Ene 4, 2023 | Cultura

Día mundial del Braille: la experiencia de un centro especializado

Tras la conmemoración para concientizar sobre la importancia de dicho medio de comunicación, Nota al Pie dialogó con Federico García, Director Ejecutivo del Centro Luis Braille, para conocer cómo promueven su uso.
Braille
Para leer braille se utilizan los dedos índices, los cuales recorren de izquierda a derecha cada celda de 6 espacios. Créditos: Truyol Digital.

Cada 4 de enero, en Argentina se celebra el Día Mundial del Braille. El mismo tiene como objetivo visibilizar el braille, un sistema internacional de representación táctil de símbolos alfabéticos y numéricos. Este utiliza 6 puntos para ilustrar cada letra y número, además de símbolos musicales, matemáticos y científicos.

Dicho sistema de lectoescritura táctil, es empleado por personas ciegas o con algún grado de discapacidad visual para comunicarse. 

Con el objetivo de dar a conocer organizaciones afines, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) instauró la conmemoración de este día en 2019. Su meta es “crear mayor conciencia sobre la importancia del braille como medio de comunicación para la plena realización de los derechos humanos”. 

Se estima que, en Argentina, alrededor de 900 mil personas tienen algún tipo de discapacidad visual. Así lo determinó el Estudio Nacional del Perfil de las Personas con Discapacidad, que el INDEC llevó a cabo en 2018. De ellas, el 96,4% tiene “mucha dificultad para ver” y el 3,6% afirmó que “no puede ver nada”.

Braille
La institución se encuentra en Bahía Blanca hace 63 años. Créditos: Centro Luis Braille.

El Centro Luis Braille 

Nota al Pie profundizó en la historia del Centro de Luis Braille, en Bahía Blanca, Buenos Aires

Dicha institución se formó hace 63 años como un espacio de acompañamiento a estudiantes ciegues y con baja visión. Al día de hoy, cuenta con tres áreas de trabajo y alrededor de 80 asistentes. 

Federico García, Director Ejecutivo del Centro Luis Braille de Bahía Blanca, brindó un acercamiento a la institución con sus palabras: “Es única en su género, en la ciudad, la región y provincias del sur del país, y muy reconocida por toda la comunidad”, se enorgulleció. 

El Centro bahiense cuenta con tres áreas de trabajo: un Centro de Rehabilitación, un Taller Protegido de Producción y una Biblioteca Popular Especial. Entre quienes utilizan los tres servicios o participan de talleres socioeducativos, asisten al lugar alrededor de 80 personas con discapacidad visual.

En septiembre de este año, el Honorable Senado de la Provincia de Buenos Aires la declaró de Interés Legislativo por la ‘’labor incansable en la rehabilitación de personas ciegas y con baja visión’’.

Un centro, diferentes funciones 

Cada sector tiene un rol diferente. El Centro de Rehabilitación cuenta con un equipo de profesionales que acompaña a las personas con discapacidad visual en su rehabilitación básica funcional. 

“Se enseña, por ejemplo, el uso del bastón blanco o verde según si son personas ciegas o con baja visión”, contó García. “También a realizar actividades de la vida diaria y a utilizar dispositivos informáticos”. 

Allí ofrecen, además, espacios de psicología, trabajo social y de educación física. Asimismo, se realiza un curso de lectoescritura Braille en convenio con el Centro de Formación Profesional N°402 de la ciudad.

Por otra parte, el Centro Luis Braille también tiene un Taller Protegido de Producción, “El mismo incluye laboralmente a 32 personas con discapacidad (visual en la mayoría de los casos)”, explicó quien dirige la institución. “En el Taller se producen cepillos y bolsas de residuos, que se comercializan en la ciudad principalmente a través de la Cooperativa Obrera”.

No obstante, también hay espacio para el ocio. La Biblioteca Popular Especial del Centro Luis Braille está abierta a toda la comunidad. Ofrece un amplio catálogo de audiolibros, una colección de libros en tinta y otra de libros en Sistema Braille.

“La grabación de los audiolibros se realiza en una sala de grabación del Centro, y se ejecuta gracias a un voluntariado dedicado a esta tarea”, compartió Federico García. “Dentro de ella se está creando un área de impresiones en Sistema Braille”, agregó.

Braille
Cada vez, la sociedad se embebe de conocimiento del sistema Braille y comienza a conocerse su funcionamiento. Créditos: Educación Inclusiva.

Un sistema que llegó para quedarse 

El 4 de enero se celebra el Día Mundial del Braille porque en 1809 nació su creador. Louis Braille fue un pedagogo y sacerdote francés que, a los 3 años de edad, sufrió un accidente en el taller de su padre. Como consecuencia, le quedó una ceguera irreversible.

Sin embargo, fue cuando estudiaba en la Escuela de Jóvenes Ciegos y Sordos de París que creó el alfabeto braille. Originalmente, era un sistema militar para brindar órdenes durante las noches sin delatar posiciones. Louis Braille lo transformó, en 1854 se lo aceptó oficialmente, y desde 1878 es el sistema universalista de enseñanza para no videntes.

Más de 100 años más tarde, se lo utiliza en todo el mundo, pero aún presenta algunos problemas para su masividad. El director del centro compartió lo que para les integrantes de su institución son los desafíos principales a afrontar en la actualidad: 

“Por un lado, se debe fortalecer y difundir más las propuestas de enseñanza de la lectoescritura braille”, compartió. “Es decir, que haya más personas con discapacidad visual que sepan utilizarlo, y también otras personas que lo aprendan”.

Por otra parte, Federico García destacó como importante que haya más disponibilidad de productos, carteles, libros, y diferentes formas de etiquetar escritas en ese alfabeto. “De ahí, por ejemplo, nuestro proyecto de contar con un área de impresiones en Sistema Braille”, expresó.

De todas formas, cada vez son más los emprendimientos que incluyen a este medio de comunicación, o se dedican exclusivamente al mismo. Por ejemplo, Punto Braille, una tienda de productos inclusivos en Alta Gracia, Córdoba. También la imprenta Punto Braille que, con el mismo nombre pero en otra zona del país, realiza documentos, señalética, cartelería y folletería con el sistema. 

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto