Jun 18, 2023 | Cultura

“La reina de Turdera”, una obra que aborda la inmigración y el amor por una nieta

La pieza biodramática de la actriz Jazmín Spanarelli y el director Juan Mako se trata de un viaje teatral íntimo a la vida de una abuela procedente de Italia que, sin golpes bajos, logra cautivar al público de principio a fin.
La reina de Turdera
Sigue en cartel “La Reina de Turdera”, una obra con idea, dramaturgia y actuación de Jazmín Spanarelli. Crédito: María Fernanda López.

Desde mayo se puede pasar una tarde de domingo de manera diferente a puro teatro, ya que Jazmín Spanarelli, escritora y actriz, junto al director Juan Mako, crearon la obra “La reina de Turdera”, un unipersonal que cautiva al público desde el primer momento. 

Dicha obra, que se da en homenaje a la abuela de Spanarelli, Teresina Naccarato, una italiana inmigrante del barrio de Turdera, provincia de Buenos Aires, pasó por el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti (Ex ESMA), así como también por distintos teatros municipales. 

En tanto, sus funciones se realizan cada domingo desde las 18 horas en el Abasto Social Club, ubicado en Yatay 666, Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA).

Sobre “La reina de Turdera” 

En la obra, la reconocida actriz, docente y trabajadora del teatro, Jazmín Spanarelli, se convierte en la nieta de esta abuela, logrando transmitir a les espectadores todo el amor y la admiración que siente hacia ella. 

Así, a través de su interpretación, el público aprenderá a amar a Teresina y a conocer su historia de vida en tan sólo una hora. El texto está lleno de nostalgia, humor y ternura y logra transportar al público a esa casa donde su abuela llegó desde Italia para tener su propio hogar y formar una familia. 

En ese marco, a partir de anécdotas y recuerdos sensibles, se construye un retrato vívido y conmovedor de esta mujer valiente que dejó su tierra natal en busca de su propio lugar en la Argentina.

La reina de Turdera
Un unipersonal que resume, en poco tiempo, la historia personal de Teresina Naccarato, una “Nona” de 94 años que llegó a la Argentina hace más de siete décadas desde el sur de Italia. Crédito: María Fernanda López.

La puesta en escena es sencilla pero efectiva. Tal es así que el uso de elementos mínimos, más la habilidad actoral de Spanarelli, logran crear diversos ambientes y situaciones sin necesidad de grandes recursos escenográficos. 

De esta manera, todos esos recursos serán suficientes para que, en poco tiempo, la platea entre en complicidad con la actriz. En efecto, se trata de un relato cronológico que abarca la llegada de Teresina al país, el nacimiento de su nieta y sus vínculos familiares.

En simultáneo, la obra se potenciará con el uso de algunos videos muy divertidos como emotivos, donde se puede ver y reafirmar este vínculo tan especial que lograron construir esta amada abuela y su nieta preferida.

La dirección, clave en la propuesta

El director de esta singular obra es Juan Mako, un talentoso actor, autor y docente, que puso en práctica lo mejor de su formación en dirección escénica para llevar a cabo este proyecto. 

Su aporte sorprende para bien, ya que es lejano a su última creación, “Las encadenadas”, otra obra estupenda con la que lleva ya cuatro temporadas realizando funciones en diversas salas de la provincia de Buenos Aires y Capital Federal

Sin embargo, con habilidad y sensibilidad, en “La reina de Turdera”, Mako logra capturar la esencia de la historia y potenciar el talento de Spanarelli, brindando a les espectadores una experiencia teatral única.

Por ello, el unipersonal no sólo rinde homenaje a una abuela querida, sino que también aborda la inmigración, la identidad y la importancia de las raíces familiares. 

La reina de Turdera
La puesta, en clave dramática, atrapa al público en poco tiempo  e invita a reflexionar sobre las tradiciones y la familia. Crédito: María Fernanda López.

En síntesis, es un viaje emocional que invita a la reflexión y despierta en le espectadore una profunda apreciación por aquelles que nos precedieron y nos dieron forma.

La propuesta de esta obra resulta tan transportadora que va más allá de la representación propia sobre el escenario. Tanto es así que, para sorpresa, al finalizar la función les asistentes son invitades a celebrar el cumpleaños de la Nona como parte de la experiencia teatral. 

Por ello, la torta, los amarettis, el café y el té son ofrecidos como una manera de sumergirse aún más en la vida de Teresina y compartir un momento especial con el elenco y el resto del público. 

En resumen, “La reina de Turdera” es un biodrama conmovedor que combina talento actoral, dirección magistral y un texto emotivo. Una obra que no sólo entretiene, sino que también toca el corazón y deja un buen mensaje para disfrutar de la familia, y, sobre todo, de les mayores todo lo que se pueda mientras estén allí. 

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto