Jul 2, 2021 | Cultura

“Cartelera Transfeminista”, interpelando al mundo con una cultura propia

Cuatro documentales con perspectiva de género para seguir pensando la deconstrucción
La casa de ARGÜELLO, un fuerte documental autobiográfico de Valentina Llorens – crédito: MaríaLapadulaprensa
La casa de ARGÜELLO, un fuerte documental autobiográfico de Valentina Llorens (crédito: MaríaLapadulaprensa)

El Centro Cultural 25 de Mayo, ubicado en Villa Urquiza, Ciudad de Buenos Aires, presenta el ciclo “Cartelera Transfeminista”. La finalidad de ciclos como este, es ir promoviendo una mirada amplia de lo que es la creación de una cultura propia. 

Las proyecciones de directoras transfeministas se desarrollan en el teatro los días lunes de julio a las 19 horas. Con entradas de $80 y $40 con descuento para estudiantes y jubilados. A la venta por http://www.alternativateatral.com.ar/

Todos los títulos tienen una singularidad en común: son producciones dirigidas por mujeres transfeministas que proponen interpelar el mundo tal como se lo conoce.  Los filmes reúnen una serie de óperas primas y de valientes directoras. 

En un encuentro de ficciones y documentales con amplitud de géneros y temáticas que reflejan el capital, la calidad y la pluralidad de obras realizadas por intrépidas disidencias en la Argentina. 

Grilla de los films y sinopsis

  • 5 de julio a las 19 horas: UNA BANDA DE CHICAS de Marilina Giménez

Relación que pone al descubierto la directora, música y sonidista Marilina Giménez en su ópera prima. El film es un tour por la escena underground de Buenos Aires, donde un grupo de mujeres en la música se unen por un mismo desafío: barrer con los estereotipos que dominan la industria.

La directora expresó: “Cambié el bajo por la cámara”. Hasta el 2013 y por seis años tocó, con dos amigas en la banda Yilet. Y en este registro autobiográfico plantea un sinfín de interrogantes. 

¿Cuál es el rol de la mujer en la escena musical actual? ¿Qué sucede cuando las mujeres hacen la música que ellas eligen? ¿Qué pasa cuando sus cuerpos sobre el escenario son agresivos y sensuales?.

Trailer de la película Una Banda de Chicas, de Marilina Gímenez (Credito: UnaBanda DeChicas Youtube)

En su ópera prima, la directora intenta recuperar el pasado político-familiar con entrevistas a su abuela y su madre. Su pasado fue sellado  por la desaparición y muerte de varios de sus tíos. Así como por la voladura de la casa familiar, a cargo de fuerzas paramilitares en tiempos de la Triple A

Una audaz inquietud de recomponer ese rompecabezas de recuerdos y tratar de entender porque parte de su familia, resultó ser víctima en la última dictadura militar Argentina.

Es la segunda película de esta directora, creadora de una trilogía, que pone el  acento  en las disidencias sexuales. Son historias personales que recorren desde el sometimiento a las convenciones sociales hasta la liberación.

En esta entrega, la historia presenta a Malva, un transexual de 95 años. Una edad difícil de llegar dentro del colectivo trans. Desde su rico y atrapante relato, el espectador descubre la historia de la homosexualidad, el travestismo y el transexualismo en la Argentina. 

El documental “Con nombre de flor”, narra la vida de Malva, una travesti longeva, un cofre preciado de memorias. (Crédito: MaríaLapadulaprensa)

Un trabajo de la directora de un año y medio entre grabación y edición da como resultado ver cuál era el eje social y político de otras épocas, frente a distintas actividades militantes.

  • 26 de julio a las 19 horas: CANELA de Cecilia del Valle

Un documental sobre la identidad de género. La historia presenta a Áyax Grandi, quien fue un arquitecto exitoso de la ciudad de Rosario. Armó su familia y dedicó parte de su vida a la docencia universitaria. 

Pero a sus 48 años decidió ser Canela. Esta película colorida, se concentra en un personaje casi escapado de las producciones almodovarianas. Narra el paréntesis en la vida de Canela, interrogantes como operarse o no, o demostrar la soltura de la protagonista de hablar en ámbitos donde impera la masculinidad. 

Hoy, a sus 62 años, transita un momento de bajada fisiológica, no es andropausia ni menopausia, es solamente la consciencia de su crédito vital y la cercanía de la muerte.

Cecilia del Valle retrata a una trans con ternura y humor, en «Canela», una constante metamorfosis. (Crédito: MaríaLapadulaprensa)

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie