Dic 29, 2022 | Cultura

“Che Impro”, el arte de la improvisación en Corrientes

Nota al Pie habló con el fundador y director de una de las propuestas más solicitadas de la capital provincial, Ezequiel Maidana. El entrevistado se refirió a los inicios, al género artístico y a las satisfacciones de cada función.
"che Impro"
El grupo comenzó con muy pocas personas y con el tiempo se sumaron otras, por lo que hoy son 23. Crédito: Sebastián Molina

No es necesario googlear la palabra improvisación para saber de qué se trata. Todas las personas en algún momento han salido de situaciones poco cómodas al poner en práctica acciones que no fueron del todo planeadas. Sin embargo, hay quienes hacen de la improvisación un arte cómico sobre las tablas. 

Tal es el caso del grupo correntino de improvisación teatral Che Impro, que nació hace dos años con la intención de rescatar esta disciplina escénica. Con el tiempo, se transformó en una de las actividades más solicitadas de la capital correntina. 

Nota al Pie dialogó con el director y fundador de la propuesta artística, Ezequiel Maidana, quien dijo que “no solo se trata de un grupo que hace improvisación”. Al respecto, explicó que “también implica exponerse, relajarse mucho, tener confianza y reírse mucho de lo que pueda surgir en el momento”.


La última función del año se realizó con 11 artistas en el Espacio Mariño, en la capital correntina. Se enmarcó dentro de la temática del mundial y fue el puntapié inicial para que les artistas desplegaran su talento y crearan personajes y situaciones en el momento. La consigna fue clara: sin vestuario, sin escenografía, sin libreto y a la cuenta de “3, 2, 1, Che Impro”.

Claves de confianza

A la hora de improvisar es válido imaginar ser una vaca, un dragón o recrear un picnic en el bosque con la tía Peruca. Sin embargo, para que la escena funcione debe haber mucho más que imaginación: entre les artistas la clave es la confianza.

“Es uno de los elementos más importantes en la improvisación; es lo que te permite la conexión con tus compañeros”, aseguró Maidana. A su vez, agregó que “es difícil lograr eso en un grupo porque son ellos los que te van a ayudar si te quedas en blanco o no sabes cómo avanzar”.

Che Impro ya cuenta con dos grupos de artistas y cada vez son más quienes desean subirse al escenario. Se trata de una de las propuestas más liberadoras y alocadas que no necesita de una historia escrita, sino que “solo se necesitan ganas de jugar”.

Cada presentación es única, y es el resultado de todo un equipo que va hacia el mismo lado. “Le pongo todo de mí para que los chicos se sientan cómodos y pueda estar todo en armonía y entre todos poder ir hacia el mismo lugar”, manifestó el director. Asimismo, reconoció: “Todo es más fácil porque ellos me acompañan en cada detalle y hacen que todo funcione”.

Construir sobre el escenario

En cada una de las presentaciones, el público juega un rol fundamental ya que es el que marca el horizonte de la muestra. Es decir, las presentaciones se componen en gran medida de situaciones, personajes y características que les espectadores piden en el momento.

"Che Impro"
Maidana reconoció que detrás de cada espectáculo hay mucha gente que aporta lo mejor de sí para obtener buenos resultados. Crédito: Sebastián Molina.

“Siempre se nota una energía muy linda desde el público y eso es sumamente importante para los que están arriba del escenario, y nuestro público siempre nos hace el aguante”, remarcó Maidana. Asimismo, rescató la interacción entre les artistas tanto arriba como abajo del escenario.

“Compartimos un montón de cosas que hacen al compañerismo, y eso también es un condimento para tener un buen resultado en las funciones”, sostuvo el director. 

Cabe mencionar que Maidana creó este espacio para que, desde sus conocimientos, otres puedan canalizar sus energías a través del arte de la improvisación. “Muches no sabían qué era, pero fueron al taller buscando algo y encontraron un espacio que los hace sentir bien, que los deja cómodos”, expresó. En este sentido, agregó que “pueden hacer arriba del escenario algo, que desde el prejuicio creían que no podían hacerlo”.

Improvisación: una filosofía de vida

La propuesta de quienes integran el grupo artístico Che Impro, es hacer reír y divertirse a partir de la experimentación. El arte de poder expresarse sobre un escenario es para quienes lograron romper con la barrera de la timidez y mostrarse en situaciones cómicas que no siempre se ponen en práctica en la vida real.

Sin embargo, estos talleres artísticos nutren a sus protagonistas de herramientas para afrontar situaciones cotidianas. “Siempre digo que no solo es un taller de teatro, sino también una filosofía de vida”, aseveró Maidana. Así, les improvisadores “comienzan a aplicar cosas en el trabajo, en las relaciones, en la familia, y a afrontar un montón de situaciones”.

Agregó que “hacer improvisación es una herramienta que te ayuda a gambetear un montón de cosas, que hace que te arriesgues y ver qué sale de eso”. Asimismo, comentó que recibe muchas devoluciones de les artistas cuando aplican estas cosas a la vida cotidiana y que a partir de entonces “comienzan a pasar cosas buenas”.

El arte de romper las barreras

Ezequiel Maidana tiene 32 años, trabaja como personal administrativo y hace una década practica el arte de la improvisación. En el pasado, fue parte del grupo Linfocitos y decidió acompañar una nueva camada de actores y actrices de improvisación. “Si bien ahora estoy más del lado de la dirección ellos me empujan y renuevan mis ganas de seguir con esta propuesta”, expresó.

"Che Impro"
Para años venideros, el grupo tiene pensado participar en competencias y realizar giras regionales. Crédito: Sebastián Molina.

En este sentido, agregó que aún siente la energía del público, de los aplausos y de las risas. “Todo esto es un m ontón para cada actor que está arriba del escenario y verlo en ellos como lo viven hacen que tenga ganas de continuar”, aseguró.

Para finalizar, reflexionó sobre la necesidad de romper con las barreras, dejar atrás los prejuicios y animarse a vivir la experiencia de hacer lo que a une le gusta. “Los invito a que se pongan a prueba a sí mismos. Las excusas o los miedos se corren a un lado cuando te subís a un escenario y lo vas a poder hacer”, comentó.

En este sentido, agregó: “Quizás lo tímido no se te va a ir, pero vas a tener herramientas para afrontar esas situaciones y vas a poder controlar muchas cosas”.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto