Ago 5, 2022 | Género & Sexualidad

Lapidario informe del INADI contra Antonio Laje por violencia de género en América TV

El organismo identificó conductas violentas por parte del periodista y del medio en el que se desempeña. Nota al Pie dialogó con la especialista Maria Cristina Geninazzi sobre cómo prevenir los maltratos en el ámbito laboral.
El INADI ratificó las denuncias de maltrato laboral contra Antonio Laje, conductor de Buenos Días América. Crédito: Captura de programa de TV.

El Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) reconoció, a través de un comunicado emitido el 3 de agosto, la existencia de violencia de género en el Grupo América. La investigación comenzó tras una denuncia del colectivo Periodistas Argentinas. El Informe América, que presentó la agrupación de comunicadoras, comparte relatos de colegas que sufrieron maltratos en dicho medio. En ellos, la figura que se repite es la del periodista Antonio Laje, conductor del noticiero matutino del canal y encargado de la gerencia de noticias.

Nota al Pie dialogó con María Cristina Geninazzi, licenciada en Administración por la Universidad de Buenos Aires (UBA) y Maestranda en Género, Sociedad y Políticas Públicas por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO). 

Repercusiones de los hechos de violencia de Antonio Laje

Frente a la denuncia del colectivo, Demián Zayat, director de Asistencia a la Víctima del INADI, dictaminó: “No solo la conducta del Sr. Laje resulta discriminatoria, sino también la de la empresa que rige el medio en el cual se desempeña; que mediante la omisión y el desentendimiento, permitió los hechos de violencia de género denunciados”.

En este sentido, Zayat continuó: “La defensa del Sr. Laje consistió en definir a esta situación no como maltrato, sino como exigencia. Más allá del nombre que le quiera poner, los hechos encuadran sin lugar a dudas en todas las definiciones de violencia contra la mujer que establece la normativa internacional y nacional”.

Al respecto, María Cristina Geninazzi explicó a Nota al Pie que “los hechos de violencia y discriminación en el ambito laboral alejan a las mujeres y a las personas del colectivo LGTBIQ+ de sus espacios de trabajo”. Además, aseveró: “Esto va a profundizar la brecha salarial y la brecha de ocupación”. 

“No me podía ir sin llorar, porque yo realmente soy así: soy muy sensible”, justificó sus lágrimas María Belén Ludueña al despedirse de Buenos Días América. Crédito: Captura de programa de TV.

“Modo Laje de producción de noticias” 

El Informe América de Periodistas Argentinas denomina “Modo Laje de producción de noticias” a la forma en la que el Grupo América trata a sus empleades. El hecho que puso a la vista de todes lo que, según denuncian, ocurría hace años, fue la salida de María Belén Ludueña del matutino Buenos Días América. 

Luego de que la co conductora se fuera entre lágrimas del programa, a fines de 2021, surgió una ola de denuncias en contra del conductor Antonio Laje. Todas se referían a sus actitudes de maltrato laboral, que incluía comentarios despectivos; accionar violento y hasta pérdida de trabajo tras oponerse a la palabra del periodista. 

En su show matutino, Laje se defendió: “Tengo un humor de perros. Y me enojo cuando salen las cosas mal. No soy maltratador. Tal vez mucho y exijo mal. Es un ataque feroz para destruirme”. 

Respecto a sus actitudes, detalló: “Me enojo si se corta un audio, si sale mal algo, porque del otro lado están ustedes y quiero que todo esté bien, pero me enojo desde lo laboral; no me enojo con una persona”.


El Informe América: las denuncias contra Antonio Laje y el canal

Según el informe que el colectivo Periodistas Argentinas presentó ante el INADI, lo de Laje no era un “enojo laboral”, sino un accionar que tiene varios años en marcha. 

En sus páginas se leen las denuncias de diferentes trabajadores del medio que pasaron por América. Por ejemplo, se relata lo que vivió la periodista Soledad Larghi, una vez que se descompensó al aire. “Yo estaba en el control. La productora general del noticiero y Antonio cruzaban mensajes defenestrándola. Laje le gritaba por cucaracha: ‘Dale, pelotuda, seguí’”. 

La mayoría de las denunciantes son mujeres: Fiorella Vitelli; Maite Pistiner; Eugenia Morea y Sandra Igelka. Otras acusaciones son de trabajadoras que se desempeñan en la actualidad en el medio, pero no se animan a hablar en público. 

Algunos periodistas también denunciaron maltratos de parte de Antonio Laje. Uno de ellos fue Diego García Saez, que contó su vivencia. “Había un bullying constante por parte de Laje. A veces, estando a dos metros, escuchaba que decía sobre mí: ‘¿Por qué tenés a esta mierda? Si Diego no entiende nada’”, contó.

Una gran cantidad de los relatos culmina con el despido, disminución del trabajo o cambio de área de las personas afectadas. También, con años de sufrimiento en silencio y de recuperación en terapia por el maltrato sufrido. 

Antonio Laje
El INADI confirmó las denuncias de maltrato laboral que realizó el colectivo Periodistas Argentinas. Crédito: Télam.

¿Qué hacer en un ambiente laboral con violencia de género?

“Es fundamental que existan protocolos de género con herramientas especializadas”, explicó la especialista Maria Cristina Geninazzi a Nota al Pie. Además, hizo hincapié en la importancia de “abordar estos casos de manera confidencial, no revictimizar a las personas que acceden a hacer su denuncia. También pensar estrategias para que estas personas puedan continuar dentro del ámbito del trabajo”. 

Por su parte, el INADI instó al Grupo América a realizar una serie de acciones. Entre ellas, capacitaciones sobre violencia de género; como medida de reparación, producir segmentos sobre derechos de la mujer en los programas de noticias de la mañana; elaborar un protocolo para prevenir y sancionar la violencia de género, de acuerdo a lo establecido por el Convenio 190 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT); y crear un área de género que prevenga e intervenga en eventuales denuncias.

Para Geninazzi, el objetivo sería que los espacios laborales estén libres de violencia y discriminacion. “Entendiendo no solo como física o verbal, sino incluyendo la violencia simbólica, la reproducción de los roles, estereotipos de género y de los sexismos”. En este sentido, concluyó: “Prevenir las violencias dentro del ámbito de trabajo es una forma de trabajar por los derechos de las mujeres, que son derechos humanos”. 

Notas Relacionadas