Abr 1, 2023 | Cultura

De los héroes que no aterrizan en las islas de los cuentos, íntimo homenaje teatral a los caídos en Malvinas

Para conocer más detalles sobre esta emocional obra, Nota al Pie dialogó con su pareja protagonista, Sharon Luscher y Juan Tupac Soler.
De los héroes que no aterrizan en las islas de los cuentos, Guerra de Malvinas
De los héroes que no aterrizan en las islas de los cuentos vuelve a escena en la cartelera teatral, donde sus ricos personajes impactan y emocionan. Crédito: Francisco Castro Pizzo.

Este sábado 1 de abril vuelve a escena luego de varias temporadas la obra “De los héroes que no aterrizan en las islas de los cuentos”. Su creadora, Pilar Ruiz, rescata esta pieza dentro de su excelente dramaturgia a manera de homenajear una de las fechas más significativas para el pueblo argentino, el Día del Veterano y de los Caídos en la guerra de Malvinas.

La obra se podrá ver los sábados a las 18.30 horas en el Teatro Beckett, Guardia Vieja 3556, Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA). Las entradas pueden adquirirse por http://www.alternativateatral.com/.

Con un texto que impacta desde el principio, enmarcado en una escenografía blanca que complementa las buenas actuaciones de sus protagonistas, esta dinámica obra bajo la sensible dirección Ruiz transporta a la platea a la particular habitación de un joven cuya vida queda detenida en el tiempo.

Para conocer más detalles sobre el reestreno de esta emotiva historia, Nota al Pie entrevistó a quienes dan vida en escena a estos estremecedores personajes, Sharon Luscher y Juan Tupac Soler.

Los movilizadores personajes, punto clave de la trama

¿Con qué se va a encontrar el espectador en esta nueva temporada de “De los héroes que no aterrizan en las islas de los cuentos”?

Sharon (S): Durante esos 60 minutos que dura la obra, tanto el espectador como los actores, nos transportamos en primera instancia a la Argentina de 1982. En ese clima doloroso y denso nos sumergimos rápidamente, por un lado, gracias a la cantidad de detalles sensoriales y poéticos, y por el otro, gracias a la humanidad y la cercanía con la que Pilar propone a Julio y a Cecilia (les personajes que encarnan).

Tupac (T): También se van a encontrar con dos campanas de una misma situación. Y creo que eso es lo interesante del material. Van a ver a los que fueron, y van a ver a los que se quedaron, con todo lo que eso implica. Quién dijo que esperar que alguien vuelva, no es doloroso también.

Francisco Castro Pizzo 1
Un ex combatiente de Malvinas y su ex novia tratarán de conectarse de alguna manera, a pesar de las diferencias de su pasado. Crédito: Francisco Castro Pizzo.

¿Cómo llegaron a componer les personajes? ¿Se basaron en algún sobreviviente de la guerra?

S: Aunque no hayamos vivido en esa época, la guerra la tienen nuestros padres, nuestros maestros, nuestras abuelas. Eso nos atraviesa: crecimos escuchando a ex combatientes contar su experiencia en primera persona. No había mucho para componer o para imaginar, mucho de lo que llevamos a escena es parte de la memoria colectiva.

T: La obra desde el vamos tiene una dramaturgia, que hace que el trabajo del actor, para decirlo de alguna forma, sea más fácil. Está todo servido sobre la mesa. Las decisiones de dirección, también hace que uno pueda entrar a ese juego y que todo lo demás aparezca por la naturaleza del hecho escénico. Sólo como actores tenemos que sostener esa continuidad, y lo demás deviene solo.

La guerra al día de hoy es un eco constante. Está en todos lados. Las referencias fueron inconscientes. Era cuestión de abrir los ojos y ver que están más cerca de lo que creemos. También leí partes de un libro titulado “Los chicos de la guerra”, de Daniel Kon, pero a la hora de poner el cuerpo, me dejé llevar más por lo que sucedía en el encuentro, que lo que podía imaginar previamente de un supuesto personaje.

Experiencia emotiva, representar la memoria con respeto

¿Les cambió en algo hacer una obra sobre esa herida aún abierta en la historia argentina?

