Ago 5, 2022 | Sociedad

Un libro x una oportunidad: la policía desalojó a vendedores en situación de calle

La policía de la Ciudad de Buenos Aires solicitó la suspensión de puestos de venta de libros recibidos a través de donaciones. Esta actividad significa un ingreso mínimo para muches de les vendedores, quienes se encuentran en situación de calle o vulnerabilidad.
Un libro x una oportunidad
Desde la iniciativa “Un libro x una oportunidad” denunciaron el desalojo de algunos puestos de venta en la Ciudad de Buenos Aires. Créditos: Un libro x una oportunidad

Desde la iniciativa Un libro x una oportunidad denunciaron el desalojo de puestos de venta de algunes de les vendedores que reciben donaciones. La Comuna 2 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires solicitó que se suspenda la venta en la vía pública; el argumento es el mismo que sufren aquelles comerciantes denominados “manteros” y es que la ocupación del espacio público es ilegal. 

Cecilia Gallo difundió un video a través de redes sociales donde denunció: “En los últimos días la policía retiró algunos puestos de los vendedores y confiscó sus libros”. Ante esta situación, la licenciada en Ciencias de la Comunicación explicó que para les que se dedican a vender estos libros es muy difícil cumplir con los requisitos para la venta ambulante. 


“Es una situacion muy difícil porque el vendedor no tiene permiso de venta, y por otro lado tampoco cumple con los requisitos para acceder a él. Algunos de ellos, por ejemplo: estar registrados en la AFIP, tener domicilio acreditado en CABA durante dos años, certificado de antecedentes penales”, expresó. Además, recordó que muches de elles están en situación de calle. 

Frente a esto, desde el proyecto proponen cambiar la ubicación de los puestos de venta. Según la información, fueron les vecines quienes denunciaron a les vendedores. “Vamos a buscarle la vuelta”, concluyó Gallo. 

¿De qué se trata Un libro x una oportunidad?

En plena pandemia, dos amigas se pusieron en acción para acercar una solución a les más vulnerables. Cecilia Gallo, licenciada en Ciencias de la Comunicación y Marina Peluffo, psicóloga, dieron forma a una cadena que funciona en redes sociales;  recolectan libros para que, diferentes personas en distintos puntos de la ciudad de Buenos Aires, generen ingresos con las ventas. 

En el camino, las amigas se encontraron con una realidad mucho más compleja. Si bien, al principio fue una solución económica y de reinserción laboral. Vivir en situación de calle encierra problemas tales como la revinculación familiar, entre otros. 

 Un libro x una oportunidad
A través de un comunicado en sus redes sociales, informaron que buscarán nuevos puntos de venta para les vendedores perjudicades. Créditos: Un libro x una oportunidad

En cuanto a la solidaridad, las creadoras siempre dan un mensaje de agradecimiento, porque encontraron una Argentina muy solidaria. La gente acerca sus donaciones o bien, compra  a los vendedores en los puestos. Además, se aproximan con el fin de preguntar sobre sus necesidades más urgentes para poder colaborar.

El lado B del proyecto gira en torno a la queja de les vecines donde se ponen los puestos de venta. Y aquí es donde entra la disputa entre las exigencias de la policía y lo que les vendedores pueden hacer en su situación. En sus redes sociales compartieron: “Para ellos son manteros, y es algo que perjudica a los comerciantes que sí pagan por un local y los impuestos derivados”. 

Madrinas y padrinos: el puente que construyó un vínculo 

A medida que iban creciendo los puestos de venta a Cecilia y Marina les resultó cada vez más difícil hacer el seguimiento en los diferentes puntos de venta. A raíz de esto, surgió la figura de la madrina o padrino: personas que puedan acercar los libros que llegaban; hacer la visita periódicamente y garantizar que el puesto esté en condiciones para generar ventas.  

Esto llevó a construir un lazo especial entre madrinas y padrinos con les vendedores. Hace poco, elles tuvieron su reconocimiento especial, a través de la donación de una emprendedora que regaló sus productos como forma de agradecimiento. 

Un libro x una oportunidad
El proyecto comenzó durante la pandemia y creció a tal punto de sostener más de 27 puestos. Actualmente, cuentan con madrinas y padrinos que hacen el seguimiento correspondiente de cada vendedore. Créditos: Un libro x una oportunidad

Es así, que a raíz de una idea se formó un proyecto y cada vez más gente se fue sumando. A partir de la red solidaria hoy logran sostener más de 27 puestos. Y ante la situación de la suspensión con la intervención policial, muchos ya están en acción para dar solución a la problemática y que les vendedores puedan seguir con su actividad diaria, acercando libros a la comunidad. 

Notas Relacionadas