Ago 10, 2021 | Deportes

Sayonara Tokyo 2020, salut París 2024

Los Juegos Olímpicos han finalizado y la delegación Argentina ha tenido rendimientos dispares. ¿Qué esperamos encontrar en el próximo evento?

Tokio 2020 ha finalizado y el balance argentino ha decrecido con respecto a Río 2016. Crédito: ElDebate.com.ar

Después de 17 intensos días, Tokio 2020 ha finalizado para nuestros compatriotas argentinos. La delegación, compuesta por 178 deportistas (56 mujeres, solo el 31,46%), llegaba al país del sol naciente con altas expectativas de mejorar la performance de Río 2016.

Desde un punto de vista general, se ha evidenciado un crecimiento en varios deportes colectivos; tras las medallas de bronce de los equipos masculinos de voley y rugby seven. 

A su vez, Las Leonas han vuelto a ubicarse en el panorama mundial tras la celebrada medalla plateada obtenida frente a los Países Bajos. Sin embargo, la no obtención de una medalla dorada tras cuatro Juegos de manera consecutiva; a partir de Atenas 2004 (que cortó 52 años sin la misma) evidenciaron un decrecimiento colectivo e individual (principalmente) potenciado por la pandemia del Covid-19. 

Este hecho ha desbalanceado las expectativas previas generadas: la falta de competencias oficiales además de la privación de entrenamientos a consecuencia de las medidas del Estado Nacional a modo de prevención establecidas en el boletín oficial (DNU 297/2020) han afectado gravemente el rendimiento de varios deportistas.

El virus cambió el panorama

El evento deportivo máximo estuvo regido por las medidas restrictivas a modo de prevención del Covid-19. La pandemia no solo afectó organizativamente a los Juegos, retrasando un año el inicio del mismo (hubiesen comenzando originalmente el 24 de julio de 2020). En lo estrictamente resultadista, muchos deportistas que llegaban como candidatos un año antes, vieron mermados sus rendimientos y las sorpresas se evidenciaron de manera general.

En el medallero, los EEUU superaron a China en la última jornada, teniendo una clara tendencia a la baja como no había ocurrido en los últimos Juegos; a excepción de Beijing 2008 (siendo superados por los locales).

Además, muchos países sin trayectoria olímpica obtuvieron sus primeras medallas, como San Marino (obteniendo sus primeras 3 medallas en unos Juegos) e inclusive doradas (Bermudas obtuvo su primera medalla de oro en 85 años).

En cuanto a les deportistas argentinos, luego de cuatro Juegos Olímpicos (Atenas 2004, Beijing 2008, Londres 2016 y Río de Janeiro 2016) privaron sus chances de alcanzar una medalla dorada. El fútbol (campeón del preolímpico 2020) y el básquet (subcampeón mundial 2019), fueron dos de los deportes colectivos que bajaron su rendimiento debido al retraso del comienzo del evento. El hockey masculino llegó sin entrenamiento colectivo por casi un año y perdió sus chances de repetir el oro.

Varios deportistas de competencias individuales como Delfina Pignatiello en natación, Paula Pareto en judo y varios de los jóvenes que se habían destacado en los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018 y los Juegos Panamericanos de Lima 2019 estuvieron por debajo de sus rendimientos y marcas personales. Otres estuvieron lejos de clasificar, debido a la falta de ritmo competitivo y restricciones generadas por la pandemia.

Resultados finales

El rugby Seven y su tarde histórica. Obtuvieron por primera vez una medalla de bronce. Crédito: ElCiudadanoWeb.com

La delegación Argentina obtuvo tres medallas olímpicas,algunas de ellas siendo un comienzo importante para el desarrollo de dichos deportes.

En su segunda participación, el equipo masculino de rugby seven dirigido por Santiago Gomez Cora consiguió la medalla de bronce tras vencer a Gran Bretaña en el partido por el tercer puesto. 

Las Leonas volvieron a los primeros planos y obtuvieron una medalla plateada por tercera vez. Crédito: LaVoz.com.ar

Las Leonas, luego de cinco años de su último título importante como lo fue el Champions Trophy 2016 (exceptuando los Panamericanos) volvieron a competir en grande y a dar un paso más a la renovación. Las apariciones de Victoria Raposo, Agustina Gorlezany y el aporte de Agustina Albertario y Maria Jose Granatto, generan expectativas en las próximas competencias

El voley masculino, luego de 33 años, volvió a obtener una medalla de bronce; luego de vencer al vigente campeón olímpico Brasil por 3 a 2. La gran figura fue Facundo Conte, contando con el aporte ofensivo de Bruno Lima y la enorme barrera defensiva de Agustín Loser. Al igual que su padre Hugo Conte en Seúl 1988, Facundo es el líder de la renovación.

 El voleibol masculino obtuvo una medalla de bronce luego de 33 años, al vencer a su clásico rival Brasil. Crédito: LosAndes.com.ar

Es importante resaltar los 9 diplomas olímpicos obtenidos por la delegación: Paula Pareto quien se despidió en Judo (7mo puesto), Lucas Guzmán en su primera participación en taekwondo (5to puesto), Agustín Vernice en su debut Olímpico en canotaje (8vo puesto) y Facundo Olezza en vela (6to puesto) .

En este último deporte también se destacan los dúos de Victoria Travascio y Sol Branz (5to puesto); y Santiago Lange y Cecilia Carranza Saroli (7mo puesto).

Por último, se destacan los equipos masculino de hockey (7mo puesto), básquetbol (7mo puesto) y equitación (7mo puesto) formado por Fabian Sejanes, Matias Albarracin y Martín Dopazo. Es importante tener en cuenta el poco aporte de los deportes colectivos e individuales femeninos en cuanto a medallas y diplomas; debido al poco desarrollo y prioridad que en los clubes y entidades se generan para su crecimiento en la Argentina.

París 2024: que esperamos encontrar

Las expectativas generadas por los Juegos Olímpicos de la Juventud de 2018 en Buenos Aires, en la cual el país anfitrión obtuvo un récord histórico de 26 medallas (11 de ellas, doradas) tendrán su extensión generada en París 2024.

Según estiman especialistas luego de la finalización de dicho evento, los deportistas participantes podrán estar desarrollados colectiva e individualmente para dichas olimpiadas. Para ese entonces, contarán con una edad promedio de 23,5 años, el ideal para este tipo de competencias en cuanto al aporte de medallas.

A diferencia de estos Juegos, en los cuales la pandemia y el poco aporte del Estado en cuanto a los apoyos económicos y logísticos generaron un lógico decrecimiento. Se espera en París un control más exhaustivo por parte del ENARD (Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo) para la capacitación y el desarrollo de los deportes individuales. Además, se prevén delegaciones más igualitarias por lo que el apoyo a las disciplinas con aporte femenino será sumamente esencial. 

El tiempo es lógicamente prioritario, ya que en tres años se verán los resultados finales obtenidos por el ENARD en Buenos Aires 2018. El constante crecimiento en deportes colectivos en detrimento de los individuales será una variable a mejorar; ya que latinoamérica ha tenido un crecimiento en disciplinas atléticas mucho mayores que en Argentina. Tokio 2020 ha sido prueba de ello. 

En definitiva, encolumnar los resultados hacia lo individual será el camino para mejorar hacia París 2024. Es vital contar con el apoyo del COI (Comité Olímpico Internacional), el ENARD y el Estado Nacional, algo ausente en estos últimos Juegos pero con suficiente material deportivo para mejorar.

Argentina puede alcanzar números históricos en caso de proponérselo. Aunque el fútbol (y ahora el básquet) se destacan, es necesario armar programas que potencien otras disciplinas. El tiempo es ahora. Hasta entonces, A Plus P.

Notas Relacionadas

¡RECIBÍ LA MEJOR INFO!

Mantenete al día con las noticias que más te importan

Bienvenido a la actualidad