viernes 12 de julio de 2024

Bruno Moretti, el gran tatuador neuquino que conquistó a famosos

Nota al Pie entrevistó al talentoso tatuador originario de Neuquén, Argentina. El cual durante la conversación, nos compartió detalles sobre sus inicios en la industria del tatuaje, sus fascinantes anécdotas y los destacados logros que ha alcanzado hasta el momento. Además, nos brindó una visión exclusiva de sus emocionantes proyectos futuros.
DESTACADA Credito prensa Bruno Moretti
Bruno Moretti el neuquino que supo llegar lejos siendo el tatuador favorito de los artistas. Créditos: Prensa- Bruno Moretti.

Bruno Moretti, es oriundo de la provincia de Neuquén, Argentina; a los 25 años comenzó su camino con el objetivo de ser uno de los mejores tatuadores del país. En el 2023 se convirtió en el tatuador del cantante Ronnie Romero quien forma parte de la banda Rainbow.

No obstante, el año pasado, logró ir haciéndose conocido dejando su huella en países como Chile, Uruguay, España y México dónde realizó una gira. Nota al Pie entrevistó al tatuador quién relató sobre sus comienzos, sus anécdotas y logros en el rubro y contó sus proyectos.

-A modo introductorio, ¿Cómo inició tu camino en la profesión y cómo lo transcurrís ahora?

Mi camino en la profesión empezó como tatuador, creo que en el tatuaje hay dos maneras de llegar, una es como tatuador y otra es como tatuado.

Generalmente la gente de mi generación para atrás, y te diría que quizás alguna de la que es siguiente también, hemos llegado al tatuaje primero tatuándonos y después tatuando. Ahora hay mucha gente que tatúa directamente sin tener tatuajes, lo cual no digo que esté mal ni lo juzgo, pero se me hace un poco extraño.

Yo a veces digo que esto es como el carnicero vegano. No digo que no pueda tener la mejor carne del barrio, pero sí que no entiendo por qué está vendiendo carne. Así que bueno, más o menos yo llegué al tatuaje de esa manera, tatuándome. Luego estaba estudiando música porque me gusta mucho la música y no me funcionó muy bien.

La carrera no era lo que yo quería, era un profesorado, ya que no me imaginé dando clases; por otra parte, antes de iniciarme como tatuador, primero fui piercer. Tuve como uno o dos años haciendo perforaciones mientras estudiaba y luego ya me metí en el tatuaje. Honestamente, en ese momento no pensé que me podía ir tan bien.

Tal vez, pensé que iba a ser como un tatuador más de los que trabajan haciendo lo que el cliente le pide, copiando. Pero bueno, ahí empecé a dibujar y me di cuenta que me gustaba mucho, que podía pasar todo el tiempo dibujando sin aburrirme, que podía pensar en otras cosas, que podía poner mucho de mi creatividad en eso.

La verdad, creo que fue lo que me conectó y me apasionó con el tatuaje. Eso fue clave para mí, el descubrir eso, que podía estar mucho tiempo haciendo una misma cosa sin desconcentrarme. Y al día de hoy es lo que me pasa con el tatuaje, creo que lo sigo transcurriendo de esa misma manera, como algo muy terapéutico, donde yo canalizo todo, la imaginación, las cosas que se me ocurren.

Y esté donde esté, esté en Neuquén, esté en Buenos Aires, esté en México, esté en Chile, esas horas que me conecto con el tatuaje es como que hasta creo que no existe el espacio ni el tiempo; es muy lindo lo que me pasa con el tatuaje.

Hoy en día transcurre esa etapa que sigue siendo parecida ahí, pero con muchas más ganas de aprender porque obviamente uno va aprendiendo y va avanzando y teniendo más necesidades y se va auto exigiendo más cosas, ya sea a nivel técnico o a nivel creativo. Entonces sigo transcurriendo el tatuaje como un aprendiz, igual que el primer día, solo que un poquito más adelante del camino.

2 Credito prensa Bruno Moretti
Según como describe el «artista» de la tinta en la piel, pasó de ser un espectador a ser quién realiza les tatuajes a la gente. Créditos: Prensa- Bruno Moretti.

-¿Pensaste alguna vez que ibas a terminar siendo uno de los tatuadores favoritos de algunos cuantos artistas reconocidos?

La verdad que no, nunca lo pensé, quizás, nunca lo tuve como un objetivo de esa manera, ser el favorito. Sí, cuando empecé más o menos ya a tatuar constantemente y saber que ya me iba a dedicar a esto, sí dije que me encantaría tatuar a gente que admiro. Y lo hice, me empecé a acercar a ellos en modo como una ofrenda, diría yo.

Me acerqué, por ejemplo, a Javi Barroso y le dije que si quería que lo tatúe, que obviamente no le iba a cobrar nada, que era para mí un honor que él llevara un tatuaje mío y poder compartir un rato con él, que eso también es un montón, porque uno no solo le está dando el tatuaje, sino el tiempo que lleva hacerlo y ahí es donde está el intercambio porque él también me da su tiempo.

Él se lleva el tatuaje, ¿no? El tatuaje es mío, por eso lo lleva él, pero los dos compartimos tiempo y muchas veces, como en el caso de Javi, se hizo una amistad. Yo jamás le podría cobrar un tatuaje a Javier Barroso, a Gustavo Cipriano, a Ronnie Romero, no sé. Son gente que admiro muchísimo, que me inspira muchísimo desde el lado musical.

Son influencias para mí y es increíble que ellos tengan un tatuaje mío. Puede que eso haya hecho que me conecte con otros artistas de su entorno, pero en este caso, ya me escriben y les gusta mi trabajo y, bueno, vamos concretando esos tatuajes.

He tatuado a mucha gente del metal, sobre todo acá en Argentina. También tatué en México a Néstor Abalos que es un ilustrador de ese país quién hace muchas portadas para bandas de metal extremo y él está tatuado por Carlos Aguilar más conocido como Black Shadows.

Él sí es el verdadero tatuador favorito de las bandas, él es un artista que ha tatuado a bandas consagradísimas, pero bueno para mí fue increíble que Néstor me elija para tener tatuajes míos al lado de los de Carlos, obviamente algo muy heavy y le dije como cinco veces “¿estás seguro que querés que yo te tatúe?”, la verdad nunca me imaginé que iba a poder llegar a vivir el hecho de que artistas grosos quieran tener algo mío.

Bruno un apasionado por la tinta desde los 25 años

3 Credito prensa Bruno Moretti
Para tener un tatuaje hecho por él y vivir la experiencia, les interesados tienen que solicitar un turno mediante su página web. Créditos: Prensa- Bruno Moretti.

-¿Qué anécdotas podrías destacar de tu cercanía con grandes expertos tatuadores?

Uy, la verdad es que tengo la dicha de haber estado con grandes artistas que admiro muchísimo. Podría contarles una vez que estuve en Chile, yo viajé a tatuarme la espalda con David Jorquera y estuve trabajando en el estudio de él, que en ese momento él era parte del estudio, uno de los dueños.

Me escribía gente mandándome referencias de tatuajes de él. Y yo le digo a David, me escribe este man, me manda referencias de tatuajes tuyos. Ósea, él quiere tatuarse con vos, en realidad, no; te escribieron de mí, pero quieren tatuarse con vos.

A lo que él me dice, no, amigo, hacelo vos. Nose, tatuó bien, se escribió a vos, haceselo vos. Y eso para mí fue algo como, oh la puta madre, tengo el ok. David es para mí el tatuador que, si tengo que hacer una lista, él va primero en la lista del top 5, top 10, lo que sea. El es mi influencia más grande. Y nada, eso fue algo muy fuerte para mí. Y estar tatuando algo del estilo con él en la habitación de al lado, que de momentos pasaba, entraba y me miraba y no sé, me hacía algún comentario. Ese día creo que transpire mucho.

-Por otra parte, ¿Qué objetivos o proyectos tenés pensado a futuro?

Mi objetivo es establecerme en otro país, todavía no sé dónde. Tener una base fija en otro país donde pueda tener una economía un poquito más fuerte que acá. La verdad es que amo Argentina, me encanta estar acá. Pero como tengo planes de viajar mucho, se me complica un poco. Entonces ese es mi objetivo principal, decidir este año dónde me voy a quedar para luego ya moverme un poco más y viajar. Y los viajes son con esa finalidad, ir con artistas que considero que de los cuales puedo aprender.

La gente que admiro y respeto mucho. Y tratar de seguir aprendiendo, viajando, conociendo el mundo obviamente que es súper lindo. Y venir a Argentina todos los años, por lo menos tres meses por año quiero estar acá.

-¿Tenés pensado ir a mostrar tu trabajo a otros países?

No pienso tanto en ir a mostrar, no veo posible el hecho de llevar mi trabajo a otros países, sino que veo como que voy yo a viajar para ver otros trabajos de cerca, conocer otros tatuadores de cerca y así poder enriquecer lo que yo hago, ósea, fortalecerlo, estar un poco más contento yo con mis resultados y seguir tatuando por donde sea y todo eso traerlo para acá.

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

Pedro Brieger y un inédito pedido de disculpas: “me hago cargo de conductas que no eran respetuosas”

Luego de las múltiples denuncias por acoso sexual difundidas por Periodistas Argentinas, el periodista hizo su descargo desde su cuenta de X.

La recuperación económica no llega sin la intervención del Estado

En plenos síntomas de la recesión y sin un programa económico certero, Milei y Caputo toman medidas de incentivo al consumo. 

El 57% de los medios de comunicación no tiene protocolos para abordar la violencia de género

El dato surge del informe “Medios sin violencias. La urgencia de políticas de abordaje y prevención”, de la Asociación Civil Comunicación para la Igualdad.

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto