Jul 2, 2021 | Género & Sexualidad

Alika Kinan contra la trata de personas

Esta mujer consiguió un fallo histórico en Argentina. Es la primera vez que en el país una víctima de trata logra condenar a les tratantes y a la municipalidad donde se encontraba el prostíbulo.
Alika Kinan
Alika Kinan, activista contra la trata de personas. Créditos: la-crítica.org.

En 2012, Alika Kinan fue rescatada del prostíbulo “Sheik”, en Ushuaia, Tierra del Fuego. Allí, ella y otras mujeres eran explotadas para ejercer la prostitución. La municipalidad de la ciudad conocía esta situación, ya que regularmente asistían a realizarles exámenes sanitarios. 

Alika Kinan se convirtió en una activista incansable contra la trata de personas. Ella denunció a sus explotadores: Pedro Montoya, dueño del prostíbulo, su pareja Ivana Claudia García y a Lucy Campos Alberca, encargada del local. Además, también querelló a la Municipalidad de Ushuaia por habilitar el “club nocturno”. 

En un fallo histórico, el 11 de junio del corriente año, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Tierra del Fuego emitió las condenas. Pedro Montoya se lleva ocho años de prisión por el delito de trata de personas con fines de explotación sexual agravado por la pluralidad de víctimas.

También había mujeres involucradas. Ivana Claudia García era la copropietaria del lugar, por lo que se la condenó a cinco años de prisión. Lucy Campos Alberca, la encargada del prostíbulo, deberá cumplir cuatro años de prisión como partícipe necesaria del delito de trata de personas. 

Quien permitía estas acciones era el “Estado proxeneta” de la Municipalidad de Ushuaia, según declaró la Cámara Federal de Casación Penal. Por eso, las instituciones judiciales dispusieron que junto a las tres personas condenadas, deberá pagar una indemnización de $960.000.

La Defensoría General de la Nación presentó un recurso de casación contra la sentencia, ya que consideran que el monto no es suficiente. Según la cantidad de años que Alika Kinan estuvo en Sheik, y teniendo en cuenta los daños en su integridad que la situación de prostitución provocó, la cantidad que solicitan es de $2.365.067. 

La historia de Alika

En la actualidad, Alika Kinan es una referente en la lucha contra la trata de personas. Dirige una fundación con su nombre, en la que junto a profesionales de diversas áreas fomentan la prevención de este delito. Ayudan en la restitución de los derechos de las víctimas, ofreciendo asesoría jurídica, psicológica y social. También contribuyen a la producción del conocimiento académico sobre el tema. 

Su activismo es conocido a nivel mundial. En 2017 recibió la distinción de “heroína” en la lucha contra la trata, por el Departamento de Estado de Estados Unidos. Además trabaja en la Universidad Nacional de San Martín, en Buenos Aires, donde realiza investigaciones, organiza actividades y da conferencias relacionadas con este tipo de explotación.

Sheik era el prostíbulo en el que Alika Kinan fue explotada. Créditos: Info Fueguina.

Pero Alika Kinan recorrió un largo camino antes de luchar contra la prostitución. A sus 15 años se encontraba en graves problemas económicos. Por eso abandonó su Córdoba natal para viajar a Tierra de Fuego, donde fue explotada sexualmente en el local “Sheik”. 

En un video del grupo feminista Traductoras Abolicionistas, confesó que las condiciones allí eran de hacinamiento. “Teníamos que estar con 20 o 30 hombres por noche. Nos obligaban a consumir alcohol, teníamos que beber muchísimo, en algún momento usábamos drogas para resistir las noches tan largas”.

Tampoco recibía mucho dinero de sus proxenetas, ya que se quedaban con la mayoría de sus ganancias. Finalmente pudo salir de ese lugar, pero por las vueltas de la vida y situaciones como la pobreza, volvió en 2010 al local “Sheik”, hasta que fue rescatada en 2012.

¿Cómo prevenir esta situación?

Es necesario conocer estas condiciones, porque según explica Alika Kinan, la trata de personas no necesariamente implica secuestro. Recientemente, la activista participó en un vivo de Instagram de la ONG Coalition Against Trafficking in Women (Coalición contra el Tráfico de Mujeres). Allí, explicó más sobre la problemática. 

Kinan resaltó que muchas veces las mujeres caen en las redes de trata a partir de la pobreza. “Latinoamérica es una zona compleja para trabajar, sobre todo por la pobreza que hay. Es lo que facilita a los proxenetas la entrada y salida de las víctimas”. 

La lucha contra la trata de personas es de larga data, pero recientemente logró mayor visibilización. Créditos: Melina Maciel, Nota al Pie.

Si bien en Argentina la ley que impide la trata de personas se aprobó en 2011, Alika Kinan aseguró que no necesariamente se aplica. “Que fácil es decir que un país es abolicionista cuando en realidad lo único que se tiene es la ley encorsetada y nada más”. 

Ante ello, habló sobre nuevas formas de explotación sexual que se propagaron durante la pandemia. El predominio de la tecnología permitió el crecimiento de plataformas como PornHub u OnlyFans, en las que se comercializa el sexo virtual. 

La especialista afirmó que estas páginas de internet también son “una forma de explotación sexual”. Destacó que sobre todo es insegura para las mujeres, ya que “cuando una imagen entra en internet no hay forma de recuperarla. Es el futuro de la prostitución”.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie