miércoles 17 de abril de 2024

El Proyecto Manhattan, en el centro de la historia de “Oppenheimer”

La investigación que concluyó con la construcción de la bomba atómica como arma de destrucción masiva durante la Segunda Guerra Mundial dio paso a una era marcada por el terror nuclear. A su vez, motivó el largometraje de Christopher Nolan que se estrenará el próximo 20 de julio.
El Proyecto Manhattan, en el centro de la historia de “Oppenheimer”
La película aborda el dilema moral que padeció el hombre a cargo del Proyecto Manhattan, cuya creación de la bomba atómica cambió el rumbo de la historia para siempre. Crédito: Universal.

Oppenheimer es la segunda película de Christopher Nolan que trata temas relacionados con la Segunda Guerra Mundial, tras la exitosa Dunkerque en 2017. Sin embargo, mientras este último fue un film de guerra sencillo, el presente estreno promete ser un estudio de personajes más íntimo que lleva a les espectadores a la mente del hombre que creó el arma más mortífera de la historia.

La última epopeya de Nolan está protagonizada por Cillian Murphy como J. Robert Oppenheimer, un físico teórico responsable del diseño de las primeras armas de destrucción masiva durante la Segunda Guerra Mundial. 

Como director del Laboratorio de Los Álamos del Proyecto Manhattan, donde se desarrollaron las armas por primera vez, Oppenheimer continuaría cuestionando su propia participación en el poder y la destrucción que causaron, mientras que en los años siguientes lo siguió implacablemente el gobierno estadounidense, que investigaba sus asociaciones con el Partido Comunista.

La película adapta el libro ganador del premio Pulitzer Prometeo Americano: El Triunfo y la Tragedia de J. Robert Oppenheimer, de Kair Bird y Martin J. Sherwin. Nolan adaptó el guión y produjo la película él mismo.

Con un presupuesto de $100 millones de dólares, Oppenheimer será la producción de menor escala que Nolan haya hecho en décadas. Aún así, el director todavía pudo encontrar maneras en las que sorprender a su audiencia. En una entrevista reciente, explicó que la película recrea la primera detonación de una bomba nuclear sin usar ningún efecto digital. “Creo que recrear la prueba Trinity (la primera detonación de un arma nuclear) sin el uso de gráficos por computadora fue un gran desafío”, expresó Nolan. 

El cineasta explicó por qué encontraba a Oppenheimer tan fascinante, señalando que es la ambigüedad del padre de la bomba atómica lo que lo atrajo al tema. El director también tendrá espacio más que suficiente para extraer al personaje hasta su esencia, ya que Oppenheimer también será la película más larga de su filmografía hasta el momento, con una duración de casi tres horas.

El Proyecto Manhattan, en el centro de la historia de “Oppenheimer”
La bomba de Nagasaki fue más potente que la lanzada sobre Hiroshima tres días antes. Crédito: Reuters.

La carrera armamentística durante la Segunda Guerra Mundial 

La historia del Proyecto Manhattan comenzó en 1938, cuando los científicos alemanes Otto Hahn y Fritz Strassmann descubrieron la fisión nuclear. Unos meses más tarde, Albert Einstein y Leo Szilard enviaron una carta al presidente estadounidense Franklin Delano Roosevelt advirtiéndole que Alemania podría intentar construir una bomba atómica. En respuesta, el presidente formó el Comité de Uranio, un grupo de expertos militares y científicos de alto nivel para determinar la viabilidad de una reacción nuclear en cadena.

Sin embargo, la investigación inicial avanzó lentamente hasta la primavera de 1941, cuando el Comité MAUD – el equivalente británico del Comité de Uranio– emitió un informe en el que afirmaba que era posible una bomba atómica e instaba a la cooperación con los Estados Unidos

La respuesta del gobierno estadounidense fue reorganizar su investigación atómica bajo el Comité S-1, que a su vez estaba bajo la jurisdicción de la recién creada Oficina de Investigación y Desarrollo Científico, dirigida por Vannevar Bush

Sin embargo, a medida que el proyecto avanzaba de la investigación al desarrollo, Bush se dio cuenta de que el Comité S-1 no tenía los recursos para la construcción a gran escala, y finalmente optó por recurrir al Ejército en busca de apoyo.

Antes de la creación formal del Proyecto Manhattan, la investigación atómica estaba en curso en varias universidades de los Estados Unidos. En el Laboratorio de Radiación de la Universidad de California en Berkeley se realizaban investigaciones bajo la dirección de Ernest Lawrence. El descubrimiento más importante de Lawrence se produjo con su invención del ciclotrón, conocido como “destructor de átomos”, que podía acelerar átomos a través del vacío y usar electroimanes para inducir colisiones a velocidades de hasta 40.233 kilómetros por segundo.

Mientras tanto, en la Universidad de Columbia, un equipo de científicos, incluidos Enrico Fermi, Leo Szilard, Walter Zinn y Herbert Anderson, realizó experimentos utilizando “pilas” nucleares de reacción en cadena para medir la emisión de neutrones de la fisión. La producción se trasladó al Laboratorio Metalúrgico de la Universidad de Chicago en febrero de 1942. El 2 de diciembre, Chicago Pile-1 entró en estado crítico y creó la primera reacción en cadena autosuficiente del mundo. El experimento no solo probó que la energía nuclear podía generar energía, sino que también mostró un método viable para producir plutonio.

El Proyecto Manhattan, en el centro de la historia de “Oppenheimer”
Créditos: ReutersLa bomba Little Boy que fue lanzada sobre Hiroshima. Crédito: Reuters.

¿Qué fue el Proyecto Manhattan?

El Proyecto Manhattan inició el 13 de agosto de 1942. Se suele pensar que el nombre en sí mismo es inapropiado, pero sus primeras oficinas realmente estaban en Manhattan, en 270 Broadway. El general Leslie R. Groves, designado para dirigir el proyecto, decidió seguir la costumbre de nombrar los distritos del Cuerpo de Ingenieros por la ciudad en la que están ubicados.

Su primera financiación importante se produjo en diciembre, cuando el presidente Roosevelt ordenó una asignación inicial de 500 millones de dólares. La sede del proyecto pronto se trasladaría a Washington, mientras que contraba con numerosos sitios dispersos por todo el país.

El laboratorio de investigación de armas estaba ubicado en Los Álamos, Nuevo México, una ciudad secreta que se convirtió en el hogar de miles de trabajadores. Bajo la dirección de J. Robert Oppenheimer, decenas de científicos, metalúrgicos, expertos en explosivos y personal militar llevarían a cabo la mayor parte de la investigación y construcción de la bomba. Mientras tanto, el Ejército se encargó de suministrar, apoyar y proteger el trabajo de alto secreto que se realizaba allí.

Varios otros sitios también fueron sede de las investigaciones que cooperaron con el desarrollo de la bomba atómica, pero ninguno tuvo la relevancia de Los Álamos.  Mientras tanto, el Grupo Compuesto de las Fuerzas Aéreas del Ejército, que arrojarían las bombas atómicas sobre Japón, entrenó en el aeródromo de Wendover en Utah y en Cuba antes de embarcarse hacia el punto de lanzamiento de los ataques con bombas atómicas en la isla de Tinian, en el Pacífico. Se estima que más de 600.000 personas trabajaron en la investigación.

El Proyecto Manhattan, en el centro de la historia de “Oppenheimer”
Fat Man, la bomba lanzada sobre Nagasaki. Crédito: Reuters.

El complejo legado del Projecto Manhattan

A medida que el Proyecto Manhattan se acercaba a producir una bomba, el gobierno estadounidense comenzó a considerar sus opciones en tiempos bélicos. En mayo de 1945, el Secretario de Guerra Henry L. Stimson, con la aprobación del presidente Harry Truman, estableció el Comité Interino para hacer recomendaciones sobre el uso de la bomba en tiempos de guerra y la organización de la energía atómica en la posguerra. El Panel Científico del comité emitiría un informe el 16 de junio recomendando el uso de la bomba contra Japón.

El 16 de julio, la era atómica comenzó oficialmente cuando se probó la primera bomba atómica del mundo con la prueba Trinity en el desierto de Nuevo México. La bomba de plutonio Gadget explotó con aproximadamente 20 kilotones de fuerza y ​​produjo una nube en forma de hongo que se elevó a 13 kilómetros de altura, lo que dejó un cráter de 3 metros de profundidad y más de 300 de ancho.

El 6 de agosto, Estados Unidos lanzó su primera bomba atómica sobre Hiroshima. Conocida como Little Boy, la bomba tipo cañón de uranio explotó con una fuerza de unos trece kilotones. Se cree que entre 90.000 y 166.000 personas murieron a causa de la bomba en el período de cuatro meses posterior a la explosión. El Departamento de Energía de EE.UU. estimó que después de cinco años hubo quizás 200.000 o más muertes como resultado del bombardeo, mientras que la ciudad de Hiroshima calculó que 237.000 personas murieron directa o indirectamente por los efectos de la bomba, incluidas quemaduras, enfermedades por radiación y cáncer.

Tres días después, se lanzó una segunda bomba atómica sobre Nagasaki, un dispositivo de plutonio de 21 kilotones conocido como Fat Man. Se estima que entre 40.000 y 75.000 personas murieron inmediatamente después de la explosión atómica, mientras que otras 60.000 sufrieron heridas graves. El total de muertes a fines de 1945 puede haber llegado a 80.000. Japón se rindió el 14 de agosto, dando fin al conflicto en el Pacífico.

El Proyecto Manhattan dejó un legado complejo. Después de la Segunda Guerra Mundial desencadenó una carrera armamentista nuclear durante la Guerra Fría. Además, el proyecto influyó en otros programas nucleares, no solo en la Unión Soviética, sino también en el Reino Unido y Francia, entre otros países. Sin embargo, también contribuyó al desarrollo de innovaciones nucleares pacíficas, incluyendo la energía nuclear. Las consecuencias ambientales de las detonaciones nucleares y los esfuerzos de limpieza posteriores aún continúan hasta el día de hoy.

Oppenheimer llegará a los cines el próximo 20 de julio.

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

Galperin y Milei avalaron el nuevo sistema de cobro de programas sociales: ¿Negocio redondo?

Mercado Pago comunicó oficialmente que los beneficiarios de los programas sociales de Asignación Universal, Progresar, Programa Hogar podrán percibir el cobro mensual a través de esta billetera virtual.

Una aventura que comienza, el cantante Ian Carter celebra su etapa solista con un show

El músico nacido en Lima y residente en Buenos Aires se presentará en el Cultural Morán este 20 de abril, donde mostrará canciones de su nuevo proyecto. Para saber más detalles sobre su presente y su historia, Nota al Pie dialogó con el compositor.

Rafael Nadal anticipó que el 2024 podría ser su último año como profesional

El tenista español brindó una entrevista en la previa de su debut en el ATP de Barcelona y dejó abierta la posibilidad de que la actual temporada sea el punto final de su carrera.

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto