Tras ser condenado por violación, Robinho anunció que dejará el fútbol

En enero de este año, el Tribunal de Casación de Roma lo encontró culpable y lo sentenció a nueve años de prisión. El ahora ex jugador de 38 años, que se encuentra a la espera de saber si será extraditado a Italia, anunció que se retira de su carrera deportiva.
Robinho
El ahora exfutbolista Robinho culminó su carrera profesional tras ser encontrado culpable por violación en Italia, algo que muchas personas en el mundo del fútbol ya daban por hecho. Crédito: sportsport.ba

El exjugador del Real Madrid y Milán, Robinho, confirmó que dejará de jugar al fútbol de manera profesional. Esta decisión la tomó a causa de estar acusado por violación desde principio de año en Italia, donde es buscado por la policía. El acusado no dio declaraciones ni comentarios en sus redes desde febrero último.

En enero del 2022, el Tribunal de Casación de Roma lo encontró culpable de abusar sexualmente de una mujer albanesa en la ciudad de Milán. El hecho se dio en el año 2013 y bajo el agravante de realizarla con varios amigos. La condena que le caería por el delito es de nueve años, sin oportunidad de apelar. El propio involucrado aseveró que el fútbol no es lo que más le preocupa, en un mensaje a un periodista de UOL Esporte.

“¡Ya no juego! Déjame en paz”, le contestó el exjugador de la Selección brasileña al periodista que buscaba su declaración sobre la acusación. Por la misma línea, Robinho sostuvo: “No quiero dar ninguna entrevista. Si puedes dejarme a mí y a mi familia en paz, te lo agradecería”. Y agregó: “Preguntabas por Santos. Santos siempre ha sido y siempre será mi casa. ¿No hay ningún personaje más importante del que hablar?”.

“¡Ya no juego! No publico mi vida en internet, y tú sigues hablando de mí”, continuó Robinho. Además, afirmó: “Hay mucha gente con ganas de dar una entrevista. Solo quiero que me dejes en paz”. De esta manera, su estrella futbolística se apagó y, ante esto, fue condenado a nueve años de prisión en el país europeo. Hoy por hoy se encuentra en libertad y, al parecer, en Brasil. Por este motivo, desde Italia pidieron la extradición de Robinho.

Sin embargo, desde el país sudamericano no acostumbran hacer eso con sus ciudadanos; por lo que aún no hay conocimiento de cómo seguirá la historia. De igual manera, también solicitaron que al menos cumpla la condena en su país. Esta es una posibilidad que el ministro de Relaciones Exteriores brasileño contempló. Aunque se habló de ciertos posibles rumbos, la causa no tiene un firme sendero a seguir, porque no se sabe con exactitud el paradero del exjugador.

Robinho
Sus mejores momentos deportivos finiquitaron hace tiempo. Hoy podría afrontar una condena de nueve años, sin oportunidad de apelar. Crédito: Ok Diario

Robinho y una carrera de alto nivel

Con un debut más que esperanzador en Santos en el 2002, Robinho logró ganarse el apodo mundial de “El rey de la Bicicleta” por su modo de jugar. Estuvo en el equipo “Peixe” hasta el 2005 en su primera etapa, y luego tuvo el gran paso al Real Madrid de España. En la “Casa Blanca” estuvo desde 2005 a 2008, donde conquistó la Liga en dos ocasiones y la Supercopa del país. De ahí se fue a jugar al Manchester City por una temporada, sin conseguir título alguno.

Para el 2009 retornó al Santos de Brasil, donde jugó solo una temporada. Al año siguiente partió al Milan, donde estuvo hasta el 2014. En el equipo italiano conquistó una Seria A y una Supercopa. Tras un paso fugaz por Santos, en el 2015 se fue a jugar al Guangzhou Evergrande de China, en el que consiguió la Supercopa en una temporada. En 2016 llegó al Atlético Mineiro donde jugó dos años. Luego se fue a Turquía para jugar en Sivasspor (2018/2019) y Estambul Basaksehir (2019).

En tierras turcas estuvo solo dos años y logró la Superliga del país con su segundo club. Para el 2020 pegó la vuelta definitiva al Santos. En sus tierras natales conquistó dos campeonatos paulistas, dos ligas brasileñas y una copa del país con su primer club. Por otro lado, también logró el campeonato mineiro en 2017. En cuanto a sus participaciones con la Selección de Brasil, participó en los Mundiales 2006 y 2010, las Copas Confederaciones de 2005 y 2009.

Además, estuvo en las Copas Américas de 2007, 2011 y 2015. Logró ser campeón de las dos Copas Confederaciones que disputó, y su primera Copa América. Por otro lado, fue subcampeón de la Copa de Oro de 2003 y en las restantes competiciones con su país quedó eliminado siempre en cuartos de final. De manera individual, obtuvo varias distinciones. Pero la que más marcó su carrera fue en 1999, con 15 años, cuando Pelé lo consideró como su legítimo heredero.

Robinho
Desde Italia pidieron la extradición de Robinho, el jugador del Santos; club en el que logró que volviera a ser campeón de una liga local tras la estadía de Pelé. Crédito: Seunonoticas.mx

Sabastián Villa: un caso similar en Argentina

Un caso de la misma índole sucede hoy por hoy en Argentina con el colombiano Sebastián Villa, actual jugador de Boca. Según la víctima, el delito de Villa ocurrió en julio del 2021 en una casa de un barrio privado de la localidad bonaerense de Cannig. Además, mediante fuentes judiciales en mayo último, se le envió un oficio al club para comunicar la ratificación de la denuncia. También se citó a cinco testigos mencionados en la acusación para que den su declaración.

Desde la institución deportiva aún no han tomado medida alguna para su futbolista, a pesar de estar acusado de presunto abuso sexual y tentativa de homicidio. Sobre el caso, el abogado de la víctima, Roberto Castillo, dio detalles de la declaración de su cliente. “Tuvo que contar todo desde cero. Dio algunos detalles que nosotros no habíamos podido volcar en la denuncia”, afirmó el abogado.

“Fueron muchas horas de rememorar y revivir todo lo que ella vivió; que para ella es una pesadilla que la fracturó psíquica y emocionalmente”, añadió Castillo. Al respecto, la víctima afirmó durante la denuncia: “Villa me arruinó la vida”. En relación al hecho de que aún juegue como si nada hubiera pasado y no haya sanciones, detalló que “él sigue jugando y es ovacionado”.

Notas Relacionadas