Sep 27, 2022 | Sociedad

Vecina rompehuevos: ¿cómo abordar problemáticas vecinales en un edificio?

En los últimos días se viralizó un video en el que una mujer arroja huevos a las puertas de sus vecines. Nota al Pie entrevistó a Diego Gallione, especialista en consorcios, quien comentó cuáles son los conflictos más comunes y cómo actuar frente a ellos.
Hace unos días se viralizó en redes el video de una mujer arrojando huevos contra la propiedad de sus vecines. Según les residentes es un hecho recurrente en el edificio, siempre perpetrado por la misma inquilina. Crédito: Diario San Rafael.

Días atrás se viralizó, tanto en los medios de comunicación masiva como en redes sociales, un video en el que se ve cómo una mujer arroja huevos contra las puertas de los departamentos de sus vecines. El hecho quedó registrado en una cámara de seguridad ubicada en el interior del edificio de la ciudad de Adrogué, en la zona sur del conurbano bonaerense. 
Para conocer cómo abordar estas problemáticas vecinales, Nota al Pie entrevistó a Diego Gallione, secretario de la Asociación Civil de Defensa al Consumidor de Bienes y Servicios para la Propiedad Horizontal (ADEPROH). La entidad, creada en el año 1996, se aboca a atender los derechos de residentes en propiedad horizontal.

¿Cuáles son los conflictos más habituales entre miembros de un consorcio?

Las problemáticas más habituales entre los miembros de un consorcio, es decir entre propietarios, por lo general se dan en las asambleas, en lo que tiene que ver con reparaciones. Generalmente se da cuando hay filtraciones en donde ellos piensan que le tienen que reclamar al propietario del cual ellos piensan que es de donde proviene el agua que le ingresa o cae. Ellos no se han dado cuenta que por tratarse de partes comunes por el artículo 2041 del Código Civil y Comercial, se lo tienen que reclamar al consorcio. 

En lo que es asambleas, los conflictos surgen cuando no se unen para resolver problemas, sino que quieren resolver cosas personales. Ahí es cuando surgen conflictos entre consorcistas.

¿Surgen problemáticas vecinales vinculadas a las expensas?

Así es, otro de los problemas es el tema de las deudas. Nosotros siempre decimos en los cursos que los juicios ejecutivos de expensas debieran ser en una segunda instancia. Lo primero que hay que procurar hacer es llegar a un convenio de pago con el vecino. 

Nosotros siempre recordamos que cuando tenemos un problema, vamos y acudimos a un vecino. Todos podemos tener un problema económico, financiero, humano, psicológico que nos llevan a no poder pagar las expensas. Como somos parte del consorcio, tenemos que procurar llegar a un acuerdo de pago en cuotas, caso contrario se puede, a la larga, perder ese bien. Es mejor lograr un acuerdo para que no se sume más costo a la deuda que ese vecino ya tiene.

Diego Gallione brinda clases gratuitas para la resolución de problemas entre habitantes de un mismo edificio. Según el especialista, “solamente con la educación y los controles se resuelven los problemas entre vecinos”. Crédito: ADEPROH.

¿De qué modo se pueden abordar los conflictos? 

Todo conflicto nosotros lo abordamos a través de cursos. Hoy por hoy tenemos una Escuela de Consorcistas donde impartimos clases los días lunes de forma gratuita. Mediante la formación, los concurrentes van aprendiendo el modo más simple y más correcto para poder gestionar problemáticas.

Les damos siete clases en donde enseñamos cada una de las temáticas, tales como reparaciones, asamblea, concejo, vecindad y aspectos legales. Mediante este curso, quienes concurren aprenden sobre sus derechos y sobre sus obligaciones. Solamente con la educación y los controles se resuelven los problemas.

En un vídeo recientemente difundido se observa a una persona arrojando huevos contra las puertas de otres integrantes del consorcio. ¿Cómo se debe abordar una situación de esas características?

En ese video que se vio en los medios hay que observar diversos aspectos. En primer lugar habría que ver si la persona que arroja huevos es inquilino. Si lo es, por el artículo 2069 del Código Civil y Comercial, que establece las infracciones, cualquier propietario o administrador puede pedir un juicio de desalojo por las reiteradas acciones que está tomando. 


En el caso de que se trate de un propietario, todos los daños que cause a las partes comunes, tales como paredes, techos y pisos, eso se debería limpiar. Hay que dejar un registro filmado y se lo pone como gastos particulares en las expensas. Si no las paga, pueden iniciarse acciones que deriven en un remate judicial. 

Si dañan o manchan las partes privativas, como lo son las puertas, eso está contemplado en el artículo 2043 del Código Civil. El propietario puede iniciar una acción por un daño a una propiedad privada en contra de quien cometió esa acción.

¿Existen estadísticas de conflictos vecinales entre miembros de un consorcio? 

Nosotros en nuestra entidad no contamos con datos estadísticos. El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires podría tener algunos datos a través del Registro Público de Administradores. Algunos datos podría tener la Defensoría del Pueblo, en su área de conflictos vecinales.

Según Diego Gallione, los conflictos más habituales entre consorcistas se dan ante problemas de reparaciones. Al respecto, el especialista comentó que estas situaciones no suelen abordarse adecuadamente. Crédito: poliser.com.

¿Podrías brindar tips para abordar exitosamente problemáticas vecinales?

La clave está en el asesoramiento y en el conocimiento. Toda problemática vinculada a partes comunes deben ser abordadas por el consorcio a través del administrador y no mediante los propietarios. 

Temas como filtraciones, ruidos, rajaduras, esos reclamos deben dirigirse al consorcio. Si hay algún tema entre propietarios, debiera resolverse entre ellos o bien en una asamblea. 

En lo que tiene que ver con las asambleas, nosotros asesoramos a la gente para explicarle en qué consiste una asamblea. Nosotros procuramos que en las asambleas se unan para obtener un beneficio propio porque si el consorcio se desvaloriza, se desvaloriza también la propiedad.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie