lo que las personas que viven privadas de la libertad padecen dentro de los penales. “Sucede que el concepto de justicia está asociado solamente al concepto de castigo, y castigo brutal, cuanto más brutal, más justicia”, sostiene Claudia Cesaroni.

Claudia es abogada e integrante de la comisión directiva del Centro de Estudios en Política Criminal y Derechos Humanos (CEPOC) y habló con Nota al Pie en relación a su participación en la conferencia de radio y también en cuanto a su vasta tarea en relación con la defensa de los derechos humanos. 

Las personas que atraviesan el encierro tienen posibilidades más altas de morir que el resto de la población, debido a causas como homicidios, suicidios y enfermedades infecciosas que suelen ser desatendidas. Las torturas son otra cuestión que cada tanto es mencionada en los medios de comunicación pero que son registradas a diario por activistas y profesionales. 

Claudia asegura que uno de los principales problemas es el espacio nulo con el que cuentan los especialistas para transmitir un mensaje contrario al que se ofrece en los noticieros y en las ficciones, el mundo mainstream.   

“El punitivismo está muy metido, no solamente en quienes tienen posiciones de derechas o duras en otros planos, sino que atraviesan todos los sectores sociales”, afirma Claudia y agrega que la gente sabe muy poco acerca del sistema penal y eso es un problema.

“Nadie puede creer en algo que funciona mal o que no se le explica qué es. Hay muy poco espacio en los medios para poder contar otra cosa que no sea seguir reproduciendo esa idea de “el que las hace paga”, sostiene. 

Las personas detenidas en los penales de todo el país estudian y hace talleres como modo de pasar el tiempo de encierro. El resto de la gente no lo sabe puesto que todo lo que llega a la televisión y otros medios son las noticias bañadas en sangre, las que despiertan el morbo de los consumidores. Ni siquiera lo vemos cuando se hace una ficción sobre la cárcel porque tampoco se muestra eso, no vende. 

En cuanto a esto, Cesaroni plantea “yo no digo que se muestre solamente lo que funciona bien, pero ahora solo se animaliza a los presos, se los muestra como locos, todos violentos y la cárcel está llena de gente de mierda pero también hay gente que no es de mierda, gente como vos, como yo, pero  que hicieron algo que la ley considera que es un delito y tienen que cumplir una condena, pero nadie le explica a una parte de nuestra sociedad que lo ideal sería que esa gente salga de la cárcel mejor de lo que entró y que para eso hay  cosas que se pueden hacer”. 

diario con vos editado
Claudia Cesaroni se expresa acerca del contexto actual. Créditos: Diario con vos

Lo que puede venir

Diversos acontecimientos van trazando la línea del contexto político que es, como poco, complicado. Desde la aparición de Javier Milei en campaña, agitando una motosierra por el aire, hasta las declaraciones de Patricia Bullrich sosteniendo que ella cree que las conversaciones entre un imputado y su abogado pueden escucharse, podemos ver que existe un retroceso alarmante en materia de derechos humanos. 

“El problema más grave es que a una parte de nuestra sociedad eso le importa un bledo o le parece bien y yo creo que hay una enorme responsabilidad de ciertos sectores políticos de haber dejado avanzar ese tipo de posturas”, afirma Claudia. “La idea de que para combatir la delincuencia todo está bien, eso hace que vayamos dejando garantías en el camino. Si lo permitimos con ellos porque son más odiables y peligrosos, luego avanzaran por sobre nosotros”, agrega.

Claudia explica que en el campo de la situación de las personas presas el avance sobre sus derechos está tolerado y avalado por la sociedad y por los sectores políticos. “Se han votado leyes regresivas en cuanto a los derechos de las personas presas: no pueden tener teléfonos en el ámbito federal, se restringen las salidas, todo eso es un paquete, y todo lo que se ve a futuro es peor”, advierte. 

La nueva vieja historia

Con pocas excepciones, los partidos políticos que actualmente se disputan el gobierno de cara a las elecciones generales proponen la “mano dura” como fórmula mágica y la idea de aislamiento para las personas presas. Sin ir más lejos, uno de los spots publicitarios de Bullrich anunció la futura creación de un penal que estará completamente incomunicado.  

Ante esto, Claudia dice que “desde hace veinte años se ha desarrollado una política penitenciaria que se aleja de nuestra propia Ley de Ejecución Penal”. La ley fue sancionada en 1996, durante el menemismo y siempre ha sido criticada, pero tenía un principio que se basaba en la reinserción de las personas a la sociedad. 

Sin embargo, Cesaroni sostiene que “no fueron los fascistas quienes introdujeron esas reformas”, sino que han sido votadas por gran parte de los sectores de los políticos mayoritarios. “Lo que ofrece Bullrich ahora es una profundización de lo que venimos viviendo hace tiempo, desde el 2004 que fue el año de Blumberg, en adelante y eso ha sido con la participación directa de las fuerzas populares”.

Pese a que el panorama luce oscuro, la abogada no abandona sus ideales ni la fuerza que caracteriza su trabajo. “Yo soy muy respetuosa de la idea de divulgar conocimiento de toda orden y no tengo dudas de que difundir la información correcta puede ofrecer posibilidades, la gente tiene que saber que hay cosas que se pueden hacer”.

Con la colaboración de Nahuel Isella Muscatto.

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

España, Noruega e Irlanda anunciaron que reconocerán al Estado de Palestina

Los tres países abogaron por la solución de los dos Estados como forma de resolver el conflicto en Medio Oriente

Relatos para leer en el colectivo, el libro de Ángel Ramón nacido de un fuerte desamor

Nota al Pie entrevistó al escritor tucumano para conocer más sobre la historia que inspiró su obra. Además, el autor habló sobre el hábito de la escritura y sus futuros proyectos.

Con la consigna «Milei es Hambre», las calles vuelven a mostrar señales de resistencia

Miles de comedores salen a las calles del país este jueves para denunciar el desabastecimiento y la persecución a los comedores populares. En Buenos Aires, la concentración será en el Obelisco desde las 10.

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto