domingo 21 de julio de 2024

“Machi Millaray, guardiana del agua”, un relato visual sobre la historia de las mujeres indígenas

El trabajo del fotoperiodista Pablo Piovano, en el que documenta escenas de la resistencia y rituales de la vida mapuche en armonía con la naturaleza, comenzará a exponerse a partir del este sábado 11 de noviembre.
Creditos Pablo Piovano 00006
Desde las 19 horas se podrá visitar la muestra con entrada libre y gratuita. Creditos: Pablo E. Piovano

Este sábado 11 de noviembre, a partir de las 19 horas en el Museo del Hambre (Av. San Juan 2491 – CABA), se inaugura la exposición fotográfica de Pablo Piovano, «Machi Millaray, guardiana del agua«. La entrada es libre y gratuita, ofreciendo una oportunidad única para sumergirse en las imágenes capturadas durante cinco años de trabajo etnográfico cerca de las comunidades ancestrales.

Piovano, conocido por su anterior trabajo «Mapuche, el retorno de las voces antiguas», realizado junto al periodista Maxi Goldschmid, ahora presenta la importancia de la «machi» y su rol medicinal en los pueblos indígenas.

Desde hace catorce años, Millaray Huichalaf lidera la resistencia contra Statkraft, una empresa estatal noruega de energías renovables, que busca construir dos centrales hidroeléctricas sobre el río Pilmaiquén sin respetar acuerdos y normativas internacionales de protección de las aguas y la biodiversidad. Esta lucha evidencia las continuidades del despojo iniciado por la conformación de los Estados-Nación argentino y chileno en el siglo XIX. basados en el saqueo y la apropiación de los cuerpos y las tierras indígenas, muestran múltiples líneas de continuidad en el presente. 

Creditos Pablo Piovano 00004
Pablo Piovano documentó la vida de los pueblos ancestrales y cómo viven luchando por la tierra .Créditos: Pablo Piovano.

Acerca del trabajo de Pablo Piovano 

El fotógrafo, con más de una década de experiencia, ha explorado la violencia persistente de las corporaciones trasnacionales en los territorios. Su tiempo en las comunidades mapuche le permitió documentar la vida cotidiana y los procesos de recuperación cultural, espiritual, territorial y política en estos territorios, el aprendizaje del mapudungun y la práctica de sus costumbres ancestrales. A ambos lados de la Patagonia Andina.

A partir de esa experiencia, presenció no solo los conflictos por la preservación de la tierra y el agua, sino también sus juegos en ríos y lagos, sus creencias, sus medicinas, así como las ceremonias de agradecimiento y equilibrio con el entorno. 

En la lucha por el territorio frente al avance del modelo estractivista,  el cuidado de los animales y de todos los seres vivos, incluidas las aguas, sus espíritus y las energías Ngen son fundamentales para mantener la armonía de todo lo existente. Su existencia es clave en el equilibrio mental y físico de las personas, en la medida que permite hacer lawen o medicinas ancestrales preparadas con plantas nativas. 

Creditos Pablo Piovano 00003
Las fotos muestran la importancia de la Machi para las comunidades mapuches y su rol medicinal .Créditos: Pablo Piovano.

El rol de La Machi

La machi – autoridad ancestral, guía espiritual y mujer medicina – que tiene la función de interpretar los sueños, curar a los enfermos, orientar a la comunidad y ser el vínculo entre los antiguos y el presente, cumple un rol preponderante. 

Es allí donde las comunidades mapuche se encuentran resistiendo desde la certeza de una sabiduría ancestral que sostiene la importancia de la vida por sobre la ganancia y el consumo. 

En el contexto actual de emergencia climática global y aumento del extractivismo regional, comprender la historia de mujeres indígenas como Machi Millaray, defensoras de los ecosistemas naturales y espirituales, se vuelve esencial para proponer nuevas formas de conexión con nuestros entornos y recursos naturales.

“Lo que está en juego es la salud, la espiritualidad, el futuro. Nuestra lucha es para que podamos seguir haciendo lawen, la medicina que preparamos con nuestras plantas nativas. Esas plantas que usamos para curar -incluso a mucha gente no mapuche que viene en búsqueda de salud- están siendo afectadas en nuestro territorio por la construcción de dos centrales hidroeléctricas, y en otros lugares por petroleras, salmoneras o forestales. Y ese daño que hacen las industrias extractivistas es irreversible”, expresó Machi Millaray Huichalaf a raíz de esta muestra. 

La muestra busca resaltar esta lucha, subrayando la importancia de la salud, la espiritualidad y el futuro en un momento en que estas comunidades enfrentan amenazas irreversibles por parte de las industrias extractivistas.

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

Cien años de la Masacre de Napalpí: un delito de lesa humanidad y la memoria indígena que clama territorio

Fue el 19 de julio de 1924, cuando la Gendarmería y la Policía fusilaron a cientos de hombres, mujeres y niños del Pueblo Qom y Moqoit. Los responsables materiales e intelectuales tuvieron impunidad. Se trató de un delito de lesa humanidad perpetrado por una política estatal. El trasfondo, al igual que hoy, los territorios indígenas.

Identidad digital: el nuevo aliado contra la ludopatía infantil

En un contexto donde esta problemática continúa en ascenso, ¿existen opciones que puedan contribuir a proteger a los menores? En esta nota te contamos.

Teatro Eureka, un puente cultural entre Buenos Aires y Madrid

Una escuela de teatro argentina conquista Madrid con un ambicioso programa de intercambio denominado "Experiencia Gira".

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto