Ene 7, 2023 | Sociedad

Cómo fue el quinto día de audiencias por Fernando Báez Sosa

Este viernes finalizó la primera semana del juicio a los ocho rugbiers acusados de asesinar a golpes al joven de 18 años, en enero de 2020 en Villa Gesell.
Báez Sosa
Este viernes en Dolores finalizó la primera semana de audiencia por el crimen de Fernando Báez Sosa. Crédito: El Diario AR.

En el marco del juicio por el crimen de Fernando Baez Sosa, el joven asesinado el 18 de enero de 2020 en Villa Gesell, este viernes 7 de enero se llevó a cabo la quinta audiencia. Durante la jornada, declaró la recepcionista de un hotel que escuchó una conversación clave entre los ocho rugbiers, principales acusados del asesinato. 

De esta forma finalizaba la primera semana de audiencias por el asesinato del joven de 18 años, que se retomarán el lunes 9 de enero. Antes de ingresar, Graciela y Silvino, la mamá y el papá de Fernando, dialogaron con la prensa y expresaron cómo se sienten tres años después. “Estamos avanzando bien y cada día estamos más cerca de la justicia. Seguimos fuertes para continuar viniendo y participar”, expresó la mujer. 

Además, se refirió a los acusados, quienes por primera vez estuvieron sin barbijo y con el rostro descubierto desde que comenzó el juicio. “Como madre siento que no les importa, están en su mundo. Los mirás y es imposible entender que chicos de la edad de Fer hicieran eso, deberían estar con sus familias”, manifestó Graciela. 

Las declaraciones de este viernes

La primera persona en prestar declaración este viernes, alrededor de las 10 de la mañana, fue Andrea Ranno, la recepcionista del Hotel “Inti Huasi”, que se encuentra a media cuadra del boliche “Le Brique”. 

La mujer contó que durante la madrugada del 18 de enero ella hacía su trabajo como de costumbre. Alrededor de las 5 de la mañana, vio a un grupo de chicos que se reían y escuchó algunas frases por las que dedujo que se habían peleado. 

Báez Sosa
En el quinto día de audiencias declaró la recepcionista de un hotel que se encuentra a media cuadra del boliche “Le Brique” y brindó un testimonio clave. Crédito: El Litoral.

Dijo que tenían un comportamiento de “festejo” pero la frase que más subrayó fue la que dijo uno de ellos: “Le rompí toda la jeta, le llené toda la jeta de sangre”. 

Sobre este testimonio se expresó Fernando Burlando, abogado de la familia de Fernando Baez Sosa. Al respecto, sostuvo que esta frase describe “muy bien” al grupo de ocho rugbiers que cometieron un asesinato, según muestran las cámaras de seguirdad de locales de cercanía a la salida del boliche. 

También declararon policías que participaron de la detención de los jóvenes en la casa que alquilaban en Gesell. Mariano Vivas fue el oficial que señaló que Maximo Thomsen acusó falsamente a Pablo Ventura, incriminado en la causa como el dueño de la zapatilla con sangre. 

“La Policía Científica les preguntó de quién era una zapatilla y uno de ellos manifiesta que es de Pablo Ventura”, contó. Ante la repregunta del fiscal sobre el nombre de la persona, el agente respondió “Máximo Thomsen”. 

Báez Sosa
Las audiencias serán al menos 21 y contarán con alrededor de 150 testigues. Crédito: Tribunales de Dolores.

Por su parte, Hugo Vázquez es comisario de la Policía Científica y estuvo presente el día de la detención luego del ataque a Fernando. Fue el último en declarar y su testimonio coincide con una actitud cínica por parte de los acusados.

Sobre esto, contó que el día del ataque debió pedir a los jóvenes, en varias oportunidades, que dejaran de reírse porque se trataba de algo serio.

Asimismo, al igual que Vivas, aseguró: “Cuando se preguntó de quién era la zapatilla con sangre, el joven (Máximo Thomsen) dijo ‘de Pablo’. Se le preguntó quién era y respondió ‘Pablo Ventura’”.

Compartir:

Seguir Leyendo

Nota al Pie | Noticias en contexto