Jun 3, 2023 | Cultura

La desobediencia de Marte, miradas opuestas sobre un único universo

Osmar Núñez y Lautaro Delgado Tymruk protagonizan la obra escrita por Juan Villoro en el flamante espacio teatral del Centro Cultural de la Ciencia. Nota al Pie te presenta una interesante y gratuita propuesta teatral.
La desobediencia de Marte
La desobediencia de Marte es una obra histórica que presenta el choque de ideas entre dos astrónomos, con entrada gratuita en el Centro Cultural de la Ciencia. Crédito: @cervantestna

Este año, el Teatro Nacional Cervantes y el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación producen en conjunto una obra de teatro que llega desde México. La desobediencia de Marte narra un encuentro entre dos astrónomos del siglo XVII, con una visión del todo diferente del universo.

Juan Villoro es el destacado autor de este texto que ya pasó la prueba, con acierto, por varios escenarios de Latinoamérica. La versión local está dirigida por uno de los directores más prolíficos de la escena nacional, Marcelo Lombardero.

Las funciones son de viernes a domingo a las 20 horas. Las mismas comenzaron anoche, 2 de junio, y serán parte de la cartelera porteña hasta el 8 de julio. La obra se presenta en el auditorio del Centro Cultural de la Ciencia – C3, ubicado en Godoy Cruz 2270, Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA). Las entradas son gratuitas, pero con previa reserva vía Alternativa Teatral.

La desobediencia de Marte

En esta atrapante e histórica trama, el público será testigo de una fuerte confrontación sobre el escenario. Se centra en dos personajes unidos por la admiración y la genialidad, pero con fuertes emociones que los separan al mismo tiempo.

Por un lado está Tycho Brahe, quien contaba con los mejores instrumentos de medición de la época, y de la vereda de enfrente Johannes Kepler, el cual tenía como elemento principal su mente matemática. La puesta teatral se da en dos líneas temporales dispares: en una se representa ese encuentro histórico, una época anterior a la creación del telescopio, donde estos genios astrónomos trataban de descifrar las órbitas de los planetas.

Por otro lado, a manera de una obra dentro de otra, se plasma cómo dos actores de una marcada diferencia de edad -la juventud contra la experiencia- están ensayando estos personajes para representarlos en escena.

La desobediencia de Marte Credito @cervantestna 1
Como en un juego que mezcla la ficción con pasajes históricos reales, la platea es invitada a un viaje distante en el cosmos y al presente, siempre condimentados de vivaces emociones. Crédito: @cervantestna

La obra tiene un poco de veracidad histórica -tal es así que ese encuentro valió para ser considerado las bases del trabajo científico tan importante como las teorías de Isaac Newton-, así como también algo de ficción armada por el autor mexicano, donde estos actores se enfrentan con sus ideales y fobias propias sobre el escenario. 

Un guion cargado de conflictos

Dirigida por Marcelo Lombardero, no era de esperar que estos personajes de personalidades tan fuertes necesitaran de dos actores de trayectoria y gran experiencia sobre el escenario.

Es por eso que Osmar Núñez y Lautaro Delgado Tymruk son una selección perfecta para darles vida en esta conflictiva ficción histórica. Ambos están muy bien en la piel de estos astrónomos que se complementan, al mismo tiempo que la desconfianza propia los aleja.  

Como resultado, la dupla actoral denota química más complicidad. En poco más de una hora y media, harán sentir identificados con estos ricos personajes a más de uno de les espectadores. Esta obra es todo un reto, ya que no solo los personajes debaten sobre temas científicos en un ambiente cargado por un igual de encanto y antipatía, sino también sobre el universo de la actuación.

Estas dos generaciones enfrentadas se desafían de principio a fin, como en una detallada rivalidad, donde no solo se distinguen espinosas relaciones de poder y complicidades paralelas, sino que al mismo tiempo aparecen los diferentes  matices de masculinidad, a veces tan complejos y difíciles de mediar.

La desobediencia de Marte Credito @cervantestna 2
La trama encierra el ego, la desconfianza y la fragilidad del vínculo entre dos mentes brillantes. La trama fue creada por Juan Villoro, un destacado autor mexicano. Crédito: @cervantestna

Conclusión

Esta original dramaturgia es un divertido paseo en un tramo de la historia de la astronomía universal, esa ciencia tan atrapante como desconocida para el público general. La misma sirve como pilar de una trama con claras referencias actuales, y está condimentada con humor negro.

Su puesta en escena se potencia por la interpretación de dos buenos actores, la cual está apoyada por el diseño de vestuario de Luciana Gutman, la increíble y minimalista escenografía de Matías Otarola, y la sutil iluminación de Horacio Efron. En conjunto, logran transportar a la platea a esa época precisa de la historia donde reinaba el interés por la magia de los astros y lo que sucede en el infinito cielo.

Además, la obra contó con Juan Ignacio González Cano para el entrenamiento actoral del versátil dúo protagónico. Debe destacarse el esfuerzo de todo el equipo para transformar un auditorio de conferencias, en el seno del Centro Cultural de la Ciencia de Palermo. El resultado es sorprendente porque es un espacio poco convencional para una obra, pero luce con magia y talento como una verdadera sala de teatro.

Compartir:

Seguir Leyendo

Nota al Pie | Noticias en contexto