Jul 7, 2022 | Cultura

¿Quién es “Soy Tower”, el correntino que le da vida a audios virales?

Nota al Pie conversó con el artista Ricardo Torre, quien se dedica a ponerle el cuerpo a los audios que circulan en las redes sociales. Se refirió a su carrera como actor y a los desafíos de las plataformas digitales.
Tower
“Lo que surgió con las redes sociales fue producto de la cuarentena. No lo pensé, solo sucedió”, expresó Tower. Crédito: Ricardo Torre.

Ricardo Torre, conocido como «Soy Tower» logró unir dos profesiones que por momentos parecieran ser incompatibles: la arquitectura y la actuación. Él es de la ciudad de Goya, Corrientes y desde hace algún tiempo se deja llevar por su creatividad, las redes sociales y el humor. Es el protagonista que le pone identidad a los audios que ya son virales y los vuelve aún más populares.


En diálogo con Nota al Pie, el artista reconoció que “es difícil llevar las dos profesiones”; y agregó: “Estoy tratando de darle un poquito más de lugar al teatro y por eso empecé a trabajar por mi cuenta, a organizarme con los tiempos y potenciar el trabajo de actor”.

En las redes sociales es conocido bajo el seudónimo de Soy Tower y sus contenidos los crea a partir de audios que le llegan a su bandeja de mail. 

El entrevistado comentó que cada fin de semana recibe un promedio de cien correos con audios que sus seguidores le proporcionan y a partir de ellos va ideando la composición. Si bien también trabaja en obras de teatro, las plataformas digitales le permiten mostrarse bajo la técnica de Lip Sync (sincronización labial).

De Corrientes al mundo

Las redes sociales no parecen tener fontaneras, y menos cuando hay contenidos innovadores y empáticos. En este sentido, Soy Tower logró captar a sus seguidores componiendo personajes de todo tipo y de toda época. Sin embargo, con el tiempo descubrió que su potencial estaba en sus raíces.

“Fui eligiendo los audios que son más del litoral; y fue también para diferenciarme del resto, de la cantidad de gente que hace lip sync en las redes y eso también me acerca mucho a Corrientes”, aseguró el artista, quien actualmente reside en Buenos Aires

Sin ir más lejos hace poco tiempo interpretó un video en el que se describe con todas las letras el “orgullo correntino”.


Hace más de diez años que Torre vive en Buenos Aires, sin embargo, comentó que todo el tiempo tiene presente a su provincia natal. A partir de entonces, “entendí mucho de la cultura de Corrientes, porque estando lejos te das cuenta de que tenemos formas y maneras de hablar, de decir las cosas y de ser”, aseguró.

Además, reconoció que uno de sus mayores temores era que no se entendieran las interpretaciones de audios litoraleños. “Pero después me di cuenta que sí; porque por más que tengamos tonada diferente, expresiones, incluso palabras del guaraní, se entiende este humor”, agregó. 

Detrás de cada uno de los audios hay historias, protagonistas, voces y lugares. Audios que nacen de la cotidianidad de las personas y que por medio de Tower son videos de humor que alegran el día a muches. 

“Entendí que detrás de un audio hay mucha cultura y está bueno poder mostrarla y me gusta entenderlo desde ese lugar; porque entendí que estoy mostrando nuestra cultura”, expresó.

El inicio de la viralización de «Tower»

La cuarentena por la pandemia de Covid-19 causó múltiples sensaciones. En el mejor de los casos, el encierro despertó la creatividad de muchas personas. Tower, por su parte, se dedicó a descubrir las redes sociales.

“Como muchos artistas fuimos por el lado de las redes. Tenía la necesidad de seguir metiéndole el cuerpo a distintos personajes y empecé a hacer los primeros videos de humor”, comentó.

Tower
El artista correntino comentó a Nota al Pie que “también podría haber salido mal y no tener repercusión; pero por suerte los seguidores tiran buena onda”. Crédito: Ricardo Torre.

Los primeros contenidos los difundió a través de TikTok, y al día de hoy logró algo que no buscaba: más de cien mil seguidores, el agradecimiento de la gente e interminables reacciones. Al respecto, destacó: “Me di cuenta de que podía ser una gran vidriera para mostrarme, y comenzó a tener mucha repercusión y a la gente le gustó mucho”.

El actor se definió como una persona con buena memoria, algo muy importante para generar sus contenidos, ya que debe interpretar audios originales. “Es ponerle la cara a un audio que ya está bueno de por sí, pero componerlos es un trabajo, es escuchar los audios y tomar la decisión de cuáles hacer”, explicó.

En promedio, por semana, realiza unos cinco videos y la instancia de producción no supera las dos horas. Si bien son videos que no tienen mucha duración, la pandemia también lo condicionó a jugar y ser creativo con las cosas que tenía en su casa. Es decir, las pelucas y los vestuarios son improvisados y focaliza todo su potencial en las expresiones corporales y faciales. 

El juego de hacer humor

Ricardo Torre tiene 37 años, estudió y se recibió de arquitecto en Resistencia, Chaco. También se formó en teatro, le gusta lo que hace, se divierte y tiene muchos proyectos laborales. Aseguró que lo que más le motiva de hacer videos de humor es la parte lúdica, el intercambio con sus seguidores y el poder demostrar su arte.

“Busco también divertirme yo. Trato de no tener la presión de hacer videos o perseguirme con generar contenido, entonces trato de que siga teniendo el mismo sentido que tuvo cuando arranque”, dijo el artista. 

Sus primeros videos sólo los vieron sus amistades y familiares, hasta que casi sin darse cuenta, debajo de cada publicación comenzó a tener comentarios de personas que no conoce, en los que le agradecen por alegrarles el día.

Todo esto es lo que lo anima a seguir: “Lo importante es el hecho de sentirme cómodo y jugar; pero también comienza a ser un trabajo y está bueno que así sea”, agregó. Sin embargo, también reconoció que algunos comentarios malintencionados pueden causar malestar.

Tower
“Acá en Buenos Aires por momentos me reconocen en la calle y es raro y me mueve un poco el piso”, contó el actor. Crédito: Ricardo Torre.

Respecto a cómo se maneja en el ecosistema de las plataformas manifestó: “Le tengo mucho respeto a las redes. Trabajo con cautela, pienso lo que voy a decir y hacer”. A su vez, aseguró que no se siente famoso y que el boom de los seguidores no lo cambió; aunque reconoció haber crecido “y es importante lo que me pasó”.

Para finalizar, atribuyó a que el éxito que tienen sus contenidos “se deben a que muestro algo mío, de manera genuina y sin tanta ambición”. De esta forma, lo que comenzó como un juego lo terminó posicionando como uno de los actores más conocidos en las redes sociales. Y, aunque sin buscarlo, comenzó a vivir la experiencia de mostrar lo que verdaderamente le apasiona: actuar.

Notas Relacionadas