S: Se me viene la palabra ‘responsabilidad’. Por momentos estás haciendo una obra de teatro y por momentos caes en que estás hablando de algo muy grande, de un nivel de sensibilidad que no tenemos ni idea. En 2019 vinieron varios ex combatientes y cada palabra, cada gesto de la obra de repente estaba tan cargado de sentido que fue un desafío muy grande estar en escena con ellos sentados en primera fila.

T: Si. Somos un motor que lo que busca es generar memoria. El cambio es ese. Dejar de “mirar de afuera”, e involucrarse de una manera más activa, desde el arte, de generar memoria. Sobre todo, en un país donde lamentablemente, una gran parte de la sociedad, parecería que no le interesa “la memoria”.

Francisco Castro Pizzo 3
Las vivencias de una guerra que Argentina nunca debió afrontar cobran vida en esta ficción cargada de simbolismo, recuerdos y mucha sensibilidad. Crédito: Francisco Castro Pizzo.

¿En que se diferenció el retomar los personajes luego de un par de años y temporadas sobre las tablas? ¿Cambió en algo dichos personajes o la manera de enfrentarlos?

S: Sí, justo este verano, que estamos más grandes y más conscientes de la obra que estamos haciendo, hablamos de eso, de que, aunque le pongamos el cuerpo y se nos mueva todo, estamos tan lejos de poder siquiera imaginar lo que vivieron personas como Cecilia y Julio. Justamente por ese intento de evocar algo de todo eso, toda la situación cobra otra dimensión.

T: Pasaron como 4 o 5 años. Nada se hace igual después de 4 o 5 años. Eso es lo interesante. Por donde volver a ser estos seres, hoy. Los personajes son los mismos. La situación es la misma. Pero yo por lo menos (hablo por mi), soy otro. La actuación también muta, la forma de hacer teatro muta, la forma de vivir en la ciudad, la economía, y todo eso influye en nuestro hacer. No es ajeno. Veremos a qué llegamos.

Recuerdos, vivencias y experiencias

¿Hay algún testimonio real sumado a la actual dramaturgia?

S: Hay muchas historias parecidas a la de Julio y Cecilia pero es ficción.

T: La dramaturgia es la misma que la de la primera temporada. Y parte de hechos reales, con condimentos de ficción. La mayoría de los datos son de cosas que realmente pasaron. Pero no deja de ser teatro. No deja de ser ficción.

¿Han tenido entre los espectadores algún sobreviviente? Si es así, ¿Cómo reacciono a la puesta e historia?

S: Vinieron tres ex combatientes con sus esposas y se fueron conmovidos y agradecidos por la puesta. Recuerdo que la esposa de uno de ellos comentó que se sintió identificada con Cecilia.T: Si, la obra es muy bien tomada por ellos. Creo que es más fuerte para uno, que le está poniendo el cuerpo, a algo que uno vio con cierta lejanía, que para los ex combatientes, que quieren que hablemos de ellos.

Creo que es eso, una red de necesidades, que todo desemboca en la memoria, otra vez, y en darnos cuenta que nadie se salva solo, y que muchas veces (o casi siempre) las decisiones de los poderosos, generan grandes consecuencias en todo un pueblo, que sólo quiere vivir.

Compartir:

Seguir Leyendo

Las guerras que mueven al mundo

Las guerras que mueven al mundo

Un nuevo aniversario del conflicto Rusia – Ucrania, la adhesión de Kiev a la OTAN e incluso la propuesta de Israel para el futuro de la Franja de Gaza, en una nueva edición del resumen internacional de cada semana de Nota al Pie.

leer más
La tormenta imperfecta de Javier Milei

La tormenta imperfecta de Javier Milei

La semana del ajuste eterno, con su combinación de inflación y caída del consumo, demuestra cómo se agrava el panorama a diario. Las respuestas sectoriales se suman en todo el territorio nacional y evidencian la incapacidad del Gobierno de generar un consenso para el saqueo. Las crisis institucionales que se avecinan y la presión internacional, que el Presidente festeja desde su cuenta de X.

leer más
Nota al Pie | Noticias en contexto