Jun 22, 2021 | Cultura

Un crimen común, un film diferente

El fantasma de un joven asesinado por las fuerzas policiales atormenta a la última persona que lo vio con vida.
Portada de la película «Un crimen común». Crédito: pensarconlasmanos.com.

Es cotidiano en la Argentina desayunar con la noticia de une joven asesinade por alguna de las fuerzas represivas del Estado. En su mayoría, les jóvenes afectades pertenecen a los sectores más vulnerables socialmente. En la película “Un crimen común”, esta cruda realidad adquiere tintes sobrenaturales. 

Cecilia, una profesora de sociología en la universidad, recibe en la madrugada la visita de Kevin, el hijo adolescente de su empleada doméstica. Ella, asustada ante el desconocimiento de las intenciones del joven, se niega a abrirle a pesar de la desesperación que manifiesta. Al día siguiente, el cuerpo del joven aparece en el río, asesinado por la policía. El terror de Cecilia se va acrecentando a medida que es acechada por el fantasma del adolescente.

En palabras del director, Francisco Marquez, “como comunidad convivimos cotidianamente con estos crímenes, los naturalizamos. La película busca corrernos de ese lugar y enfrentarnos a un horror que no podemos aceptar más”. Al referirse sobre los protagonistas del film, destacó que “hay actrices profesionales, y personas que actúan por primera vez y que viven en contextos de vulnerabilidad y reinterpretan esa realidad para el film”.

Tráiler de «Un crimen común».

El contexto y una película diferente

Al momento de planificar el film, Marquez pensó en “hacer una película que, más allá de contar una historia, se viva como la experiencia física de su protagonista. Cecilia es una intelectual de convicciones firmes a quien la realidad la enfrenta a un hecho que la deja sin herramientas para responder. El mundo que ella tenía en su cabeza, su sentido, empieza a desmembrarse horrorosamente”.

Es allí, en donde los detalles paranormales hacen de esta historia un concepto diferente: “entran al film los elementos del terror, esa amenaza que la acecha y que nos interpela cuando desnaturalizamos el orden violento en el cual vivimos. La iluminación, el sonido y los espacios van mutando acorde a una subjetividad que se va transformando”.

A la izquierda, la madre del joven asesinado, interpretada por Mecha Martínez. A la derecha, la protagonista del film, Elisa Carricajo. Crédito: pensarconlasmanos.com.

“La película es una ficción, pero también es un documental sobre el encuentro entre Elisa Carricajo, Mecha Martínez y Eliot Otazo (actores y protagonistas del film)”. La interlocución entre estos personajes, muchos de ellos actores no profesionales, generan ese sentido de realidad palpable, de ese contexto social que se intenta visualizar en la película. Una realidad que se ignora y que a través de esa negación, se busca despertar con los eventos paranormales que se acontecen.

El reestreno de «Un crimen común» en los cines

La película “Un crimen común” tendrá su reestreno en los cines, del 24 al 30 de junio, a las 17 horas, en el Cine Gaumont (Avenida Rivadavia 1635, Ciudad de Buenos Aires). La producción del film está a cargo de Pensar con las manos, en coproducción con Multiverso de Brasil, Bord Cadre de Suiza y Sovereign Films de Reino Unido.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie