Nov 6, 2022 | Cultura

Un homenaje a Leonardo Favio, el artista eterno

El pasado sábado se cumplieron 10 años de su fallecimiento. Es por ello que el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata le dedicó su 37° edición.
Leonardo Favio
El artista falleció el 5 de noviembre de 2012 a causa de una enfermedad autoinmune. Créditos: Minuto Uno

El pasado sábado se cumplieron 10 años del fallecimiento de Leonardo Favio, nacido el 28 de marzo de 1938, Mendoza. Fue un artista completo; productor de cine, director, cantante, actor y compositor. Además, con sus trabajos conquistó al público argentino. Para homenajearlo, el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata le dedicó su 37° edición.

Durante el día de ayer, se proyectaron tres de sus películas: Juan Moreira, en el Teatro Auditorium; El dependiente,  y Nazareno Cruz y el lobo, en el Teatro Colón de la ciudad. Sin embargo, no fueron las únicas actividades. Un panel discutió la obra, el ilustrador Gustavo Sala pintó un mural con un retrato del artista y hubo un concierto en el Museo Mar que contó con la presencia de Nicolás Favio, hijo de Leonardo. Para cerrar, se brindó un espectáculo “Favio Sinfónico”, a cargo de una orquesta. 

leonardo favio
Su hijo Nicolás Favio y su sobrina Luciana Jury estuvieron presentes. Créditos: TELAM

Leonardo Favio, un artista incomparable

El artista narró en “Crónica de un niño solo”(1964), primera parte de una trilogía en blanco y negro, su dura infancia. El cantante fue abandonado por su papá y  vivió sus primeros años en reformatorios y en la cárcel. Dicho trabajo, atrajo a la crítica especializada y su hermano, el escritor y guionista, Jorge Zuhair Jury, colaboró en casi la totalidad de su filmografía.

Durante 1967, en plena dictadura de Onganía, llegó la segunda. “Este es el romance del Aniceto y la Francisca, de cómo quedó trunco, comenzó la tristeza y unas pocas cosas más…”. Fue interpretada por Federico Luppi, Elsa Daniel, María Vaner -su primera mujer- y Edgardo Suárez.  Gran parte de la crítica consideró esta obra, como su mejor película. 

En 1969, estrenó el cierre de la trilogía: El dependiente. En ella actuó Graciela Borges, Walter Bidarte y Edgardo Suárez. Se trata donde casi todo sucede en el patio de una casa donde empieza el romance. Otro tanto ocurre en el interior de un local, y un poco en una vereda. Aunque no contó con apoyo oficial, Favio aprovechó para desarrollar su carrera musical. Tiempo después, su música se internacionalizó. Su disco Fuiste mía un verano le valió su fama como cantante.

A inicios de los 70, volvió a las pantallas a todo color con dos películas apasionantes. En 1973, estrenó Juan Moreira; la cual se basó en la novela de Eduardo Gutiérrez. La misma cuenta la vida trágica del célebre gaucho bonaerense. 

leonardo favio
El artista tuvo participaciones en sus propias películas y en ajenas. Crédito: Minuto Uno

Ya con Perón en el poder, lanzó Nazareno Cruz y el lobo, basada en la leyenda del séptimo hijo varón que deviene hombre lobo. En julio de 1976 llegó a estrenar Soñar, soñar, con Carlos Monzón y Nora Cullen

En 1993 llegó Gatica, el Mono, que narra la trágica vida del boxeador José María Gatica, y recrea la emblemática escena del encuentro con Perón: “General, dos potencias se saludan” 

A finales de la década estrenó su documental Perón, sinfonía del sentimiento. La misma fue estrenada con entrada gratuita el 6 de enero de 2000 en el cine Atlas Recoleta, y se exhibió en eventos sociales y políticos. La película fue dedicada a la memoria de Héctor Cámpora, Hugo del Carril, Ricardo Carpani y Rodolfo Walsh. En 2008, Favio realizó Aniceto, una reversión musical de la película que cerraba la trilogía blanco y negro, con título simplificado. Además, participó en películas propias y ajenas. Ejemplo de esto último fue Fin de fiesta, Martín Fierro o Dar la cara

El 5 de noviembre del año 2012, murió a causa de una enfermedad autoinmune. Sin embargo, sus obras lo hicieron eterno.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto