Jun 20, 2022 | Cultura

Fuerza Bruta: 360º de inmersión y adrenalina en el Estadio Obras

Durante cuatro semanas, el grupo propondrá en su nuevo show Wayra una experiencia de teatro dinámica e inmersiva, acorde a su trayectoria
Fuerza Bruta
El colectivo teatral Fuerza Bruta nació como una puesta en escena por parte de la compañía De La Guarda. Crédito: Fuerza Bruta.

Fuerza Bruta vuelve a traer adrenalina a la audiencia argentina. A partir del 12 de julio, la compañía teatral ofrecerá su show Wayra en el Estadio Obras durante 4 semanas. Las entradas ya se encuentran disponibles en Ticketek

Wayra, posee una puesta en escena que mezcla efectos visuales increíbles con una experiencia a 360 grados. De esta forma, el show se adueña de la audiencia, sin importar desde qué perspectiva sea observado.

La compañía, que ya ganó el reconocimiento a nivel mundial, ha realizado giras internacionales en Lisboa, Madrid, Londres, Barcelona, Japón y New York. Con esta última, la agrupación mantiene una profunda relación, puesto que fue la primera ciudad en la Fuerza Bruta contó con un elenco estable. A lo largo de los 9 años que se presentó en el circuito off Broadway, fue vista por más de 900,000 personas. 

Una experiencia inmersiva

Quien ha experimentado un espectáculo de Fuerza Bruta sostiene que es un show único, inolvidable y transformador. Pero ¿en qué consiste la originalidad de su puesta en escena?

Fuerza Bruta rompe con los esquemas del teatro tradicionalista y presenta una performance salvaje que hace a la audiencia parte de su arte. Crédito: Fuerza Bruta.

En sus shows, el elenco de la compañía desafía los límites del cuerpo en un viaje que prueba al público asistente. La compañía rompe con todas las estructuras del teatro, sobre todo la cuarta pared. Con el público de pie, desempeñando un papel importante, ya que los artistas interactúan con él y forman parte de una experiencia que exige ser sentida con los 5 sentidos. 

La mezcla de danza, acrobacias, teatro y técnicas de circo con proyecciones, escenografías móviles. ¿El objetivo? lograr la inmersión completa del espectador. La conexión con la audiencia es una parte fundamental de la experiencia que lleva al teatro a su forma más lúdica. 

Historia Bruta

Fuerza Bruta llegó al mundo en 2003, cuando Diqui James, uno de los dos fundadores De La Guarda, junto a Gaby Kerpel, quien era el compositor musical de ese grupo, decidieron embarcarse en un nuevo proyecto. De La Guarda había revolucionado la escena teatral con sus espectáculos innovadores y se había convertido en uno de los atractivos más importantes de la cartelera argenta a finales de los 90. 

Fuerza Bruta
Tras nueve años seguidos en el off-Broadway, fue vista por más de 900.000 personas en Nueva York y fue vista por más de seis millones de espectadores en más de 34 países y 58 ciudades. Crédito: Fuerza Bruta.

El concepto de este nuevo show que estaban gestando era difícil de explicar. Una presentación que no utiliza asientos, pero sí el escenario. Con la ausencia de diálogos, les artistas salen a escena a jugar con la audiencia, que forma parte activa de la narración que se lleva a cabo entre grandes estructuras y acrobacias.

Del Bicentenario a Rock in Rio

Fuerza Bruta continuó con el legado innovador que comenzó con De La Guarda. Además de realizar giras internacionales y participar en festivales, la compañía estuvo a cargo de crear el desfile de la celebración del Bicentenario en Argentina. El 25 de mayo de 2010, frente a más de dos millones de asistentes, presentó 19 momentos icónicos de la historia de Argentina. 

Fuerza Bruta
Fuerza Bruta prepara su desembarco en el mítico Estadio Obras para ofrecer su show WAYRA durante 4 únicas semanas, a partir del 12 de julio próximo. Crédito: Fuerza Bruta.

La agrupación teatral retrató a las culturas aborígenes, la industrialización, con un foco especial puesto en el Proceso y la Guerra de las Malvinas. Los carros que trasladaban a les artistas se pasearon por la avenida 9 de Julio. Durante la escenificación del conflicto de Malvinas, el grupo que marchaba se lanzaba al suelo con cada sonido de bala en el aire. Así, les bailarines se transformaban en tumbas humanas, cuyas cruces daban cuenta de los argentinos fallecidos. 

Durante Rock in Rio VIII, la compañía presentó un show exclusivo creado como homenaje a la historia del festival. La producción narró desde la lluvia torrencial de 1985, que casi impide su realización, hasta las banderas levantadas por la paz y el medio ambiente. 

Notas Relacionadas