Oct 25, 2021 | Género & Sexualidad, Sociedad

Cuerpos disidentes: una charla sin tabúes a flor de piel

Repasamos lo mejor del cuarto encuentro en vivo realizado en el Instagram de Nota Al Pie. Historias que sensibilizan y abren la mente

Cuerpos disidentes, la charla que se trató en el 4to vivo de Nota Al Pie. Crédito: @notaalpieok

Cada tarde de viernes en el Instagram de Nota Al Pie (@notaalpieok) es posible zambullirse en la realidad del otre. Las entrevistas, a cargo de Pablo Alexis (@elwachotoxic), terminan atrapando al público y haciéndoles sentir y formar parte de las historias de vida allí relatadas. Esta semana tres valientes y despojadas mujeres relataron en primera persona cómo enfrentaron y aceptaron sus cuerpos disidentes. Flor Alegre (modelo Plus Size), Cami Pereyra (paciente de Alopecia) y Kari Rojas (persona de talla baja) en una charla intimista y reveladora. 

Florencia Alegre y su activismo

Florencia Alegre es activista gorde, Santafecina y casi ingeniera civil. Creadora de contenido en las redes y escritora. Desde su lugar habla de su experiencia pero también brinda espacio a otros a compartir sus vivencias. Anécdotas de la vida cotidiana como cuando para otres el dar un examen en la facultad es algo común. Pero puede ser un problema para une persona de peso donde tiene que pasar más de cuatro horas en un asiento que nunca fue diseñado ni tomado en cuenta para su estructura corporal. 

Florencia relató: “para poder llevar cosas de la vida diaria, hay un montón de cosas que uno tiene que hacer. Por ejemplo para asistir a clase tengo que tener en cuenta llegar antes para encontrar una silla que me quede bien, porque el mobiliario no está pensado para todos”. Y añadió: “así con todo, uno no simplemente hace las cosas sino que tiene que ir viendo cómo hace lo normal, la simple actividad que queremos hacer, es terrible”.

Su pasión por escribir es la herramienta de escape del día a día, más el trabajo de aceptación con una psicóloga. Dio lugar a la confianza, dejando los miedos de lado, y encaminandose a ser un referente en las redes. Y todo se potenció al concurrir a un taller de activismo gorde, leer el libro “Cuerpos sin patrones” de Laura Contrera y Nicolás Cuello. Un texto de saberes críticos, donde los cuerpos gordos desafían al estado “natural” de las cosas. 

Este libro más otros le representó un despertar y toma de conciencia, de que no se está solo y romper con la cultura del individualismo. Flor comentó : “es muy fuerte ver en un libro, una historia igual a la mía. Al descubrir que el problema no está en mí, sino que es cultural y se puede cambiar” Y subrayó que: “lo más importante para mí, y que el activismo gorde me marcó. Qué no era natural que yo me odie, yo aprendí a odiarme”.

Construir la autoestima representa una tarea difícil para ella, no solo por la mirada del otro sino por ese mandato u obligación a tener autoestima a une persona que se diferencia a les otres. Y No cuestionar tanto el amor propio. frente a esto,  expuso: “¿por qué a nosotros nos hacen cierto tipo de preguntas y otros no?. Es difícil quererse cuando todo el tiempo tenés un sistema que te recuerda o dice que tenés que odiarte”. Y explicó que: “si bien es difícil quererse, no todos los días me quiero. Pero no es necesario quererse para poder empezar a vivir o exigir respeto”.  

Tres interesantes invitadas, quienes compartieron sus tremendas historias de vida. Entre ellas, Flor Alegre. Crédito: @mf.alegre

Hoy en día existe una Ley de Talles (27.521), que está aprobada y reglamentada, pero sin implementar. Todavía falta el estudio antropométrico que expone la parte nutritiva y no solo el estado general de une persona. Y desde allí se armarían unas tablas que representan las distintas corporalidades. Sobre ello Flor comentó: “sigue excluyendo personas, es algo estadístico que solo incluye ocho talles. Es un primer paso pero no exige que los locales comerciales tengan diversidad de talles. Sino referenciarlos a una tabla común”.

Kary Rojas y sus reflexiones

Kary Rojas es colombiana, escritora, maestra y sobre todo promotora y defensora de los derechos de les personas de talla baja como ella. Su camino comenzó acompañando a padres de familia con niñes en estas condiciones. Se formó como maestra y otras especialidades para formar parte de ese equipo de gente pequeña en el mundo haciendo cosas grandes. Sensibilizar, que la gente sea empática, formando y educando al otro a respetar las diferencias. 

Acentúa que lo importante es transformar miradas. Una lucha por la inclusión. Y lo remarcó diciendo: “Hemos querido romper el esquema que solo podemos estar en los circos o plaza de toros. En mi caso soy escritora, maestra, conferencista motivacional. Pero hay doctores, ingenieros, abogados, hay lo que quieras”.

Durante la pandemia se concentró en dar forma a ciertas reflexiones que supo cultivar y armó un libro llamado: Charlas Inconclusas con la Loca. Un jugoso compendio de 300 pensamientos reflexivos para todos. La loca es la mente, una charla con uno mismo. Porque ella lo resume en una simple frase. “Kari no es solo enana, Kari es persona”. 

Para Kari fueron muy duras dos etapas de su vida, en la adolescencia mientras en sus compañeres era marcada la diferencia en sus cuerpos. A ella les demás la seguían tratando como a una niña. Y a los 30, cuando realizó un balance de su vida, y tomó conciencia que a pesar que para muches la primera impresión entra por los ojos, no es realmente lo que importa. Kari lo sintetizó al deslizar: “empecé a dejar de verme al espejo, con los ojos de la sociedad, y buscar mi propio espejo donde me podía ver” Y recalcó que: “hoy puedo sufrir por todo lo que los demás seres humanos sufren, pero no porque soy pequeña”.

Camila Pereyra y la mirada del otre

Camila Pereyra es una antropóloga de Santiago del Estero. Tiene alopecia areata desde hace un año, una enfermedad autoinmunitaria. Una afección que le ocasiona parches redondos de pérdida del cabello y la puede llevar a la calvicie total. Desde historias de Instagram comenzó a contar sus anécdotas, despertando mucha repercusión. Y fue convocada para grabar un podcast. 

Kary Rojas brindó su experiencia frente a la dificultad de su estatura. Repasa lo mejor de la entrevista y no te pierdas la siguiente el próximo viernes. Crédito: @karyrojas1528

Un espacio de comunicación que la invita a compartir sus vivencias y ayudar a otres. Cami lo definió de la siguiente manera: “el podcast es una invitación a decir cómo quiero que me miren. Un espacio y una manera de comunicarse conmigo”. Comparte así información, experiencia y aclara cómo es llevar esa enfermedad. 

Cami se vio un día obligada a construir una autoestima, aprender a quererse. Bajo el ojo del otro, la alopecia, el no tener cabello, muchas veces se asocia a una enfermedad, no solo una cuestión estética. Y en sus palabras expresó: “Me ha costado un montón. No solo tengo que aprender a querer a mi cuerpo y mi imagen. Sino que tengo que dar una respuesta constante a un sentido común, que dice que estoy enferma”. 

Algo que le resulta recurrente y la agota y la llevó a aclarar en su Instagram que no tiene cáncer sino la enfermedad de alopecia. Y narra que lo difícil fue al principio, la transición de perder el pelo en 5 meses, y entender al otre. Con sorpresa comentó: “la gente comenzó a seguirme más en redes cuando salí a un bar y me vieron pelada. Al otro día, automáticamente me seguían pensando que tenía cáncer y me iba a morir”. 

Y se cuestionó: “¿Por qué la gente hace esto?, no tienen en cuenta que eso a uno lo afecta”. Finalmente remarcó que: “todo el tiempo está eso ahí, de cómo una se construye como una se quiere, en relación a los otros. Son cuestiones que están afuera de uno que no son tan fáciles”.

Notas Relacionadas

¡RECIBÍ LA MEJOR INFO!

Mantenete al día con las noticias que más te importan

Bienvenido a la actualidad