Dic 29, 2022 | Sociedad

Tras una larga espera, comienza el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa

A casi tres años del asesinato que conmocionó al país, el próximo 2 de enero de 2023 se dará inicio al veredicto que tiene en la mira a los ocho rugbiers involucrados. Los mismos podrían recibir la pena máxima.
juicio
En enero de 2020 Fernando Báez Sosa, de tan solo 18 años, fue asesinado por ocho individuos luego de disfrutar una noche entre amigos en Villa Gesell. Crédito: lavoz.com.ar.

El próximo 2 de enero del 2023 comenzará el juicio a los ocho rugbiers involucrados y acusados por el homicidio de Fernando Báez Sosa. La sentencia podría definirse con prisión perpetua, lo que representa la pena máxima. 

Dicha posibilidad deriva de la imputación por “homicidio doblemente agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas”. No obstante, el juicio por el crimen de Báez Sosa llega a casi tres años de su asesinato y podría sellar un caso que conmocionó al país. 

La idea principal es que el veredicto final se conozca el próximo 31 de enero por los jueces María Claudia Castro, Christian Rabaia y Emiliano Lázzari. A su vez, será el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N° 1 de Dolores el encargado de llevar a cabo el juicio. 

Asimismo, se sabe que por el mismo pasarán 130 testigos en 22 audiencias en las que se dará un seguimiento de los detalles del crimen. Esto hace hincapié en saber cómo actuaron los ocho involucrados antes, durante y después del asesinato ocurrido en enero de 2020.

Sobre los acusados, en la causa se describe que Máximo Thomsen, Ciro Pertossi, Enzo Comelli, Matías Benicelli y Blas Cinalli fueron los involucrados de manera directa en la golpiza. 

En tanto, Ayrton Viollaz, Lucas y Luciano Pertossi fueron quienes cumplieron el rol de separar a la víctima de sus amigos y agredir a estos últimos para evitar que lo ayuden. Sin embargo, para la Justicia todos tienen la misma acusación sin importar los roles de cada uno.

Detalles del juicio

Hasta ahora no hay indicios de que los ochos rugbiers participen de todas las jornadas que completarán el juicio en Dolores. No obstante, lo que sí se sabe es que los acusados están a la espera del veredicto final desde el 13 de marzo de 2020, cuando fueron detenidos. Además, durante el juicio del año que viene, Hugo Tomei será el único abogado defensor que representará a todos los imputados.

Por su parte, los familiares de la víctima buscan romper el cerco de silencio, por lo que la acusación principal recae en los cinco que golpearon a Báez Sosa. Incluso estarán expectantes de las reacciones y postura que tengan los tres involucrados restantes a medida que avance el juicio. Los mismos podrían llegar a obtener una condena menor debido a la participación que tuvieron en el hecho. Esa acción es llevada a cabo por sus abogados, Fernando Burlando y Fabián Améndola.

juicio
Momento en que la policía captura y traslada a los imputados por el homicidio de Báez Sosa en la localidad balnearia de Villa Gesell. Crédito: eldestapeweb.com.

Caso Fernando Báez Sosa, un crimen que conmocionó al país

El suceso tuvo lugar el 18 de enero de 2020, cuando los acusados asesinaron a golpes a Fernando Báez Sosa en la puerta de un boliche céntrico de Villa Gesell. En base a los hechos descritos en la acusación, a la salida de la fiesta los cinco imputados materiales por el crimen abordaron “por detrás” a la víctima. Así, realizaron esa maniobra “aprovechándose de que estaba de espaldas e indefenso”, para luego concretar en desenlace fatal de ese ataque.

El último accionar de los cinco rugbiers fue “en virtud de la superioridad numérica y física”, por lo que “lo rodean y se abalanzan sobre él”. Esto llevó a la golpiza, ya que “comienzan a propinarle golpes de puño en su rostro y cuerpo” hasta el punto de quitarle la vida. Por otro lado, y según lo relatado por la fiscal Verónica Zamboni, los otros tres involucrados “también participaron premeditadamente de la agresión”.

Esa determinación se vincula a que con “previo acuerdo y distribución de tareas” rodearon a la víctima cuando estaba junto a sus amigos. Por lo tanto, “impidieron de ésa forma que éste pudiese defenderse por sí solo e incluso recibir defensa por parte de sus amigos y/o terceros”, explicó la fiscal. Es así que el brutal ataque “provocó su deceso de forma casi inmediata, al causarle un paro cardíaco producido por shock neurogénico debido a un traumatismo grave de cráneo”.

Ese encuentro se desencadenó luego de que “minutos antes, al encontrarse en el interior del local bailable, tuvieran un altercado con la víctima”. El ataque quedó registrado por las cámaras de seguridad ubicadas en las inmediaciones del boliche y de varios teléfonos celulares de testigos. Por lo cual, a las horas pudieron ser localizados, identificados y detenidos en la casa que alquilaban cerca de la escena del crimen. 

Además, antes de la detención, se envió un mensaje conciso al grupo de WhatsApp de los imputados por parte de Pertossi: “Chicos no se cuenta nada de esto a nadie”. Eso último demostró que “tenían plena conciencia y conocimiento de que habían causado la muerte de Fernando”, explicó la fiscalía. A lo que añadió: “Pese a lo cual, todos ellos huyeron del lugar, y se escondieron”.

juicio
Los padres del joven asesinado junto a otros familiares y allegados nunca dejaron de pedir justicia y su petición siempre fue la de la pena máxima de cadena perpetua. Crédito: Rionegro.com.ar.

Tres años interminables 

Con la fecha del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa ya establecida, sus padres, Graciela Sosa y Silvino Báez, viven los días previos a puro nervios y tristeza. Su vida cambió para siempre hace casi tres años con un simple llamado telefónico, el cual les brindó con poca claridad que su hijo estaba en el hospital. Luego de poca precisión llegó, minutos más tarde, la peor noticia de todas: su hijo Fernando estaba muerto.

Desde aquel fatídico 18 de enero de 2020, tanto Graciela como Silvino no descansaron en su petición y búsqueda de justicia. “Falta poco y mi cabeza ya está centrada en eso”, indicó la madre a una importante cadena televisiva argentina. 

Por otro lado, el abogado Fabián Améndola, quien encabeza la querella junto a Fernando Burlando, confesó que los padres se van a hospedar en un hotel de Dolores. Esta decisión se tomó con el objetivo de estar presente durante todo el juicio.

A su vez, el propio abogado defensor explicó que “obviamente, están muy ansiosos y doloridos por esto que significa resolver todo”. Por su parte, el padre dio a conocer la cuenta pendiente que le quedó junto a su esposa para con los acusados: “Queremos escucharlos”. Además detalló que “queremos escuchar su palabra. Nos imaginamos todo. Espero tener la fuerza para escucharlos y saber que dicen”.

De igual modo, aseveró que quiere saber la verdad sobre “qué pasó esa noche, por qué eran tan malos, por qué le pegaron a traición”. La postura del padre del joven asesinado se basa en que en el juicio de enero será la primera vez que los acusados brinden su versión del caso. Sin embargo, y más allá de la postura del padre por saber lo que dirán los deportistas, insistió con su solicitud: “Queremos perpetua”.

A pesar de que el crimen ya ha cumplido casi tres años, el mismo conmovió y movilizó a todo el país en búsqueda de justicia. En ese marco, Silvino agradeció la participación de toda la sociedad. “Es inmensa la gente que nos apoya. Te dicen: ‘Estamos con vos, esperamos que llegue el juicio, cualquier cosa avísennos que paramos el país”, detalló el padre. Es así que los ocho detenidos en la Alcaidía Departamental N° 3 de La Plata, en Melchor Romero, sabrán el próximo mes su sentencia final.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto